| Artículos | 01 MAY 2009

eXtremStor RD54

Almacenamiento RAID de 4 TB

Compartir

Javier Rodríguez.
El espacio de almacenamiento es finito, y si además trabajas en campos como la edición de vídeo, el sonido o manejas inmensas colecciones fotográficas, aun comprobarás como la capacidad de espacio disponible desaparece con mayor velocidad. Adicionalmente, en algunas de las tareas descritas no se trata de disponer sólo de capacidad sino que también exigen el máximo rendimiento posible; y cuando se suman ambas propuestas entonces sólo cabe acudir a los dispositivos de almacenamiento de tipo RAID como el que analizamos en este primer contacto.
En concreto, el eXtremStor RD 54 es un sistema de discos con forma de cubo y que proporciona de serie una conexión eSATA, dos puertos FireWire 800, un puerto FireWire 400 y también una conexión USB 2.0, teniendo en cuenta que en la caja del producto encontraremos todos los cables necesarios para utilizar cualquiera de estas interfaces de conexión entre nuestro Mac y el sistema. El fabricante también suministra una copia del software Retrospect 6.1 para Mac OS X con licencia de 10 clientes (Mac OS, Windows y Linux) que, si bien no se corresponde con la última versión del producto, sí que supone una solución excelente a la hora de utilizar la unidad en labores de copias de seguridad.
En cuanto a la capacidad, la unidad evaluada cuenta con la máxima capacidad de expansión de 4 TB para lo cual utiliza otras tantas mecánicas Barracuda de 1 TB, 32 MB de cache, y velocidad de giro de 7.200 rpm cada una, capaces de proporcionar una tasa de transferencia sostenida (en bruto) de 125 MB/sg, y que se conectan en las bahías de la unidad mediante interfaz SATA 2.
Lo interesante es que la instalación de dichas unidades se realiza por carga vertical desde la parte superior, para lo cual se emplea un sistema de asa deslizante parecido en cierto modo al sistema de ampliación de almacenamiento interno en los Mac Pro. Dicho sistema resulta muy cómodo y facilita la sustitución de los discos propiamente dichos.
Al igual que ocurre con otros sistemas RAID, en la parte posterior también hallarás una serie de microinterruptores y que nos permitirán configurar el modo RAID en el que se utilizará el producto, así como la cantidad de discos utilizados. En cuanto a los modos RAID soportados, estos son 0, 0+1, 5 y 5 + Spare, siendo este último el que permite la reconstrucción en el caso de que falle cualquiera de los discos del RAID.
Si bien el sistema cuenta de serie con un total de 4 TB hay que tener en cuenta que el Mac OS X sólo nos permitirá crear volúmenes con un máximo de 2 TB cuando utilicemos cualquiera de las interfaces FireWire o USB, debiendo emplear como mínimo la versión 10.2.6 del Mac OS X e instalar una tarjeta eSATA (en torno a los 40 EUR).
Sobre otros aspectos como la disipación de calor y nivel de ruido, en el primero ayuda mucho el hecho de que la fuente de alimentación (bastante pequeña) sea externa, además de que en la base de la caja se encuentran dos ventiladores de buen tamaño que ayudan a refrigerar las mecánicas durante los esfuerzos prolongados; y sobre el nivel de ruido, lo cierto es que se trata de un sistema silencioso que pasa desapercibido en un entorno normal de oficina.

Rendimiento
Hemos probado este producto en todas las configuraciones RAID soportadas y también con todas las interfaces de conexión exceptuando la más lenta USB 2.0. Como cabría esperar, la mejor opción consiste en utilizar la conexión eSATA y las configuraciones RAID 0 o RAID 10 (0+1). Ahora bien, las diferencias de rendimiento entre las configuraciones RAID 0 y 10 no fueron muy significativas, de modo que nuestro consejo es que merece la pena utilizar la segunda configuración para obtener una dosis adicional de seguridad en cuanto a los datos. Independientemente de cuál fuese el nivel de RAID configurado en el resto de las interfaces, la máxima capacidad de volumen que obtuvimos en todo momento fue de 2 TB (FireWire 400 y 800 sobre un Mac Pro).
En nuestras pruebas, la velocidad obtenida con la conexión FireWire 800 fue cerca de un 200% más lenta en comparación con la conexión eSATA, mientras que la conexión FireWire 400 fue un 307% más lenta en comparación también con la eSATA. En cuanto a la velocidad de la propia interfaz eSATA, el dispositivo invirtió 31 segundos para copiar 600 MB empleando ráfagas de 64 KB con vaciado de buffer, y de 13 segundos para la misma operación empleando en este caso ráfagas de 12 MB también con vaciado de buffer.

Conclusiones
Se trata de un sistema muy compacto, con un sistema de sustitución de discos realmente simple, en el que se utilizan unas mecánicas de rendimiento muy potente y en el que sólo echamos en falta que no se incluya una interfaz de red que nos permita utilizarlo de forma autónoma como servidor NAS, sino que éste ha de hacer las funciones equivalentes con un equipo que actúe como servidor. El software de Retrospect, con 10 licencias, es un buen detalle (aunque no se trate de la última versión disponible) a lo que debe sumarse un precio más que correcto del producto.


eXtremStor RD54
------------------------
Calificación: ****/7,5
Lo mejor: Muy buen rendimiento. Compacto. Software suministrado.
Lo peor: No ofrece conexión de red. 4 TB disponibles en función de las configuraciones.
Fabricante: IDATA.
Distribuidor: IDATA. Urb Monte Pego II. Las Águilas 1. 03780 Pego (Alicante). Tel.: 966 400 555. Web: www.idata.es.
Precio: 609 EUR + IVA.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información