| Artículos | 01 MAY 2009

El iPhone para guitarristas

Compartir

Fernando García.

El Macintosh es el ordenador preferido de un gran número de músicos y por tanto no resulta extraño que el iPhone se haya convertido también en una herramienta con infinidad de utilidades para ellos.

Es tal la cantidad de aplicaciones que han surgido que vamos a dedicar varios meses a examinarlas para poder evaluarlas con seriedad. En este caso nos centramos en las aplicaciones más interesantes para guitarristas, tanto profesionales como amateurs, incluso los que estén aprendiendo.

iRock
Todo amante de la guitarra eléctrica sabe que uno de los problemas de este instrumento es irse de viaje con él e intentar practicar. Llevarte el amplificador de viaje es molesto y en ocasiones imposible. Usar la guitarra sin ampli puede ser una opción pero incómoda y sin el sonido real.
La solución puede ser iRock y un poco de hardware adicional que nos permita conectar nuestra guitarra eléctrica al iPhone.
La pantalla inicial de este programa (14 EUR , http://tinyurl.com/agryfv) imita un amplificador de válvulas, con la rejilla del altavoz y cuatro botones en la parte superior. Pulsando sobre el altavoz se obtiene el efecto más divertido del programa: el sonido de aplausos del público.
Los cuatro botones dan acceso a cuatro ventanas de configuración y manejo del programa. El principal configura el amplificador emulado, incluyendo un Vox AC30, Un Marshall JCM y las cajas acústicas Fender, Marshall y Vox junto con los habituales controles de ganancia, bajos, agudos y volumen maestro.
El segundo botón es el de efectos, aunque no hay un catálogo de pedales virtuales como el de GarageBand para Macintosh. El único efecto que hay realmente es un retardo altamente configurable, incluyendo ajuste de tempo y LFO.
Las combinaciones de ajustes de amplificador, cajas y efectos se pueden guardar como ajustes para usar posteriormente. Finalmente el programa permite grabar nuestra interpretaciones en la memoria interna y transferirla posteriormente al Macintosh por WiFi.
Las características del programa son muy interesantes pero hay que tener en cuenta algunas limitaciones. La primera es que, por omisión el iPhone utiliza el micrófono incorporado y la grabación incluirá el sonido de la guitarra (muy bajo en el caso de una guitarra eléctrica) además de todo el sonido ambiente. Como explicamos en un recuadro es posible usar un cable especial para evitar este problema.
La segunda limitación es que el circuito de grabación de sonido no es de alta fidelidad y por tanto el resultado nunca tendrá una calidad profesional, aunque si suficiente para practicar. Si utilizas un cable adaptador es fundamental ajustar el control de ganancia, ya que las características de entrada son tan distintas de un micrófono a una guitarra eléctrica que si no se ajusta correctamente no se escuchará nada o bien al contrario se saturará la entrada y lo único que percibiremos será un ruido distorsionado.

Guitar Toolkit
Si algún programa puede denominarse la navaja suiza de las utilidades del iPhone para guitarristas, ese es Guitar Toolkit. Este programa está disponible en dos versiones, una gratuita llamada Guitar Tookit Lite (4,99 EUR, http://tinyurl.com/cwfzdk) y la completa Guitar Toolkit (7,99 EUR, http://tinyurl.com/558epz) aunque por la diferencia de precio nuestra recomendación es adquirir la completa si se tiene un iPhone, pero para el iPod touch la versión Lite es suficiente ya que la diferencia es un afinador que usa el micrófono del iPhone.
El programa tiene cuatro componentes principales: dos afinadores, un metrónomo y un diccionario de acordes.
Uno de los afinadores, llamado Tones, muestra las seis cuerdas de la guitarra y al pulsarlas suena el sonido correspondiente para ayudarnos a afinar la guitarra de oído. El mayor inconveniente es que este sonido sólo tiene la afinación estándar, la conocida como EADGBE (Mi, La, Re, Sol, Si, Mi) y no puede cambiarse por otra alternativa.
El segundo afinador, solo en la versión completa, es Tuner y que utiliza el micrófono del iPhone para escuchar el sonido de la guitarra y mostrar la nota correspondiente en pantalla con una representación similar a los medidores de aguja o VUmetros acompañada por un indicador verde luminoso que se enciende cuando la afinación está dentro del rango. En este caso sí que es posible seleccionar el tipo de afinación entre la estándar y múltiples afinaciones alternativas y el funcionamiento es sencillo y preciso, aunque debe tenerse en cuenta que si se utiliza el micrófono incorporado es necesario que haya bastante silencio en el ambiente.
El tercer elemento de este programa es un metrónomo en el que un mando deslizante permite ajustar la velocidad y mediante la pantalla de información se puede elegir el compás, 2/4, 3/4 o 4/4, y también el tipo de sonido emitido, desde el “toc” estándar hasta una batería.
El último componente es un diccionario de acordes que muestra la lista de variaciones posibles de cada uno con su digitación aunque sin posibilidad de escucharlo. Esta opción es muy útil para usuarios que están aprendiendo aunque para guitarristas con experiencia probablemente sea superflua.
Si en cambio lo que buscas es precisamente una buena herramienta de referencia, una opción interesante es Guitarrist’s Referente Lite (Gratuito, http://tinyurl.com/czaw8e). Este programa también muestra versiones alternativas de los acordes y permite ver la colocación de los dedos tanto para diestros como zurdos.
El programa también muestra diversas escalas sobre el diapasón, así como las posiciones de los arpegios de los acordes, las notas y las triadas todo ello pudiendo cambiar la afinación de la guitarra entre la estándar y cualquier variante.
El programa tiene una interfaz poco estándar, pero sin duda es la herramienta de referencia más completa aunque carece de algunos datos, por ejemplo determinadas escalas, que sí aparecen en la versión completa Guitarrist’s Reference (2,4 EUR, http://tinyurl.com/c3l7lu).
Por el contrario si sólo buscamos un afinador, Cleartune (2,99 EUR, http://tinyurl.com/ccjeer) es más económico, más preciso y mucho más versátil, ya que permite cambiar la octava, la frecuencia base del La, la representación de las notas entre la notación americana (C, D, E…) y la tradicional (Do, Re, Mi..) e incluso el temperamento.
La precisión de la afinación es muy elevada y en general para músicos profesionales es una herramienta mucho más completa que el afinador de Guitar Toolkit, aunque aquel resultará suficiente para la mayoría de los guitarristas aficionados.

Aprendizaje
Si te encuentras todavía en la fase de aprender la guitarra o el bajo, una de las mayores dificultades es memorizar en que parte del diapasón está cada nota y al contrario, saber la nota de cada cuerda y cada traste.
Aprender todas las

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información