| Artículos | 01 DIC 1996

El largo y tortuoso camino hacia el Mac OS 8

¿Nece

Compartir

Alvaro Ibáñez.

La próxima versión del Mac OS ha despertado algún que otro revuelo desde que Apple comenzó a mostrarla en público y sus portavoces a contar cosas de ella . Todo lo relativo al Mac OS 8 se ha complicado por los comentarios de los directivos e ingenieros y por los rumores sobre adelantos, retrasos e integración de nuevas tecnologías . e incluso sobre la compra de alguna compañía, como Be, que pudiera aportar algo nuevo al próximo sistema operativo de los Macintosh .

El objetivo

Como cualquier otro software, un sistema operativo tiene que evolucionar, pero hoy en día es mucho más complicado actualizar cualquier componente de un sistema operativo que en el pasado ( a menos, tal vez, que seas Microsoft y tengas el poder de " redefinir estándares " ) . Ahora mismo, conviven muchas tecnologías diferentes en el mismo bloque de varios megas que todos conocemos como " el Sistema " , y cada línea de código retocada puede afectar al funcionamiento de miles de aplicaciones desarrolladas por otras tantas miles de empresas del sector .

La responsabilidad que supone hacer cambios y mejoras es tal que los cambios en el Mac OS tienen que anunciarse con mucho tiempo, formando parte de un plan conjunto que involucra de forma directa a un número ingente de ingenieros, programadores y empresas .

El Mac OS 8, por ejemplo, comenzó a ponerse en marcha " de verdad " , línea a línea de programación, hace unos dos años . Hay quien opina que demasiado tarde, y que la planificación previa no fue todo lo buena que debería haber sido . El caso es que desde entonces se trabaja en uno de los cambios de mentalidad más importantes que el Mac OS haya sufrido desde sus orígenes: la transformación a un sistema de objetos/componentes, la entrada de la multitarea real y también de la memoria protegida . En palabras menos técnicas: una bomba de una aplicación no colgará al Mac, sólo a la aplicación que se esté ejecutando en ese momento .

La cuestión es que todas estas tecnologías necesitan de la colaboración de los desarrolladores de todo el mundo ( grandes y pequeños ) para que las aplicaciones, tanto antiguas como nuevas, sigan funcionando . Y algunos de los cambios suponen modificaciones tan profundas en la filosofía de programación que requerirán una importante inversión en tiempo y recursos para muchas empresas .

Los recursos, como siempre, suelen ser limitados . Sería interesante, por ejemplo, hacer una lista de todos los programas de Apple, como los que van incluidos con el propio sistema, para ver cuántos están desarrollados según la filosofía del Mac OS 7 . 5 actual: cuántos ( y en qué porcentaje de código ) están optimizados para PowerPC, cuántos soportan AppleScript ( y de qué forma ) , AppleGuide ( el sistema de ayuda ) , QuickDraw 3D u OpenDoc . E incluso qué porcentaje del Mac OS está completamente localizado a todos los idiomas que Apple anuncia ( QuickTime 2 . 5 y el Sistema 7 . 5 . 5 en castellano siguen a la espera por problemas casi burocráticos, por ejemplo ) .

Aplicando aquello de " la casa del herrero, " se observa rápidamente que Apple recurre, necesariamente, a la regla 80-20: Consigues el 80 por ciento de resultados con hacer modificaciones en el 20 por ciento adecuado del código . Podemos esperar, por tanto, que Apple siga esta regla para ofrecer un rendimiento superior, concentrándose en el 20 por ciento importante de su sistema . Lo complejo de la situación es detectar cuál es exactamente el 20 por ciento que necesita de forma más apremiante el cambio o mejora . Asusta, por ejemplo, ver muchas instalaciones de Macintosh que emplean sistemas anticuados, versiones prehistóricas de muchas aplicaciones y que no aprovechan para nada el rendimiento de las nuevas máquinas o el sistema actual . ¿ Tendrá esto Apple en cuenta o se centrará en lo más popular o simplemente más americano ?

Be vuelve al terreno de juego

La historia de los rumores sobre Be ha vuelto a repetirse este mes: ¿ están en negociaciones Apple y Be ? ¿ Comprará Apple a Be ? ¿ Le interesa realmente para algo hacerlo ?

Be ( http://www . be . com ) es una compañía de geeks: pirados informáticos geniales que presentaron cajas de hardware y una versión previa de sistema operativo que llamó la atención de todo el sector este verano . Gassé, ex-Apple y fundador de Be, aseguraba que sus productos estaban orientados a los geeks que siempre compran una máquina nueva por estar a la última, y que con eso podrían ganar dinero perfectamente . Lo importante de Be no es cuántas máquinas vendan finalmente, sino si su tecnología puede cambiar algo del panorama actual . y si a Apple le interesa esa tecnología .

Parece ser que el desarrollo de la multitarea real y de la memoria protegida son aspectos muy bien resueltos en el BeOS, y que aunque Apple puede completar ese desarrollo por sí misma, una alianza podría acelerar el proceso . Si así fuera, la compra de Be tendría sentido, aunque no para hacer que el Mac OS fuera una copia del BeOS, sino simplemente para adaptar las soluciones que Be ya ha encontrado .

Para que todo el mundo se quede tranquilo, Apple ha vuelto a recordar, por activa y por pasiva, que no sacrificará la compatibilidad con las aplicaciones actuales . Hacerlo de cualquier otra forma, aunque fuera para adelantarse al futuro, sería un grave error . Definitivamente, 1997 va a ser un año de interesantes cambios .

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información