| Artículos | 01 MAY 2000

Digitalice bien y ahorre tiempo

Recorra un largo c

Compartir

Ben Long.
Aunque los programas de edición de imágenes del tipo de Adobe Photoshop le ofrecen un control extensivo sobre las imágenes, también hacen que se creen malos hábitos al digitalizar originales. Al ser tan sencillo reparar y editar una imagen, mucha gente presta poca atención al digitalizado de originales. Sin embargo, un poco de esfuerzo antes de usar Photoshop no sólo le ayudará a obtener mejores imágenes finales, sino que también le ahorrará un tiempo que de otra forma emplearía en corregir las digitalizaciones.

Prepararse para digitalizar
En primer lugar, seleccione el mejor material para digitalizar. Si está pensando en digitalizar una fotografía pero su escáner tiene un adaptador para transparencias, plantéese digitalizar directamente el negativo original. Los negativos y diapositivas contienen mucha más información de color que la copia en papel, ofreciendo un mayor rango de color sobre el que hacer ajustes y ediciones. Pero si su digitalizador proporciona mejores resultados con materiales reflectivos que con transparencias o si la copia impresa fue manipulada o corregida durante el proceso de impresión, entonces tiene que trabajar con la copia impresa.
El filtro Polvo y Rascaduras de Photoshop realiza un excelente trabajo eliminando pequeñas marcas de polvo, suciedad y pelos de la imagen, pero una solución aún más eficaz es limpiar previamente el cristal del escáner. Una pasada rápida con un trapo suave, una toalla de papel o una hoja de periódico puede ser lo único que haga falta para eliminar las pequeñas marcas de polvo que se ven en digitalizaciones de alta resolución. Si necesita realizar una limpieza más en profundidad, normalmente servirá con cualquier limpiacristales, pero revise previamente el manual de su digitalizador para asegurarse de que el cristal de exposición admite el uso de estos productos.

Elegir el lugar
Aunque usted pueda tener la costumbre de colocar el original en cualquier parte del cristal del escáner, existen zonas de este que pueden ofrecer un mejor enfoque y, por tanto, más detalle y colores más nítidos. Los digitalizadores con superficies excepcionalmente grandes (por ejemplo tabloide) son más propensos a tener diferencias de calidad en el enfoque según la zona que se utilice. Además, los adaptadores de transparencias para los digitalizadores de superficie plana son particularmente susceptibles a estos cambios de calidad (Evidentemente, si la imagen ocupa toda la superficie, la mayor o menor calidad de una zona es irrelevante).
Para comprobar si su escáner tiene puntos de diferente calidad y para saber cuales son estos, elija una imagen de alta calidad con buen contraste, un elevado nivel de detalle y colores brillantes. Digitalícela varias veces, colocando el original en diferentes lugares del cristal de exposición, y abra todos los resultados con su editor de imágenes colocando las ventanas para poder ver simultáneamente la misma sección de cada muestra. La reprodución de color debe ser la misma en cada copia. Si está empleando Photoshop, elija la herramienta Cuentagotas y compruebe los valores del color en las mismas áreas de cada imagen. ¿Son los mismos? Si no es así, decida cual le gusta más.
A continuación realice una ampliación de detalle en cada imagen y busque problemas de nitidez y enfoque. Además de zonas borrosas, busque halos rojos, verdes o azules que indiquen problemas de desenfoque.
Cuando una imagen ofrezca un mejor resultado en una zona, repita la prueba con un original diferente para asegurarse que ha encontrado una zona óptima.
Si está digitalizando una transparencia, asegúrese de colocar la diapositiva o el negativo correctamente en el digitalizador. La mayoría de los digitalizadores exijen que la cara de emulsión (la cara menos brillante) esté hacia abajo, pero compruebe la documentación de su aparato para asegurarse de ello.

Definir los ajustes
Antes de pulsar el botón de Digitalizar es necesario definir algunos parámetros en el software. La mayoría de los dispositivos incluyen algún tipo de extensión de adquisición compatible con Photoshop que le permite digitalizar una imagen directamente en este programa. Si su digitalizador incluye este tipo de extensión, es conveniente utilizarla en lugar de emplear una aplicación específica para esta función, aunque sólo sea porque así no tendrá que cambiar entre dos programas. Una extensión de adquisición puede evitar que se comprima accidentalmente una imagen (perdiendo calidad) al transferirla de la aplicación de digitalización a la edición de imágenes.
En primer lugar, ajuste el aparato para que digitalice a color. Una vez que ha realizado este ajuste, déjelo así, incluso cuando se trate de originales en blanco y negro. Algunos digitalizadores no capturan tanta información cuando están en modo de blanco y negro, por lo que es mejor capturar en color y convertir posteriormente la imagen a escala de grises. Photoshop hace la conversión de color a blanco y negro mucho mejor que un escáner.
Al configurar la digitalización, la decisión más importante que se realiza es elegir la resolución. Digitalice con poca resolución y obtendrá detalles borrosos y colores falsos. Digitalice con demasiada resolución y además de gastar más tiempo digitalizando e imprimiendo es posible que obtenga menos detalle en la imagen final. Para obtener más información vea el recuadro “Dijo que quería una resolución”.
Al digitalizar una transparencia, seleccione negativo o positivo, no confie en que su editor de imágenes la invierta. El digitalizador necesita saber que un negativo es un negativo. Muchos digitalizadores de diapositivas incluyen perfiles para los distintos tipos de películas e incluso algunos permiten generar nuevos perfiles.
Un perfil es una descripción de las características de color de un tipo de película empleado por los digitalizadores para ajustar su configuración. Los diferentes tipos de película ofrecen diferentes gamas de color y merece la pena emplear algún tiempo para elegir el ajuste correcto. Compruebe la documentación de su digitalizador para averiguar como realizar dicha configuración.
Antes de digitalizar una diapositiva o negativo empleando el accesorio de transparencias de un escáner plano, determine si su software de captura incluye ajustes de enfoque. La mayoría de los controladores incluyen un sistema de enfoque automático y aunque la comprobación de este enfoque antes de digitalizar necesita de un tiempo adicional, este gasto extra merece la pena. Lea el manual para obtener más información.
También debería desactivar las opciones de aumento de definición. Esta operación es un paso necesario, pero no necesita el digitalizador para hacerlo. Para obtener una calidad óptima es mejor realizar el aumento de definición después de realizar todos los demás ajustes y ediciones.

Usar los bits extra
Cada píxel de los que forman una imagen digital a todo color está compuesto de 24 bits de informacion de color. Entonces, ¿por qué hay digitalizadores de 30 y 48 bits? Estos bits adicionales parecen ser un invento de márketing pero pueden ayudar a obtener una imagen más precisa si se emplea el software de digitalización de forma adecuada.
Es posible sacar partido de esos bits extra mediante el software de digitalizacion, ya sea un progr

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información