| Artículos | 10 SEP 1999

Final Cut Pro

Edición y postproducción de vídeo

Compartir

Javier R. Menéndez
En este banco de pruebas enTRAmos a evaluar las principales características de este producto que, a primera vista, rivaliza directamente con algunas de las soluciones más establecidas en el mercado desde hace mucho tiempo: Premiere y After Effects; si bien otros lo ubican en competencia directa con soluciones como Media 100.
Lo que se puede afirmar desde el primer momento es que Final Cut Pro reúne en una aplicación muchas de las características que, de otro modo, hubiese requerido el uso de diversos programas. Los usuarios que trabajen en proyectos de edición y postproducción de vídeo encontrarán funciones para aplicar efectos, transiciones y edición de múltiples capas; esto por citar escuetamente algunas de las parcelas de trabajo con el vídeo. En el apartado dedicado al audio, Final Cut Pro también muestra un nutrido conjunto de funciones, y no se preocupe a la hora de experimentar, ya que Final Cut Pro dispone de hasta 99 niveles de “Deshacer”.
En la actualidad, ninguna de las aplicaciones de edición y postproducción de vídeo para Mac ofrecen, como un elemento más del producto, el cable Firewire necesario para establecer la conexión entre los dispositivos DV y el puerto equivalente de los Power Mac G3 de última generación. Por otra parte, este factor también supone un avance de los requerimientos mínimos necesarios para trabajar con Final Cut Pro en proyectos cuya salida sea nuevamente el DV o bien el formato PAL en soporte analógico para la emisión con calidad profesional (broadcast) partiendo de una señal analógica a través de las tarjetas soportadas por la aplicación.
Requerimientos e instalación. Este producto precisa de un equipo que trabaje con una velocidad mínima de 266 MHz, si bien la propia Apple recomienda un Power Mac G3 a 300 MHz (mínimo también) en el caso de afrontar proyectos en formato DV. En cuanto a la memoria RAM, 128 MB es la cifra de partida y, en este aspecto, no intente sustituir la falta de memoria física con el uso de memoria virtual: tendrá frecuentes cuelgues del Mac OS por el mismo motivo.
El disco duro, como en cualquier producto relacionado con el vídeo, es otro de los aspectos más delicados y lo más recomendable es que opte por hacer trabajar a Final Cut Pro en combinación con el modelo de Power Mac G3 que incorpora la tarjeta Ultra2 LVD. No obstante, el mínimo será una capacidad de 6 GB, certificado AV (eso sí), dedicado exclusivamente al proceso de captura de vídeo y generación del archivo resultante tras la edición. La aplicación y el resto de archivos de menos peso para las labores de postproducción pueden residir en otros discos duros e incluso dispositivos; evitando de este modo mermar la calidad final.
Interfaz. Al ejecutar Final Cut por primera vez puede detectarse cierta convergencia con Adobe Premiere y After Effects, aplicaciones éstas que seguramente hayan servido de referencia durante el desarrollo de Final Cut; desde la presentación de las ventanas de trabajo, disposición de ventana de previo (corte) y montaje, así como en una gran parte de las funciones presentadas. Esto, por ejemplo, es lo que sucede con la edición de tres puntos que ya introdujo Adobe en la última versión de Premiere, disposición de los cortes, carpetas y subcarpetas desplegables, con la representación de los diversos elementos involucrados en el proyecto sobre cada una de las pistas de montaje.
Siguiendo el repaso a la enorme cantidad de funciones, herramientas y características de Final Cut, también se puede apreciar la inclusión de los aspectos inherentes a la postproducción: aplicación de filtros (con control por curvas Bèzier para indicar fotogramas de referencia), efectos, trabajo con múltiples capas (limitado únicamente por la configuración del sistema sobre el cual se ejecute Final Cut), e incluso la posibilidad de que el usuario programe sus propios filtros mediante el uso de un lenguaje propio de la aplicación.
Evidentemente, Final Cut aporta sus propia visión sobre cómo hacer ciertas operaciones y, para bien de los usuarios, todas ellas parecen bastante acertadas. Algunos ejemplos de esto es la forma en la que el usuario puede insertar nuevos cortes sobre la ventana de creación (Canvas), disponer de hasta cinco cachés en disco independientes según la resolución de previsualización, aspecto que permite acelerar enormemente el trabajo con el producto; la asignación de transiciones, y un nutrido conjunto de herramientas de edición que, en las pruebas realizadas son más exactas que sus equivalentes en Premiere (aunque también menos intuitivas, en principio). Adicionalmente, si en la edición no se aplican filtros ni transiciones, sino que se limita exclusivamente al montaje consecutivo de diversos cortes de vídeo, no se precisará la espera que supone la operación de renderizado y, por tanto, podrán verse los resultados de forma inmediata.

Conclusión
El equipo necesario para trabajar con Final Cut Pro acota desde un principio el verdadero mercado al que está orientado: usuarios profesionales que deseen obtener rentabilidad con su uso; la calidad que ofrece lo hace posible.
En el momento de escribir este banco de pruebas (adicionalmente al trabajo con dispositivos DV), Apple sólo certifica las tarjetas Targa 1000, 1000Pro, 2000 y 2000Pro. Por tanto, si dispone de otra marca o modelo de tarjeta para la captura y volcado de vídeo, es más recomendable que opte por otras opciones del mercado para realizar las funciones de edición, o bien asegurarse de su compatibilidad con Final Cut Pro.


CALIFICACIÓN: ****/8,5 LO MEJOR: Incluye cable Firewire. Comodidad de edición. Funciones de postproducción. Capacidad para crear nuevos efectos y transiciones de forma sencilla. Documentación. LO PEOR: Pocas opciones certificadas para trabajar con tarjetas de captura con E/S analógica. Requerimientos elevados. FABRICANTE: Apple Computer. DISTRIBUIDOR: Distribuidores Autorizados Apple. Tel.: 900 11 20 00. PRECIO: 160.000 PTA + IVA, aproximado; (961,62 EUR).

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información