| Artículos | 01 FEB 2005

6 Consejos maestros para FileMaker

Compartir

Chris Kubica.
FileMaker Pro 7 se ha convertido con rapidez en una bendición y al mismo tiempo en una pesadilla tanto para los aficionados como para los desarrolladores. Una bendición debido a los cientos de nuevas características y una pesadilla porque incluso los desarrolladores más experimentados se sienten como si fuesen nuevamente unos usuarios noveles del programa.

En vez de pasar horas sumergido entre libros blancos, resúmenes técnicos, manuales de usuario y una completa biblioteca de referencia para aprender las novedades más interesantes de FileMaker Pro (349 EUR; www2.filemaker.fr/spain), a continuación te mostramos las seis formas más potentes de sacar partido de dichas características desde el principio y con mayor rapidez.

1- Consigue que otros puedan descifrar tu código
Si sufres algún percance y debes permanecer en recuperación durante unos cuantos meses (algo que esperamos que no llegue a pasarte nunca), entonces seguramente desees que tu sustituto no tenga problemas para entender tu código. FileMaker Pro 7 te permite añadir comentarios que te permitan explicar, minuciosamente, cómo funciona la base de datos.
Aunque ya hubieses añadido comentarios anteriormente a los scripts, ahora puedes añadirlos también a la definición de los campos y a las fórmulas de cálculo. Para añadir un comentario a un campo sólo debes escribirlo en la caja Comentarios cuando definas dicho campo (justo debajo del recuadro de Nombre de campo). Puedes ver estos comentarios utilizando el comando Archivo:Definir:Bases de datos. A continuación pulsa sobre la lengüeta Campos y cambia el estado de la columna Opciones/Comentarios para que los comentarios sean visibles.
En las definiciones de los campos de cálculo es posible convertir cualquier línea de código en un comentario si se escribe // al inicio de la línea. Esto resulta útil tanto para explicar cómo funciona una fórmula y también para desactivar temporalmente algunas partes de dicha fórmula mientras que estés haciendo pruebas.

2- Gestionar datos con los campos Contenedores
Los campos Contenedor siempre han representado la mejor opción para almacenar información no textual en la base de datos (como por ejemplo los logotipos de la compañía, anotaciones de sonido, o vídeos sobre las representaciones teatrales de los niños en el colegio). Con el simple uso de los contenedores de FileMaker Pro son muchas las compañías que han podido crear vastos archivos audiovisuales, incluso completos museos en línea y catálogos de productos.
En la nueva versión FileMaker Pro ha potenciado aun más los campos contenedores y de hecho se puede almacenar prácticamente cualquier tipo de archivo en este tipo de campos. De este modo no tienes por qué gestionar los documentos relacionados con cada cliente en un archivo independiente de la red; sino que bastará con que los arrastres directamente sobre el registro.
Truco: también puedes almacenar los diseños de FileMaker en los campos contenedores. Pruébalo: cambia al modo de Diseño, selecciona y copia todos los objetos del diseño, vuelve al modo de Navegación y pégalos en un campo contenedor. A continuación copia los datos del campo contenedor en un nuevo diseño vacío (uno que contenga referencias a la misma tabla). Puedes utilizar esta técnica para compartir tus objetos de diseño con otros desarrolladores y usuarios de la red. Es un modo fantástico de replicar los objetos del diseño con rapidez.

3- Introducción de datos a prueba de fallos
Conseguir que los usuarios introduzcan la información de forma consistente cada vez que utilicen la base de datos no resulta una tarea sencilla. Por ejemplo, ¿de cuántas formas diferentes piensas que se puede introducir un número telefónico (con guiones, con paréntesis, con barras, y todo esto en diferentes países)?
Ahora puedes estandarizar este tipo de entradas creando un sencillo cálculo de auto-introducción que encontrarás en el cuadro de diálogo Auto-Enter en la definición de un campo de introducción de datos. (No olvides desactivar la opción Don Not Replace Existing Value Of Field [If Any]. De lo contrario, FileMaker reaplicará el formato cada vez que el usuario edite el campo.) Por ejemplo, de este modo puedes asegurarte de que el número de teléfono siempre se formatee con el estilo 123 45 67 89, sin importar cómo lo haya introducido el usuario.
Prueba las nuevas funciones de formateado de texto
¿Siempre has querido poder controlar dinámicamente el color, estilo y fuente en los contenidos de los campos? Por ejemplo, ¿no hubiese sido fabuloso si el texto del campo de estado de tu base de datos de gestión pasase a estar en negrita y de color rojo cuando hubiese pasado la fecha de vencimiento? Con las nuevas funciones de formateo de texto de FileMaker ahora sí puedes hacerlo.
También puedes utilizar las funciones de estilo de texto para destacar las palabras o frases clave de un campo que contenga un largo bloque de texto. Por ejemplo, si vinculas el campo de cálculo Auto-Enter Substitute (TextField; “Steve Jobs”; TextStyleAdd (“Steve Jobs”; Bold)) a un campo cuyo nombre sea TextField, entonces todas las instancias de Steve Jobs de dicho campo aparecerán en negrita. Otras de las nuevas funciones de estilo permiten controlar el color, fuente, estilo y tamaño. Ahora también puedes utilizar más funciones de formato de texto para eliminar los estilos de textos.

4- Haz magia con Múltiples ventanas
FileMaker ya no te limita a que tengas que representar un diseño en una tabla en particular cada vez. Digamos que quieres buscar en tu tabla de Facturas todos los pedidos realizados desde Barcelona. Sencillo, ¿verdad? Pero, ¿qué sucede si quieres comparar al mismo tiempo todos los pedidos realizados tanto desde Barcelona como desde Sevilla?
En las anteriores versiones de FileMaker esta operación requería realizar un montón de triquiñuelas por parte del desarrollador. Ahora sólo debes realizar la búsqueda inicial y seleccionar la opción Nueva ventana en el menú Ventanas. Podrás ejecutar una consulta completamente distinta sobre la tabla de Facturas y comparar los resultados en ventanas independientes.
Consejo: También puedes abrir una nueva ventana para ejecutar múltiples acciones de script sobre múltiples archivos y tablas en segundo plano (por ejemplo, cuando ocurre al ajustar la posición de la ventana con un valor negativo, como -1.000) Otro uso que puedes hacer de la característica Nueva ventana consiste en crear cuadros de diálogo desplegables personalizados añadiendo el paso New Window a un script.

5- Utiliza los parámetros de script para crear código más limpio
Los parámetros de script te permiten reducir significativamente el número de líneas de código que escribas en ScriptMaker. Básicamente un parámetro de script es una partícula de código que se puede enviar al script al pulsar sobre un botón. Pongamos por caso que tienes 20 botones de navegación con sus correspondientes scripts, todos son idénticos a excepción de que cada uno presenta al usuario un diseño distinto. En FileMaker 7 puedes hacer que cada botón pase la identidad del diseño de destino a un script como si fuese un parámetro de script. Entonces el script utiliza el paso de script Go To Layout especificando la identidad del dise

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información