| Artículos | 01 MAY 2010

Entrevista con Alberto Cairo

Compartir

Pablo Blasberg.
Alberto Cairo es director de infografía y multimedia en Editora Globo, São Paulo (Brasil). Hasta diciembre de 2009 fue profesor James H. Schumaker de infografía en la Facultad de periodismo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (EEUU). Entre 2000 y 2005 fue jefe de gráficos en la versión online del diario El Mundo. Ha realizado consultorías y organizado talleres para medios de comunicación y universidades en cerca de veinte países. Es autor del libro “Infografía 2.0” (Alamut, 2008). Su sitio web es www.albertocairo.com.

Según tu criterio, en las Redacciones son necesarias personas que funcionen como nexo entre el mundo de la investigación y la comunicación visual. ¿Qué tipo de capacitación deben recibir estos profesionales?
- La formación “formal” valga la redundancia, es indiferente. Tiene que ser un tipo de profesional con ojo periodístico, capaz de escribir, que sepa cómo buscar información, entrevistar fuentes, etc., además de ser bueno resumiendo, organizando, y jerarquizando datos de forma tanto textual como visual.

¿Qué tipo de historias son las que mejor funcionan para ser contadas mediante una infografía?
- Resumiendo mucho, aquéllas con un fuerte componente cuantitativo, secuencial o espacio-temporal.

¿Un infografista debe poder resolver un gráfico tanto para papel como para multimedia, o crees necesaria una especialización en cada área?
- Creo en el infografista que tiene una base de conocimiento en todas las disciplinas relacionadas con esta profesión, pero que luego sabe especializarse en una. Si me pongo a mí mismo como ejemplo, soy periodista de formación con nociones razonablemente avanzadas de diseño gráfico, mapas, números, 3-D, ActionScript, Flash, y un largo etcétera. Sin embargo, todos los miembros de mi equipo en São Paulo (y, previamente, en El Mundo) me superan en una o más de esas áreas con creces. Con el tiempo, me he especializado en “pautar”: es decir, tomar una historia, buscar datos, darles forma, escribir textos para infográficos, hacer bocetos y storyboards, y dividir el trabajo entre un grupo de profesionales de alto nivel, que es lo que tengo ahora mismo en Globo. Lo llamaría “dirección de arte”, pero no me gusta usar la palabra “arte” cuando hablo de infografía.

Cuéntanos sobre tu trabajo en la Facultad de Periodismo de Carolina del Norte. ¿Existe la materia específica “Infografia”, o capacitas visualmente a estudiantes de periodismo?
- En Carolina daba dos clases específicas sobre gráficos, una centrada en infografía y visualización de datos en medios impresos y otra en infografía online y 3-D. Un 90% de mis estudiantes provenía de la facultad de periodismo, con lo que ya tenían conocimientos de escritura y reporterismo, lo que ayudaba mucho. La clase de infografía impresa era obligatoria para aquellos alumnos que, dentro de la facultad, habían elegido diseño gráfico como especialización.

¿Crees que la infografía (como rama periodística) ha llegado a su madurez, o aún le queda un recorrido para alcanzarla?
- Le queda un largo recorrido debido, principalmente, a que en muchas redacciones se la considera un trabajo únicamente de “diseñadores” y “artistas”, y no tanto de periodistas. El arte y el diseño tienen su papel en la infografía, pero son herramientas de comunicación, no fines en sí mismos. Una infografía debe ser funcional para ser bella, no al revés.

¿Qué cualidades debe reunir una infografía para ser de alta calidad?
- Ser precisa, fiel a los hechos y datos y económica en el uso de recursos visuales, lo que no quiere decir que deba ser “seca”, o “fea”. Hay espacio para la belleza y el arte en la infografía siempre que no obstaculicen la comprensión de la historia (por hacer una analogía: es bueno usar un estilo atractivo cuando se escribe un reportaje, pero no es admisible transformar un texto periodístico en uno literario).
Adicionalmente, una buena infografía debe ser simple y profunda al mismo tiempo. No hay contradicción entre esos dos términos.

En la actualidad ¿sigues creando infografías, o estás centrado en la enseñanza y capacitación?
- Las dos cosas. En Globo dirijo un magnífico equipo, y ya hemos comenzado a producir algunos trabajos no perfectos, pero sí interesantes (http://tinyurl.com/ybauxrx). Al mismo tiempo, continúo dando clases en la Universitat Oberta de Catalunya y presenciales en el Master em Jornalismo, en São Paulo.

¿Cuál es tu sensación acerca del futuro de la prensa escrita?
- No soy buen futurólogo. Mi corazón desea continuar recibiendo el periódico impreso cada día en la puerta de casa. Para quienes amamos los diarios […], abrir uno (¡o más!) cada día es una experiencia a la que es difícil renunciar. Una vocecilla en mi cerebro, sin embargo, me susurra constantemente que dicho deseo no se cumplirá por mucho tiempo.

¿Mac o PC? ¿Por qué?
- Me da un poco igual. Ahora uso un MacBook Pro cargado hasta los topes de RAM y con un disco duro que nunca se llena, pero es sólo por la mala impresión y subsiguiente rechazo visceral que me provocó Vista. Hasta 2005, usaba un portátil con Windows XP y estaba encantado.


“Los 10 mandamientos de la infografía”
-------------------------------------------------------
1- Sé preciso. Sé fiel a los hechos y a los datos.
2- No olvides nunca la palabra “ética”.
3- Lee. Mucho. No sólo diarios y revistas, sino libros, blogs, etc. En relación a los libros, lee no-ficción principalmente. Cuanto más conocimiento general tenga un infografista, mejor.
4- Fórmate en cartografía, aunque no sea yendo a clases.
5- Estudia un poco de estadística. Una buena comprensión de cómo funcionan los números tiene un valor incalculable.
6- Asume que la infografía es periodismo, no arte. El “arte” y el estilo de un gráfico son medios para transmitir tu mensaje con más eficacia.
7- Aprende a escribir periodísticamente. La infografía no es sólo visual, sino también textual. Su potencial máximo se consigue únicamente con la integración total entre texto e imagen.
8- Piensa en el lector, no en tus colegas de profesión. Al lector le da igual que sepas usar 3D-Max, o que seas extraordinario con ActionScript, Processing o XML. Lo que le importa es que la historia esté bien contada.
9- No esperes a que alguien te “pase los datos”. Busca historias que merezca la pena contar visualmente.
10- No te quedes estancado. Prueba técnicas, estilos y herramientas nuevas con regularidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información