| Noticias | 30 JUN 2015

Apple Pay tendrá una gran proyección en España

Pese a que el mercado sigue marcado por el pago en efectivo, tranferencias y con tarjetas de débito y crédito, aumenta el uso de los métodos no tradicionales, según un informe. Apple Pay, sin apenas haber llegado a Europa, está considerada como una de las opciones con mayor proyección de entre las existentes para dispositivos móviles.

Compartir

Apple Pay datafono
ComputerWorld

Los métodos de pago más utilizados en nuestro país siguen siendo el dinero en efectivo (utilizado por el 100% de los españoles), la tarjeta de débito (90,8%), el pago por transferencia (85,8%) y la tarjeta de crédito (76,6%). Datos como estos se extraen del informe Los medios de pago, un paisaje en movimiento, del Centro del Sector Financiero de PwC e el IE Business School.

 

No obstante el uso de nuevas fórmulas como el Paypal van aumentando. En este caso más de la mitad de los usuarios asegura haber utilizado Paypal antes que los cheques o talones (38,8%) y del cargo a la factura del móvil (25%), mientras que Apple Pay, sin ni siquiera haber llegado a Europa, está considerada como una de las opciones con mayor proyección. Otras fórmulas como las tarjetas virtuales o el contactless también son utilizadas pero en menor medida, por el 18% y el 15,2%, respectivamente.

 

La relación entre las distintas formas de pago y el volumen de los importes a abonar es analizado también en el informe, Normalmente los usuarios están dispuestos a abonar cualquier cantidad de dinero, aunque sí parece que la resistencia a operar con un determinado medio de pago aumenta conforme sube la cantidad. Destaca el caso del efectivo y la factura móvil, donde el 51% y el 82% de los encuestados no pagarían un importe elevado. En el caso de las nuevas formas de pago la que menos confianza inspira, siempre para cantidades altas, es la tarjeta contactless.

 

Pero, ¿qué hace que un usuario elija un medio u otro a la hora de pagar? La respuesta es que esperan cosas como la utilidad, comodidad, seguridad y garantía. En este último ámbito, el de la confianza, el 81% de los usuarios aseguran que los bancos son el agente que más garantías le genera, por delante de las compañías tecnológicas (64,4%) y las empresas de telefonía (53,8%).

 

Ante la creciente proliferación de pagos a través de internet y del teléfono móvil, los bancos no solo tiene que defender sus nichos de negocio actuales, sino que pueden atacar otros territorios de nuevos ingresos. Del estudio se desprende que la evolución futura del sistema de medios de pagos estará condicionada por dos grandes elementos transversales: la regulación y la seguridad.

La regulación, que tiene un gran impacto en los modelos de negocio, se desarrolla en distintas capas (sectoriales, de canal, de producto, etc.) y está muy fragmentada geográficamente. La seguridad es otro factor clave, en el que intervienen elementos objetivos (hasta qué punto las transacciones son realmente seguras) y también subjetivos (la percepción, cierta o no, de la realidad). Ningún medio de pago nuevo prosperará si el usuario no está convencido de que su dinero no corre peligro.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información