| Noticias | 18 DIC 2000

Apple desglosa su situación económica

Un informe global del estado financiero de Apple muestra que, a pesar de que la compañía ha experimentado un crecimiento del 30 por cien (como resultado de un incremento del 32 por cien en las ventas de ordenadores), el endurecimiento de la competencia en el mercado y las preocupaciones por la aceptación y las fechas de lanzamiento de Mac OS X están generando diversos interrogantes sobre el futuro.

Compartir

Daniel de Blas


Entre los datos financieros del informe se encuentran algunos de especial interés.

El valor neto de las ventas crecieron un 30 por cien con respecto a 1999 y los ingresos netos crecieron un 31 por cien.

Los márgenes brutos se mantuvieron estables alrededor del 27,5 por cien con tan sólo un ligero descenso de medio punto.

Los gastos en investigación y desarrollo crecieron un 21 por cien con respecto al año anterior y los gastos en publicidad crecieron un 35 por cien, pasando de 208 a 281 millones de dólares.

La compañía gastó cerca de 90 millones de dólares en el jet privado de Steve Jobs. La mayor parte de este gasto no es deducible.


La compañía vendió un total de 2,2 millones de unidades de iMac (lo que supone un incremento en 400.000 unidades con respecto al año 99), 545.000 iBook, 1,3 millones de Power Mac G4 (lo que supone un incremento del 3 por cien) y 383.000 unidades de PowerBook (un once por cien más que en 1999). Con respecto al G4 Cubo, se vendieron 107.000 unidades desde que fue lanzado a finales de julio.

Las ventas en Estados Unidos han representado alrededor del 55 por cien de las ventas totales de la compañía. Los mayores incrementos en ventas han tenido lugar en Japón (con un crecimiento del 57 por cien) y en Europa, donde las ventas netas han crecido un 38 por cien.

Mirando hacia el futuro
Más allá del tropiezo sufrido en su último trimestre fiscal del año pasado y el anticipo de las pérdidas para el primer trimestre del presente año, Apple ha anticipado que prevé que en el año 2001 las ventas totales descenderán entre los 6.000 y los 6.500 por debajo de las del presente año. No obstante, sí ha anticipado que espera volver a arrojar beneficios durante los tres últimos trimestres de 2001.

La competencia cada vez más feroz
El informe 10-K sugiere que la competencia en el mercado de los ordenadores personales se endurecerá todavía más en el 2001, con una política de precios más agresiva y una presión a la baja sobre los márgenes. También se sugiere que Apple puede verse obligada a entrar de algún modo en el mercado de los dispositivos para Internet.

Asimismo, Apple ha señalado que, aunque su línea de productos se encuentra en buena forma, los retos para el próximo años son muy importantes. Según cita el informe: “El éxito en la introducción de nuevos productos depende de varios factores, incluyendo su aceptación por el mercado, la habilidad para asumir el riesgo asociado con la transición entre gamas, la disponibilidad de aplicaciones, la gestión efectiva del inventario par hacer frente a la demanda y el riesgo de que los nuevos productos puedan tener algún defecto de fabricación o de otra índole en las primeras fases de producción”.

Disponibilidad de chips
Otro de los puntos que aborda el informe se centra en la importancia que tiene la capacidad de los suministradores de chips, IBM y Motorola, para ofrecer nuevos procesadores en cantidades suficientes. Según dice: “La compañía ha sido informada por sus suministradores de la disponibilidad de procesadores más rápidos, aunque no han asegurado la fecha exacta o la capacidad para suministrar en cantidades suficientes. La imposibilidad de contar con procesadores más rápidos podría tener un impacto negativo en los resultados de la compañía y su situación financiera.


Los comentarios y detalles financieros, forman parte del informe anual “10-K” requerido por la Securities and Exchange Commision (el equivalente a la Comisión Nacional para el Mercado de Valores). Se trata de un informe anual sobre el estado económico de una compañía, habitualmente más detallado que el informe anual que se entrega a los inversores y que debe ser entregado en un plazo máximo de 90 días tras el cierre del año fiscal. <

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información