| Artículos | 01 DIC 2000

AirPort

Trabajar sin ataduras

Compartir

Javier R. Menéndez.
Los productos de conexión inalámbrica en red de Apple se han hecho esperar, pero ya están disponibles en nuestro país para aquellos usuarios o empresas que quieran crear sus redes sin la necesidad de tener que realizar obras para la canalización de los cables Ethernet, utilizar routers, bridges y demás hardware de uso frecuente en la configuración de este tipo de redes.

La tecnología AirPort de Apple está compuesta por dos elementos: la estación base y la tarjeta que deberá instalar en su iBook, PowerBook, iMac o Power Mac, para que se puedan comunicar entre sí por radiofrecuencia. De esta forma se puede compartir una conexión a Internet entre varios equipos en el hogar, acceder a los servicios habituales de la intranet de una empresa o bien prescindir de la estación base y comunicarse directamente con otro ordenador equipado con tarjeta AirPort (17.155 PTA; Distribuidores Autorizados Apple). Y lo más importante, con la libertad que se obtiene al prescindir de los cables, sobre todo en el caso de los usuarios de iBook o PowerBook.
La distancia a la que se pueden comunicar los equipos entre sí, o con una o varias estaciones base, depende de varios factores. No obstante, se estima un máximo de 45 metros, y cada una de las estaciones base permite la conexión máxima de hasta 11 usuarios. La velocidad máxima de comunicación es de 11Mb por segundo, compartida entre todos los clientes que se conecten a una misma estación base.

Estación base
La estación base por hardware (51.284 PTA; Distribuidores Autorizados Apple) tiene un módem interno con las mismas prestaciones que el incluido de serie en los equipos domésticos y profesionales de Apple, y la conexión RJ-11 es la opción básica para que el resto de ordenadores equipados con tarjeta AirPort se puedan compartir una conexión PPP a Internet. También incluye una conexión RJ-45, y esta abre las posibilidades de configuración para la red, adecuándose a las necesidades concretas de cada usuario. Por ejemplo, se puede utilizar para que la estación base se conecte a Internet a través de ADSL, o para que pueda conectar directamente un segundo Mac mediante un cable Ethernet cruzado en el que no se pueda instalar una tarjeta AirPort o cualquier otra tarjeta de comunicaciones inalámbricas compatibles con el estándar IEEE 802.11 (DSSS), como la SkyLine Wireless PC Card de Farallon (distribuida por TESA; www .tesa.es). De este modo puede acceder a dicho Mac desde un iBook que utilice la conexión inalámbrica, y viceversa.
El caso descrito se puede corresponder con la situación de muchos usuarios, pero en las empresas, centros de formación y universidades, también pueden utilizar esta conexión para enlazar una red inalámbrica con el resto de servicios y equipos conectados entre sí mediante Ethernet.
No es estrictamente necesario comprar una estación base para crear y configurar una red inalámbrica. El software del AirPort (actualmente por la versión 1.2), permite que un Mac equipado con esta tarjeta pueda realizar las funciones de estación base por software. Al igual que con su equivalente hardware, puede utilizar el módem del Mac para que el resto de equipos se puedan conectar a Internet, o bien el puerto Ethernet para conexiones ADSL. De hecho, es una solución muy adecuada para el hogar. Eso sí, en el caso de configurar una estación base por software deberá desactivar la característica de reposo automático.

Colocación y configuración
El sitio que elija para la estación base es uno de los principales criterios para conseguir mantener la calidad de conexión de los equipos y también la velocidad. El AirPort opera en la banda de los 3,5 GHz, y como en cualquier sistema de comunicación por radiofrecuencia la señal se puede debilitar en función de cuáles sean los materiales que encuentre las ondas a lo largo de su camino. Los materiales blandos absorben la señal (plástico, cristal o madera) y los materiales duros la reflejan  (por ejemplo, el metal y el cemento).
Como ya sabe, los modelos que soportan la tecnología AirPort incorporan dos antenas y se elige en todo momento la que proporciona una mejor calidad, y la tarjeta dispone de 13 canales a través de los cuales realizar la comunicación. Por omisión se utiliza el 11, pudiendo probar en cualquier momento con cuál se obtiene la mejor calidad en la comunicación. De hecho, los canales juegan un papel muy importante si tiene previsto trabajar con varias estaciones base. Puede configurarlas para que cada una de ellas utilice un canal distinto o bien para que compartan el mismo.
Si va a utilizar varias estaciones base, se recomienda que cada una de ellas utilice un canal distinto, con una separación de cinco canales entre sí. La ETSI (European Telecommunications Standard Institute) aconseja que se utilicen los canales 1, 7 y 13.

Crear una red inalámbrica
En Macworld se ha probado la configuración para el hogar y también para oficinas, instalando una tarjeta AirPort en un Power Mac que hace las veces de estación base. El iBook ha sido el equipo utilizado para instalar la segunda tarjeta y el que ha actuado como cliente para acceso a Internet y para compartir archivos.
La instalación de la tarjeta en ambos casos es muy sencilla. Por omisión se suministra lista para instalar en los iMac, pero en el resto de los modelos es necesario desconectarla de la placa. Una vez insertadas en las ranuras del Power Mac G4 e iBook basta con conectar la antena. Vigile que esté conectada con firmeza, ya que especialmente en el caso de los Power Mac G4 puede darse el caso que al abrir o cerrar la tapa para acceder al equipo ésta se suelte de la tarjeta. A continuación sólo hay que instalar el software suministrado con la tarjeta y seguir los pasos del asistente de configuración el acceso a una red inalámbrica como cliente, configurar una estación base o una estación base por software.

Acceder a una red inalámbrica
Cuando la tarjeta AirPort está activa detectará automáticamente todas las redes inalámbricas disponibles, y podrá verlas y seleccionar la que desee utilizar con el módulo de la barra de controles. En este módulo también puede seleccionar la conexión “De ordenador a ordenador” y la opción “Otra”. Este último es el sistema de conexión que deberá utilizar para acceder a las redes inalámbricas de terceras partes en las que el nombre de red permanece invisible para otras redes inalámbricas. Deberá introducir de forma exacta el nombre de la red y la contraseña de acceso.
Como se comentó anteriormente, la velocidad dependerá de cuántos clientes estén accediendo de forma simultánea a la estación base, de la distancia a la que esté situado el equipo cliente con respecto a la base, y del tipo de materiales con los que se encuentren las ondas en su viaje de uno a otro extremo. En las pruebas se pudo navegar por Internet a una velocidad realmente buena, aunque el vídeo y el audio no se reprodujeran con toda la suavidad y calidad deseable. Esta velocidad de conexión se verá mermada si se utiliza el ordenador para copiar simultáneamente un archivo de un servidor AppleTalk.

Experiencia AirPort
Seguramente un centro de formación, universidad o las pequeñas empresas encontrarán numerosas opciones de configuración y aplicación de las redes inalámbricas. Desde el punto de vista del &

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información