| Artículos | 01 MAY 2000

Babel informática

Compartir

Fran Iglesias.
Confundido por la jerga técnico-anglófona que aparece en la publicidad de los productos informáticos? ¿Insegura ante la compra de algún nuevo periférico? La guía Planeta Mac “Hable como un responsable de márketing para usuarios de a pie” te permitirá traducir la información de los fabricantes a un idioma comprensible.

Donde dice “digo” dice “Diego”
Por ejemplo, un programa cuya “interfaz de ventana única le permite concentrarse en su trabajo y reducir elementos distractores” es que no puede abrir varios documentos a la vez. Si una tecnología es “propietaria” es probablemente incompatible con otras, por lo que conviene examinarla con precaución. Aparte del hecho de constatar la creciente deshumanización de la técnica, que permite que pasen cosas como que una tecnología pueda ser propietaria de una empresa, en vez de lo inverso, que una empresa posea diversas tecnologías.
Las nuevas versiones de programas y productos suelen presumir de una larga lista de prestaciones “mejoradas” (enhanced features), como velocidad mejorada, rendimiento mejorado, redibujado mejorado, etc. El problema es que no se suele indicar de forma precisa cómo se han mejorado, y ya se sabe que los criterios de excelencia son relativos: ¿quiere decirse que lo hace mejor pero mucho más lento? ¿O tal vez es que lo hace más rápido pero mal?
Una forma de indicar las mejoras es diciendo que algo es un tanto por ciento mejor que antes. Si te paras a pensar en lo que significa un tanto por ciento puedes hacerte una idea más objetiva. Por ejemplo, si un programa tiene un 20% más de estabilidad que antes, es que hay un 80% de fuentes de error sin solucionar. Si algo va un 10% más rápido quiere decir que tardará 9 segundos en terminar algo que antes le llevaba 10.

Se habla inglés por señas
Cuando una compañía bautiza una de sus tecnologías como Smart quiere decir que tiene un comportamiento inteligente. Puesto que aún no disponemos de una definición completamente útil de inteligencia, resulta problemático entender qué es eso de que algo sea smart. De todos modos se espera que algo smart sea útil y que nos ahorre tener que pensar algunas cosas. Lo malo es que, en ocasiones, esos sistemas inteligentes se pasan de listos y no hay humano que los entienda, por lo que acabamos desactivándolos en las preferencias. Eso me lleva a pensar que si algo se puede activar o desactivar en las preferencias es que no debe resultar tan útil como se pretende.
Cool es parecido a smart pero menos fino. Suele usarse para indicar algo que “mola” o que “está muy bien”. Puedes dejar que cool te deje frío, otra posible traducción de la palabra, ya que si bien lo smart tiene la utilidad como objetivo, lo cool puede ser simplemente estético. Algo puede ser cool y smart a la vez, pero si le quitas lo cool te quedará lo smart, solo que más barato. Lo malo es que sin lo cool no es lo mismo, aunque sea igual de smart. ¿Lo vas captando?
Easy es la palabra inglesa que traducimos como “fácil” en español. La facilidad se puede aplicar en dos sentidos. En el primero, se supone que el programa facilita la vida del usuario en algún sentido. En el segundo sentido, se insiste en que algo es sospechosamente fácil. Por ejemplo, “fácil sistema para utilizar los archivos de la versión anterior” quiere decir, la mayor parte de las veces, que tendrás problemas para trabajar con compañeros que no se hayan actualizado.

Ayudantes y asistentes
Algunas aplicaciones cuentan con Hot Tips en la pantalla de bienvenida. Se trata de una forma de torturar al usuario indicándole las muchas cosas que puede hacer el programa, aunque en el momento que menos le importa a uno.
Por su parte, hay dos tipos básicos de asistentes, los redundantes y los prescindibles. Los primeros suelen guiarte a través de un proceso que ya deberías conocer. Algunos facilitan el trabajo de configuración del ordenador, sin tener que recurrir a los métodos previstos originalmente. Corolario: si se necesita un asistente para guiarte por uno de estos procesos, la interfaz original está mal diseñada.
Los asistentes prescindibles tienen como objetivo acabar con la cordura de los usuarios. El más característico ejemplar de esta especie habita en un conocido paquete de ofimática en el que se dedica a observar al usuario y a ofrecerle sugerencias cuando no las necesita, por ejemplo, cuando uno ya lo ha conseguido por sí mismo. Se trata de un parásito social que no responde cuando le preguntan, por muy educada o sencilla que sea la pregunta (no he probado a ofrecerlo dinero, pero si alguien se anima a intentarlo…).
Otra forma de facilitar el trabajo de los usuarios es mediante las “autoprestaciones”, o sea, cosas que se hacen solas, como un documento que se autoformatea. Es como un asistente paso a paso, pero sin el paso a paso, ya que tú sólo ves el desastre final. Desactivar este tipo de funciones, aparte de suponer un alivio para los nervios, hace que los programas vayan algo más rápidos. Tal vez un 20%.


Para suscribirse a la LSPM sólo tiene que enviar un mensaje a lspm-on@planetamac.org. Si quiere cambiar a la modalidad de resúmenes diarios envíelo a LSPM-Digest@planetamac.org. Si desea más información puede conectarse a www.planetamac.org.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información