| Noticias | 18 OCT 1999

Descontento en el canal de distribución

La decisión de Apple de paralizar el suministro de equipos G4 a 500 MHz entre el canal de distribución, ha producido gran malestar en los Apple Centers, al ver que algunos de esos pedidos sí serán aceptados en la Apple Store

Compartir

Alfonso Hernández
El pasado viernes Apple hacía pública oficialmente su postura respecto a la reconfiguración de la gama G4, tras la confusión que la había rodeado los últimos días. Pidiendo disculpas a los clientes que habían realizado ya pedidos de unidades, Apple confirmó que el lanzamiento de modelos con configuraciones de 500 MHz se había cancelado. Según el portavoz de Apple, las unidades pedidas sólo se podrán suministrar a un pequeño número de clientes especiales a través de la Apple Store, y a pesar de este paso hacia atrás, Apple ha señalado que muchos clientes han vuelto a hacer pedidos de esas mismas unidades.
La razón argumentada por Apple para paralizar la salida de equipos G4 a alta velocidad de procesador, ha sido la escasez de chips G4 para incorporarlos a las unidades, que ha motivado utilizar procesadores más lentos de los previstos. Los precios de los modelos a 350, 400 y 450 MHz no cambian, despejando la duda sobre qué tipo de configuración y carga adicional en el precio se encontraría un usuario que hubiese hecho el pedido de un modelo a 350 MHz.
Pero en medio de este problema quedan los distribuidores del canal, que no pueden hacer entrega de los equipos que ya habían vendido antes del anuncio de las cancelaciones de producto, y los clientes que los habían pedido. Estos clientes podrán confirmar o denegar sus pedidos en la Apple Store correspondiente. Por su parte, algunos distribuidores oficiales de Apple reconocen que se han quedado sin equipos antiguos, y que los nuevos aún no han llegado, por lo que estos distribuidores han tenido que contactar con sus clientes y ofrecerles la posibilidad de realizar el pedido de un equipo más lento al mismo precio, o de un equipo equivalente a un precio más alto.
Sin embargo, Apple mantendrá la entrega de pedidos a través de la Apple Store, (aunque con muchas restricciones), en perjuicio de los Apple Center del canal de distribución, que han recibido la orden de paralizar los pedidos. El canal se pregunta qué tipo de política llevará a cabo Apple para aceptar los pedidos de unos clientes en la Apple Store, y no de otros y, sobre todo, por qué Apple se ha comportado de esa manera con ellos. <

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información