| Artículos | 01 ABR 2010

Haz en Gimp lo mismo que en Photoshop... pero gratis

Compartir

Pablo Blasberg.
1- Filosofía de la interfaz
Cuando abras Gimp por primera vez, es posible que su interfaz te desconcierte un poco: sólo verás dos cajas de herramientas, y por detrás el Finder del Mac. Aunque aparentemente sea diferente, la filosofía de trabajo es la misma que la de cualquier editor de imágenes: una ventana para la imagen, y alrededor las paletas o cajas de herramientas. (1) Cuando abras una imagen o crees un nuevo documento, puedes ampliar el tamaño de la ventana para que oculte la mayor parte de tu escritorio. Por otra parte, los diferentes menús de la aplicación se encuentran encajados en la parte superior de las paletas.

2- Las capas
El concepto de capas en Gimp es exactamente el mismo que en Photoshop: funcionan como hojas transparentes que se superponen unas sobre otras, y forman una composición en su conjunto. Cada capa puede trabajarse de manera independiente, para obtener de ese modo diferentes variantes de una misma imagen en su combinación. Cada capa puede cortarse, copiarse, escalarse, alinearse, modificar su opacidad, y mucho más. Y cada modificación que realices sobre una capa, deja intacta al resto de la imagen. (2)
Para gestionar capas en Gimp, existe la ventana llamada Capas, Canales, Rutas y Deshacer. Si no la encuentras, dirígete a la ventana de la imagen, y abre el menú Diálogos, Crear un empotrable nuevo, y selecciona Capas, Canales y Rutas. Desde esta ventana podrás realizar todas las operaciones que conciernen a las capas.
Cada vez que pulses el icono de la hoja en blanco (que se encuentra en el ángulo inferior izquierdo de la ventana) (3) se abrirá el diálogo de Crear una capa nueva. Sólo tienes que ponerle un nombre, especificar sus dimensiones, escoger el tipo de relleno de la capa (lo más común es Transparente) y pulsar el botón OK. Si además del icono Capa Nueva pulsas la tecla Mayúsculas simultáneamente, crearás una nueva capa utilizando los últimos valores.

3- ¿Rutas o trazados?
Lo que en Photoshop se llama Trazado, en Gimp se denomina Ruta. Haz lo siguiente:
Ve a la Caja de Herramientas y selecciona Crear y Editar Rutas; (4) tu cursor se transformará en una plumilla junto a un pequeño cuadrado. Si quieres definir una recta, haz clic sobre el lienzo para determinar el punto de partida.
Mueve el cursor hasta donde deseas situar el punto final de la recta, y haz clic. Verás un segmento que une ambos puntos. Si quieres crear curvas, mantén pulsado el botón izquierdo del ratón mientras arrastras. Podrás ver una línea de dirección con dos puntos de control en ambos extremos.
Arrastra la línea de dirección hasta que encuentres la curvatura deseada (puedes moverla en todos los sentidos, ampliando y reduciendo su longitud).
Una vez que hayas creado el trazado, puedes modificarlo con total libertad utilizando la misma herramienta. Haz clic y arrastra cualquier punto de ancla (los pequeños cuadrados negros que unen los segmentos del trazado. (5)
Gimp te permitirá realizar diferentes tipos de trazados: poligonales (abiertos o cerrados), con curvas, o rutas que utilicen segmentos curvos y rectos, sin ninguna dificultad.

4- Crear texto
Crear texto en Gimp es muy sencillo; en primer lugar, dirígete a la Caja de Herramientas principal, y pulsa el icono de la herramienta Añadir texto a la imagen, representado por una letra T. También puedes pulsar la T de tu teclado como atajo para acceder a esta herramienta. A continuación, haz clic en el punto exacto de la imagen donde deseas ingresar el texto. Se abrirá una pequeña ventana llamada Editor de Textos, donde debes comenzar a escribir; los cambios se verán reflejados en forma inmediata en la ventana de la imagen. Cuando hayas terminado, pulsa el botón Cerrar. (6)
Ahora puedes observar el cuadro de diálogo Capas, y ver que una nueva capa de texto se ha creado; está representado por un icono de letra T. Selecciona dicha capa, y escoge la herramienta Mover capas y selecciones. Sitúa el cursor sobre el bloque de texto de la imagen, y podrás desplazarlo hasta otro sitio. Cada bloque que vayas creando se comportará en forma independiente y permanecerá editable.
Para modificar cualquier bloque de texto, debes seleccionar la herramienta Texto, y hacer clic directamente sobre el bloque, o sobre la miniatura de capa. El Editor de Texto se abrirá nuevamente y podrás modificar el texto escrito.

5- Recortar una imagen
La herramienta de recorte no solamente se utiliza para enderezar una fotografía mal tomada, sino también para realzar su interés compositivo. Para recortar una imagen, activa esta herramienta presionando sobre su icono en la Caja de Herramientas, o bien pulsando el atajo de teclado Mayúsculas + C. A continuación, debes posar el cursor sobre la imagen, hacer clic y arrastrar para crear un rectángulo delimitador. (7)
Puedes modificar las dimensiones del área de recorte antes de ejecutarlo; esto es muy útil ya que te permite ver y probar diferentes composiciones sobre la marcha. Para ello, debes hacer clic y arrastrar desde el vértice superior izquierdo, o desde el inferior derecho. En cambio, si deseas desplazar toda la zona de recorte, debes coger el rectángulo desde los vértices opuestos (superior derecho e inferior izquierdo). Observa que el cursor se transformará para indicarte la acción que puedes llevar a cabo.
Una vez que estés seguro con las dimensiones del área de recorte, puedes proceder a recortar la imagen. Un solo clic dentro de dicha zona eliminará todo lo que se halle fuera de tu selección; también puedes pulsar el botón Recortar del cuadro de diálogo. (8)

6- Ajustes automáticos
Gimp ofrece una variedad de herramientas poderosas para realizar ajustes de color en forma automatizada; esto significa que tú no debes realizar cálculos ni configurar valores. Esta tarea la realiza Gimp evaluando las características específicas de cada imagen, y procede a aplicar los cambios con un simple clic de ratón. Aunque los comandos automatizados no ofrecen una previsualización del resultado, son una excelente alternativa para comenzar a mejorar las imágenes defectuosas cuando no se tienen muchos conocimientos.
Los comandos automatizados se encuentran algo escondidos en los menús de Imagen, es difícil llegar a ellos si no se conoce la aplicación. Puedes encontrarlos dentro del menú Colores > Auto. Allí se abre otro submenú que contiene las funciones automatizadas Ecualizar, Balance de Blanco, Estirar HSV, Normalizar, Realzar color, Reducir el contraste. (9)
Dado que estos comandos no incluyen previsualización, la mejor manera de saber con cual de ellos puedes mejorar una imagen, es mediante el ensayo y error. Utiliza los siguientes ejemplos para tener una idea aproximada de su funcionamiento, y deshaz los cambios si no estás satisfecho con los resultados. Ten en cuenta que puedes aplicar un comando automatizado sobre otro, es decir que, si te apetece, podrías aplicar las seis funciones automatizadas sobre una imagen, una tras otra.


Acerca de GIMP
----------------------
GIMP es el acrónimo de “GNU Image Manipulation Program”. Gimp permite realizar una gran variedad de tareas, desde la creación simple de dibujos y composiciones, hasta la corrección y manipulación fotográfica avanzada. No se trata de un programa gratuito, sino que es una aplicación libre respaldada por la licencia GPL (General Public License). Este tipo de licencia ofrece a los usuarios el código f

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información