| Artículos | 01 DIC 2008

Censura en Internet

El Gran Hermano está siempre presente para protegernos de los males de la Red

Compartir

Fernando García.
Escribo esta columna desde Dubai, ciudad famosa por muchas cosas: por tener el único hotel de siete estrellas del mundo, por tener el rascacielos más alto del mundo (http://es.wikipedia.org/wiki/Burj_Dubai) y por tener la renta per capita más alta del mundo. Pero es mucho menos conocida por otro hecho distintivo: Las aplicaciones de voz sobre IP como Skype o iChat están prohibidas. La razón no es política sino económica, las compañías telefónicas locales con participación del gobierno temen, con razón, que estas nuevas aplicaciones les quiten gran parte de sus ingresos.
Pero no es esta la única prohibición relacionada con Internet que te puedes encontrar; Como he podido comprobar en persona, cuando intentas navegar a un sitio tan inocente como el servidor de fotografías Flickr, aparece una pantalla de prohibición que te da trece posibles razones por la que has sido bloqueado: 1.- Intentar acceder a sitios para saltarse este bloqueo (aunque si sirven para saltarse el bloqueo, el filtro no debería funcionar). 2.- Contenidos para aprender artes criminales. 3.- Sitios de contactos (incluso los de encontrar parejas estables). 4.- Contenidos sobre drogas ilegales. 5.- Contenido relacionado con pornografía o desnudos. 6.- Apuestas. 7.- Hacking y programas maliciosos. 8.- Ofensivos con las religiones. 9.- Phishing (falsos servidores de bancos para estafas). 10.- Servidores de descarga de Spyware. 11.- Servicios sin licencia de Voz sobre IP. 12.- Contenidos terroristas. 13.- Servidores TLD prohibidos.
Este último es curioso. Un TLD es un dominio de primer nivel. Por ejemplo todos los servidores web que terminan en .es (abc.es, elpais.es, moncloa.es, idg.es) pertenecen al TLD .es de España. Por tanto esa prohibición afecta a todos los dominios registrados de un país. Rápidamente descubrí que .il (Israel) es uno de los afectados, aunque no el único.
La realidad es incluso peor de lo que la lista muestra, ya que filtra contenidos como el mencionado Filckr, utilizado por millones de personas para almacenar y compartir fotos de su familia o de sus vacaciones. La realidad es una censura férrea de cualquier contenido que los censores estatales no consideren adecuado.
No es el único caso que hay en el mundo de censura en la red. Está el cortafuegos chino llamado Gran Muralla y los acuerdos a los que llegó el gobierno de este país con Google y Microsoft para filtrar los contenidos que servían a los ciudadanos chinos.
Tampoco hay que olvidar la metedura de pata que tuvo Pakistan Telecom cuando un tribunal de aquel país dictó que YouTube tenía contenidos ofensivos para el Islám y le dio la orden de filtrarlos, con tan mala fortuna que no sólo lograron bloquearlo para los ciudadanos de este país, sino que durante unas horas logró que YouTube dejara de verse en todo el mundo.
Pero si piensas que los comportamientos mencionados previamente sólo se producen en países no democráticos, estas equivocado. El gobierno australiano, en principio nada dictatorial, está terminando las pruebas de un sistema de cortafuegos a nivel de todo el país que incluye filtros para proteger a los niños de contenidos inadecuados pero no ilegales, filtros que por defecto están activos aunque puede solicitarse que se eliminen. Pero además hay otro conjunto de filtros que son obligatorios y que filtrarán todo lo que el gobierno consideré ilegal, sin necesidad de órdenes judiciales.
Uno de los empleados de un ISP que tiene que implementar estos filtros ha salido a la prensa denunciando que los mencionados filtros tienen muchos problemas: hay muchos contenidos que no son filtrados, lo que significa que los padres que se relajen pensando que sus hijos están a salvo de los peligros de Internet pueden encontrárselos navegando por páginas poco recomendables. Además el cortafuegos genera muchos falsos positivos, sitios totalmente legales que son catalogados como peligrosos. Son famosas las protestas en todo el mundo de ginecólogos que no pueden a acceder a servidores con contenido médico de su área porque algún cortafuegos decide que es pornografía.
La última crítica de esta persona es el rendimiento; en el mejor de los casos la velocidad de acceso a Internet se reducía en un 20 por ciento.
¿Qué ha hecho el gobierno de Australia?, pues por desgracia lo que era más esperable; no ha intentado corregir los fallos sino que ha presionado a la empresa donde trabaja esta persona para que le hagan callar.
Después de todos estos ejemplos es posible que hayas decidido que los filtros obligatorios en Internet son malos, pero para que lo pienses dos veces te voy a dar otros casos: hace algunos años (no muchos) todos los ISP españoles recibieron una orden judicial para que prohibieran el acceso a los servidores de Herri Batasuna en el extranjero, prohibición que como todas las demás es evitable por alguien con unos conocimientos medios. Otra situación son las empresas de venta de entradas para conciertos, cuando hay uno que crea gran expectación (Bruce Springsteen, etc.) el mismo día y minuto que se inicia la venta de entradas sufren miles de conexiones desde máquinas situadas en países del este con el objetivo de acaparar entradas y venderlas en el mercado negro. Por esa razón estas empresas quieren que su ISP filtre a dichos países.
¿Estos bloqueos deberían permitirse? ¿Quién está autorizado a decir que sí y que no?. Al igual que la vida real, la censura en Internet no es blanca ni negra, es de muchos colores y muchas personas son daltónicas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información