| Artículos | 01 JUL 2008

El auténtico ultraportátil

Compartir

Fran Iglesias.
Hace unos meses escribía en esta columna acerca del MacBook Air como ordenador ultraportátil de Apple. Pero debo decir que estaba equivocado.
Argumentaba que este tipo de equipos implican que tanto el fabricante como el usuario acepten una serie de sacrificios que permitan conseguir mayor ligereza y menor volumen. También decía que Apple había tomado una serie de decisiones para diseñar el Air y que esa era su apuesta en el sector.
Pero desde aquel artículo he podido trastear unos minutos con un Airis Kira, el clon del ya famoso Asus eee PC, y además se ha presentado formalmente la plataforma iPhone en la WWDC de junio.
Y leyendo diversos sitios web y comentarios sobre dicha presentación he caído en la cuenta de que el MacBook Air es el ordenador ligero de Apple, pero no el “ultraportátil”.

Dos familias ultraportátiles
Según el tipo de características que se mantienen o se eliminan en los equipos podemos observar dos tendencias principales.
Una de ellas es la que representa el MacBook Air, el Lenovo X300 o el más reciente HP Envy: teclados y pantallas típicos de tamaño completo, y trasladando algunas funcionalidades a elementos extraíbles o externos. La idea consiste en disponer de un ordenador razonablemente potente y completo, con el menor peso y volumen posible, y que siga resultando cómodo de utilizar.
La otra tendencia es reducir el tamaño de teclado y pantalla para conseguir un equipo de muy poca huella, aunque pueda ser bastante grueso e incluso incómodo para utilizar durante tiempo prolongado. Esa es la senda del Asus eee PC o del Airis Kira.

MacBook Air
A pesar de las críticas, el MacBook Air ha resultado ser uno de los motores de ventas de los portátiles Mac desde su salida, lo que demuestra que existía un mercado que lo esperaba con ansia.
El usuario tipo de MacBook Air sería alguien que ya dispone de un ordenador de sobremesa y que quiere un portátil muy ligero, pero que le permita trabajar con los programas habituales y con un teclado y pantalla cómodos. El MacBook básico podría encajar bien en esa descripción, pero todo lo que sea reducir peso y volumen en un portátil es bien recibido.
Prestación por prestación, el Air es peor equipo que el MacBook, pero ocupa la mitad del volumen y pesa bastante menos, con un material mejor, y ahí es donde radica su valor para muchos usuarios.

Asus eee PC
El Asus eee PC ha supuesto una pequeña sorpresa y se está vendiendo muy bien. Tanto que la propia Asus se ha visto desbordada por la demanda.
El usuario tipo de estos equipos es aquél que busca poder usar el correo electrónico, acceder a Internet, consultar algunos documentos de trabajo y poco más. Básicamente las funciones de una PDA pero en un equipo algo más grande y potente.
Los sacrificios que impone el eee PC sobre un ordenador portátil convencional tienen que ver tanto con la potencia como con la comodidad al usarlo. Los teclados reducidos facilitan los errores al teclear y las pantallas pequeñas pueden hacer que cualquier tarea se vuelva agotadora. Por tanto, no son aptos para quienes necesitan pasar muchas horas seguidas trabajando, pero pueden ser muy adecuados para quienes vayan a usarlo durante cortos espacios de tiempo pero con mucha frecuencia.
Quizá sería más correcto decir que los eee PC y similares son PDA grandes.
El problema es que a Asus le ha salido un competidor formidable e inesperado.

El “iiiPhone”
Aparentemente, el iPhone y el eee PC se dirigen a mercados distintos. Pero, por otro lado, ambos cubren las mismas necesidades: un equipo ultra portátil, con buena conectividad, en el que poder revisar el correo, usar un buen navegador y consultar documentos y algunas otras aplicaciones para el usuario en movimiento.
En otras palabras, el usuario potencial del eee PC puede perfectamente considerar el iPhone como alternativa, y si atendemos a la portabilidad y comodidad de uso, el iPhone puede ser mejor bastante mejor opción, sobre todo si tenemos en cuenta las prestaciones introducidas en la versión 2, recién presentada.
Lo que digo del iPhone es aplicable también al iPod touch, ya que ambos son la misma plataforma. El hándicap del iPhone es, precisamente, ser un teléfono y comercializarse asociado a un contrato de telefonía. Pero el iPod no tiene esa limitación y no es descartable que en una próxima versión en vez de un Mac tablet, Apple nos sorprenda con un iPod de mayor tamaño.
Por supuesto, la mayor ventaja del iPhone, y del iPod, es que están diseñados en torno a su interfaz táctil. Esto les permite compensar su pantalla, aún más reducida que la del eee PC, y la carencia de teclado físico con una mejor interacción y un uso más sencillo. De hecho, el eee PC viene con una versión de Linux adaptada que no resulta especialmente cómoda de manejar, pues está pensada más bien para un dispositivo de tipo PDA.
El iPhone ha entrado en el mercado de los teléfonos inteligentes y lo está redefiniendo, pero también tiene potencial para redefinir el mercado de ultraportátiles, algo que no parecía tan evidente.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información