| Artículos | 01 FEB 2010

iPad:¿un nuevo éxito?

Compartir

Daniel de Blas.
Tras tanto suspirar por el nuevo ordenador tableta de Apple, por fin hemos podido ver lo que el fabricante nos preparaba para ser la nueva revolución y, aunque muchos piensen lo contrario, tenemos la sensación de estar viviendo algo parecido a cuando el fabricante anunció el iPhone (o incluso a cuando lanzó el primer iPod): “que si es muy caro que si le falta esto o lo otro, que nadie necesita algo así, que si ahora el chiste de la comparación entre la piedra y el iPhone”… De acuerdo que es pronto para saber si el iPad será un éxito, pero de verdad, ¿cómo es posible que, tras el iPod o el iPhone no hayan aprendido la lección? Antes de quedar en ridículo, los habituales “analistas” que vaticinan los fracasos de Apple, deberían intentar pensar que el iPad es mucho más que un iPhone con pantalla grande y sin cámara. ¿No se dan cuenta de que hace un par de años se estaban riendo pensando que Apple se daría el batacazo al intentar entrar en un mercado como la telefonía móvil dominado por gigantes como Nokia, Sony, etc.? Para ellos, Apple anunciaba hace un par de semanas que la compañía ya es el fabricante número uno del mundo de dispositivos móviles… ahí queda eso. Pues bien, a pesar de todo lo anterior, y aunque con una perspectiva muy distinta, en Macworld también nos hemos hecho la pregunta: ¿será el iPad tan popular como el iPhone?
Primero: no es un teléfono. En primer lugar, hay que pensar que en el caso de un teléfono, casi todo el mundo (en el mundo desarrollado, se entiende) tiene uno; de modo que el iPhone es un producto que cubre una necesidad importante para la mayoría. En este sentido, un iPad, por mucho que nos parezca irresistible, no es una necesidad y menos para quienes ya tengan un portátil o un iPhone.
Por otro lado, también hay que tener en cuenta que, incluso quienes ya tienen un portátil y un iPhone o un iPod touch (y hasta diríamos que estos todavía más), seguro que cuando vuelvan a hacer un gasto en tecnología, su primera opción será el producto más atractivo del momento y que no es otro que el iPad. Sobre todo cuando llega la época navideña, o cuando se quiere hacer un regalo importante, la mayoría gastamos una gran parte de nuestro presupuesto en tecnología. Así, ante la duda entre un marco de fotos digital, un lector de libros electrónicos o cualquier otro “gadget”, el iPad se convierte en el producto más atractivo ya que ofrece mucho más que cualquiera de estos a un precio no demasiado más elevado.
Sin embargo, incluso analizando estos pros y contras, tenemos la sensación de que Apple tiene un “súper ventas” en su gama de productos (aunque evidentemente no uno como el iPhone) y no un “buen intento” como podría ser, por ejemplo el Apple TV. Si lo piensas, los 6 modelos que Apple va a lanzar al mercado se van a vender de maravilla entre los tecno-adictos (los famosos “early adopters”), los admiradores de los productos de Apple (entre los que muchos nos encontramos), y los que lo encuentren un producto ideal para navegar, contestar mensajes, jugar o disfrutar de música y películas en casa o cuando se sale de viaje (entre los que también nos encontramos muchos). De este modo, desde que se empiece a vender hasta Navidad, las ventas están aseguradas y para la campaña navideña, el regalo de moda, como decíamos, será probablemente también el iPad (en esta versión y con este precio e incluso puede que ya con la primera revisión o rebaja de precio para ponerlo todavía más fácil). Apple tiene claro que el iPad es un producto muy atractivo, pero no tan barato como, digamos, un iPod; ni tan productivo como, por ejemplo, un MacBook. Así, con tan sólo abaratarlo un poco se pone “a precio de capricho” y con tan sólo tres detalles más se vuelve irresistible.
La competencia al acecho. Por último, Apple no debe olvidar que el resto de la industria se ha lanzado también a la “tablet manía” y es probable que en breve empecemos a ver una amplia variedad de ordenadores parecidos al iPad (algunos ya se han presentado en la pasada edición de la feria CES) y que con un Windows 7 camuflado y un poco de astucia (y una cámara en el frontal como tienen la mayoría) pueden conseguir llevarse una buena parte del “pastel de las tabletas”.
Por suerte, Apple, sigue fiel a la filosofía que ha hecho que tantos de sus últimos productos triunfen: tomar un concepto y reinventarlo desde el principio y en el momento adecuado. Así, el iPad es un concepto de dispositivo digital creado “desde cero” para hacer una serie de cosas mejor que ningún otro: así, es mejor que cualquier iPhone o portátil para navegar (bueno, salvo por lo de Flash), para contestar un e-mail, para disfrutar de películas, fotos o música o para jugar en cualquier lugar. Y si le sumas la potencia de la interfaz multi táctil para todo esto y la posibilidad de usar también aplicaciones de creación como nunca antes lo hemos hecho, te das cuenta de que está muy por delante de cualquier ordenador con Windows, por mucho que los fabricantes de hardware le pongan pantalla táctil y forma de tableta. El que tenga cámara o no, o que le falte esto o lo otro, son cosas circunstanciales, porque la base, la esencia y la filosofía del producto ya están ahí.

Apple sigue demostrando quien es
Así pues, sea como sea el futuro del iPad, por nuestra parte es ya un producto que vuelve a demostrar que Apple es la compañía más innovadora, más atrevida y con mayor talento de la industria. Incluso si no es un éxito (cosa que dudamos) pone en evidencia que la empresa que lidera Steve Jobs se atreve a reinventar la tecnología para hacerla más productiva, fácil de usar y para disfrutar más de ella, y que cuando lo hace, pone “toda la carne en el asador” incluso sabiendo que el batacazo puede ser mayúsculo. Y eso sí es digno de admiración. El resto, junta componentes, le pone el sistema operativo que haya disponible y a ver qué sale… Eso sí es de chiste, y no lo de la piedra y el iPad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información