| Artículos | 01 DIC 2008

De crisis, netbooks y Apple

Compartir

Fran Iglesias.
Resulta que, debido a la crisis, Apple ha estado especialmente habladora este final de año. Es necesario tranquilizar a accionistas y clientes y convencerlos de que las cosas se están haciendo bien. De hecho, la posición de Apple para afrontar esta crisis económica es envidiable: tiene dinero en caja como para comprar incluso alguna empresa importante y sigue manteniendo sus amplios márgenes de ganancia, así como un estupendo nivel de ventas. Además, su inversión en I+D crece, y ha estado creando empleo durante el último año. No dudo que los resultados durante el 2009 pueden empeorar un poco respecto a éste que estamos dejando, pero posiblemente nada preocupante (algunos analistas dirán que a Apple ya se le acabó la suerte y que hay que enterrarla y bla, bla, bla...). Otras empresas no pueden decir lo mismo.

Netbooks
Una de las cosas que ha dicho Apple, por boca de Steve Jobs, es que están observando el mercado de los llamados “netbook” (los equipos antes conocidos como ultraportátiles) y que no les interesa meterse en él, y lo mismo han dicho sobre los tablet-pc. Que tienen ideas, pero que hay que ver cómo evoluciona.
Se habla de un boom de los “netbook” y, por supuesto, hay gente que piensa que Apple debería sacar su propio ultraportátil. Pero a mí, esta negativa de Jobs me ha dado para pensar: ¿lo de los netbooks es boom o burbuja?

Un mercado nebuloso
En primer lugar, este tipo de producto no está muy bien definido. Ocupa un espacio entre las agendas PDA o teléfonos “inteligentes” y los ordenadores portátiles. Sin embargo, parece más un apaño que una solución.
¿Por qué los compran sus usuarios? Yo diría que hay una corriente de gente que quiere un dispositivo ligero par trabajar a través de Internet, lo que tiene mucho sentido. Sin embargo, los teléfonos inteligentes, hasta la llegada del iPhone, eran un pedazo de estiércol pinchado en un palo en ese aspecto. Así que la opción obvia era usar un ordenador portátil, que resulta demasiado grande, de ahí el atractivo del netbook, que como ordenador portátil es lo que técnicamente definiríamos como un “truño”, pero que es suficiente para esa función.
La otra corriente es la que quiere un portátil pero no le da el presupuesto y encuentra un equipo algo más barato y mucho más transportable.
Pero el caso es que ninguna de las dos corrientes ayuda a definir el mercado. O dicho en otras palabras, nos encontramos en un mercado de gente que quiere otra cosa pero que se tiene que conformar con eso.

Escalar hacia abajo
Una limitación de los netbook es que no cuentan con un sistema operativo adaptado específicamente, o que se pueda adaptar, y usan o bien Windows XP o alguna versión de Linux, pero resultan incómodos debido al tamaño de la pantalla, por no hablar del teclado. Se puede decir que para el uso que se las va a dar no importa, pero parece bastante poco razonable utilizar un sistema operativo completo en una máquina bastante menos potente de lo habitual.
¿Qué quiero decir? Básica­mente pienso que queda mucho desarrollo para que el netbook se defina como producto y el problema es: ¿quién lo va a llevar a cabo?

La crisis
Y por si fuera poco se nos viene encima la crisis económica. Si ya había pocas empresas en el mercado de ordenadores que destinen recursos a investigación y desarrollo (y en particular en el de sistemas operativos), ahora va a haber menos, por lo que el futuro del netbook como producto pinta mal, en mi opinión. Microsoft no parece estar, ni se le espera, ni con el futuro Windows ni con el cada vez más vapuleado Windows Mobile. Y Linux..., bueno, creo que el mejor escenario sería que una empresa asumiera el reto de desarrollar un sistema operativo para netbook basado en Linux, ¿será cierto lo que se rumorea sobre la posibilidad de que HP esté trabajando en ese supuesto?
Pero la crisis económica lo está complicando todo y algunos fabricantes ya lo están pasando mal ahora, y veremos otros en los próximos meses. No está el horno para aventuras.

iNetbook
¿Y Apple? No puedo saber si en Cupertino se han planteado así esta reflexión, pero ya nos han recordado que para las funciones que la gente le está pidiendo a los netbooks ellos tienen el iPhone y el iPod touch: un dispositivo realmente ligero con una experiencia de uso de Internet muy satisfactoria, gracias a un sistema operativo y un entorno de programación específico. Es decir, que tienen el producto que mejor encaja actualmente en la definición de netbook.
Por supuesto, esta solución no satisface a todo el mundo. Mucha gente querría un equipo de prestaciones similares pero más grande para trabajar cómodamente con documentos de gran tamaño, algo tipo tablet.
La cuestión clave es que es Apple tiene las piezas necesarias en su mano desde hace tiempo y quizá sea la única empresa que las tenga todas. Lo que queda por resolver es la madurez del mercado y también que se aclare la economía.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información