| Artículos | 01 MAY 2000

Adobe InDesign 1.5

Aplicación para diseño y autoed

Compartir

Daniel de Blas.
La presentación de InDesign 1.0 en junio del año pasado, como una herramienta para sustituir a QuarkXPress “a la mitad de precio”, fue muy celebrada el entorno de la autoedición. Muchos profesionales y empresas se han planteado desde entonces la posibilidad de llevar a cabo una migración a una aplicación desconocida, sobre todo después de tantos años en los que XPress ha sido siempre la referencia indiscutible de la autoedición profesional. Tras probar la versión 1.0 se pudo constatar que, aunque no era ni mucho menos el “mata Quark” que se esperaba, Adobe por fin tenía un rival con algunas posibilidades.
El anuncio de la versión 1.5 ha sido de nuevo una gran noticia, ya que pone de manifiesto que Adobe no tiene ninguna intención de rendirse y ofrecerá al usuario de Quark un producto cada vez más atractivo.
Requerimientos. Una de las críticas más importantes que se le hizo a la primera versión fueron los abusivos requerimientos de procesador y memoria de la aplicación. Mientras que Quark puede funcionar con agilidad en cualquier Power Mac, para que InDesign lo haga se necesita un G3 y se recomienda (no sin razón) a quienes vayan a hacer un uso intensivo de la aplicación utilicen un Power Macintosh G4. La versión 1.5 beta (aunque muy avanzada), que Macworld ha podido probar, no ofreció signos de haber avanzado mucho en este sentido y sigue siendo excesivamente lenta, siendo necesario exprimir los recursos de la máquina para trabajar con comodidad. No obstante, Adobe parece ser consciente de este problema y ha incorporado el llamado Gestor de módulos, mediante el cual se pueden activar y desactivar módulos de la aplicación y gestionarlos, a imagen y semejanza del gestor de extensiones. De este modo se puede lanzar un InDesign “mínimo” para ahorrar recursos y aumentar algo la velocidad de funcionamiento.

Muchas novedades
Dejando a un lado los requerimientos, InDesign ha incorporado un gran número de nuevas funciones y herramientas (hasta un total de setenta mejoras, según Adobe). Algunas de ellas han sido la respuesta a las demandas de los usuarios tradicionales de XPress y otras suponen avances “originales” de Adobe o funciones heredadas de otras aplicaciones del desarrollador.
Cambios en las paletas de herramientas. La nueva versión de InDesign ha adaptado la paleta principal de herramientas para dar acceso a las nuevas funciones y puede disponerse de forma tradicional (en vertical en dos filas), o en una fila en vertical o en horizontal. Como es habitual en las aplicaciones de Adobe, al acercar el ratón a alguna de las herramientas de la paleta el programa muestra una pequeña leyenda con el nombre de la herramienta y su atajo de teclado asociado. Otra de las paletas que ha sido modificada en su aspecto es la de páginas, que ahora permite mostrar las páginas maestras en la parte superior o inferior y definir distintos tamaños para las miniaturas de éstas.
Colores e imágenes flexibles. InDesign ha ampliado considerablemente las herramientas y paletas para la aplicación de color. Una de las incorporaciones más llamativas se encuentra en el cuentagotas, que permite extraer colores incluso de las imágenes en mapa de bits para aplicarlos a cualquier elemento. También hay una mayor integración entre la paleta de muestras y la de color, y una mayor flexibilidad en la forma en que se ven las muestras.
En cuanto a las imágenes, ahora es posible asignar independientemente en cada una de ellas, el nivel de detalle con el que se muestran en pantalla (como imágenes en baja o en alta resolución, como un rectángulo gris o con la resolución optimizada automáticamente por la aplicación). Se trata de una posibilidad muy interesante, ya que permite disponer de más detalle en donde sea necesario sin la ralentización que se producía en la primera versión al tener que definir en las preferencias el nivel de detalle para todas las imágenes del documento.
Texto en trazado. Se trata de una función que ya se encontraba presente en Illustrator y que Quark había incorporado en XPress 4. No obstante, la herramienta de InDesign 1.5 incorpora algunas opciones interesantes para ajustar y distorsionar el texto de distintas formas que no se encuentran ni en Illustrator ni en QuarkXPress.
Alineación vertical. La ausencia de la posibilidad de definir la alineación vertical del bloque de texto dentro de la caja fue otra de las críticas que se hicieron sobre la primera versión de InDesign y que ha sido corregida en la versión 1.5, que ahora permite asignar los mismos tipos de alineación vertical que QuarkXPress.
Herramientas de dibujo. InDesign 1.5 incluye las herramientas de lápiz, tomadas de Illustrator 8, que permiten dibujar trazados a mano alzada, e incluyen una herramienta para borrar partes de un trazado y otra para suavizar las esquinas. Adicionalmente, en la nueva versión se pueden seleccionar varios puntos de un trazado de forma simultánea con la herramienta de selección directa, al contrario que en InDesign 1.0, que sólo permitía editar un punto del trazado o el trazado completo. También se ha incorporado la herramienta de Transformación libre, que permite girar, escalar y distorsionar de la misma forma que su homónima de Illustrator 8.
Cuentagotas sin límites. La herramienta de Cuentagotas de InDesign 1.5 no se limita a las opciones clásicas para aplicar colores, sino que permite trasladar estilos entre bloques de texto y se puede configurar para definir qué atributos (colores de relleno, de contorno, estilos de caracter y de párrafo) se trasladarán de unos elementos a otros.
Estilos de impresión y PDF. Se trata de dos opciones muy interesantes si tiene que generar documentos PDF para diversos soportes o si utiliza varias impresoras. Los estilos PDF permiten crear conjuntos de preferencias para crear documentos PDF con distintas características y pueden ser compartidos por otros usuarios mediante las opciones de importación y exportación. En cuanto a los estilos de impresión se trata guardar conjuntos de perfiles de la impresión para evitar la necesidad de acceder a los ajustes de página y las opciones de impresión cada vez que elige una impresora distinta.

Conclusión
Aunque los aspectos comentados son sólo algunos de los cambios más llamativos introducidos en InDesign, en el manejo de la aplicación se van apreciando muchos más detalles que ponen de manifiesto que se trata de una profunda revisión. Sin embargo, a pesar de que InDesign tiene casi las mismas características que Quark y muchas otras exclusivas, todavía se echan en falta algunas de las virtudes de QuarkXPress en sus esquemas de trabajo. Es por ello que la mejor cura que Adobe podría proporcionar para los escépticos con respecto a InDesign sería un aumento de velocidad de la aplicación y un mayor número de mejoras orientadas a su manejo. InDesign 1.5 es una aplicación muy potente para el diseño, pero QuarkXPress mantiene la ventaja que le proporciona la gran cantidad de usuarios que la utilizan “a la velocidad del pensamiento” en máquinas en las que la herramienta de Adobe apenas podría lanzarse. En cualquier caso, InDesign 1.5 ya dispone de argumentos (no hay que olvidar su precio) para presentarse como una opción a valorar por los diseñadores profesionales.


CALIFICACIÓN: ****/7,8 LO MEJOR: Flexibilidad e integración con otras aplicaciones de Adobe. El precio. LO PEOR: Requ

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información