| Artículos | 01 JUL 2008

iPhone 3G y los mejores smartphone para tu Mac!

Compartir

Javier Rodríguez y Fernando García.
No todos los usuarios móviles necesitan acarrear un portátil, sino que para muchos “guerreros de la carretera“ es preferible utilizar un buen teléfono inteligente que les permita ejecutar aquellas aplicaciones que requieran, al tiempo que comunicarse por teléfono desde cualquier punto de la geograrfía, o contar con el correo, el calendario, contactos y tareas perfectamente sincronizados con el Mac de su oficina o su equipo de sobremesa.

Después de todo, ¿no es ese el motivo por el que existe el iPhone 3G? Pero lo cierto es que no se trata de la única opción disponible y en este artículo te mostramos otras opciones que pueden resultar igual de válidas o incluso preferibles sobre el terminal de Apple.

iPhone 3G
Aunque en el momento de escribir este artículo todavía no está en el mercado, el iPhone 3G es sin duda la novedad del momento y el producto contra el que sin duda alguna van a compararse todos los demás. Para este artículo nos hemos basado en las pruebas de nuestros compañeros de Macworld EEUU, en la información de Apple y otras fuentes.
Aunque internamente cambian bastantes cosas en el nuevo iPod comparándolo con el antiguo modelo, estos cambios no han afectado a la interfaz de usuario que sigue siendo la misma. Y a su tamaño y forma, muy similares.
Interfaz. La pantalla táctil destaca por ser la de mayor tamaño de todos los modelos evaluados, ofreciendo una mejor visibilidad de todas las aplicaciones y por ser controlada con el dedo, sin necesidad de lápices especiales.
El manejo en sí llama la atención, incluyendo los listados con inercia que podemos acelerar pulsando rápidamente con el dedo de forma parecida a los coches de fricción de cuando éramos pequeños, el ampliar o reducir una página web o una fotografía con dos dedos son otros de los ejemplos de la interfaz que ha convertido a este teléfono en mundialmente famoso pese a existir otros modelos más potentes en muchos aspectos.
Uno de estos casos es la lista de contactos. Se puede recorrer fácilmente pero no existe ninguna forma para buscar una persona por nombre o apellido o incluso por cualquier campo de la ficha como si se puede en otros equipos.
La rapidez de la interfaz es excelente y la respuesta es prácticamente instantánea en todas las aplicaciones.
Software. Aunque inicialmente Apple no permitía la inclusión de aplicaciones de terceros en el iPhone o el iPod touch, finalmente ha lanzado un programa de desarrolladores cuyos primeros resultados empezarán a verse aproximadamente en el lanzamiento del iPhone 3G.
El software que utilizarán estas aplicaciones es muy similar al empleado en el Mac OS X, un núcleo Unix con una interfaz gráfica de fácil manejo y programación. La estabilidad de esta plataforma está ampliamente comprobada, como ya ha podido verse por el gran número de aplicaciones que han surgido para ella en los teléfonos e iPods “hackheados”, aunque en este último caso con ciertas limitaciones: ya se ha anunciado que no habrá programas que puedan funcionar en segundo plano, en su lugar se ofrece una estructura que utiliza los servidores del desarrollador que a través de los de Apple enviarán notificaciones al teléfono cuando corresponda (esto provocará tráfico de red, por lo que deberá tenerse en cuenta al contratar la tarifa de datos).
Conexión. Otro apartado con una limitación importante es el Bluetooth, ya que en este nuevo modelo y al igual que pasó con el iPhone original, estará limitado a la conexión de dispositivos manos libres autorizados, lo que elimina un gran área de posibles aplicaciones como el poder usarlo de módem 3G con el Macintosh.
Otra de las limitaciones de Bluetooth es la imposibilidad de usarlo con iSync o para el intercambio de datos con otros dispositivos móviles. De todos los dispositivos evaluados, el único que obliga a utilizar un cable para sincronizar los contactos, la agenda, la música, películas, etc., es precisamente es el iPhone, ya que los demás equipos si que pueden hacerlo por Bluetooth.
Por su parte, el modo USB es únicamente para cargar la batería y sincronizar
Batería. El iPhone 3G, al igual que el modelo anterior y que todos los iPods surgidos hasta la fecha, incorpora una batería no reemplazable por el usuario, es decir que para cambiarla hay que llevarla a un servicio técnico. Hay que tener en cuenta que la duración de una batería de Ion-Litio es de aproximadamente tres años, lo que nos da una idea de la duración real de nuestro teléfono.
Aunque la capacidad de la batería del iPhone 3G no se ha publicado, es de suponer que será como mínimo igual a la de su predecesor que incorporaba una de 1400 mAh.
Aunque tiene una capacidad superior a alguno de sus competidores, si aprovechamos todas las funciones del equipo: navegando por WiFi o la red de datos de telefonía, comprobando la cuenta de correo, utilizando el GPS, etcetera, comprobaremos que la duración se aleja mucho de la anunciada por Apple de 10 días de funcionamiento en espera y se acerca bastante más a dos días e incluso menos.
Sin módem. Otra de las carencias del iPhone es su incapacidad de funcionar como módem para que un Macintosh, o un PC, se conecte a Internet a través suyo, una limitación importante teniendo en cuenta que los planes de datos que ofrecen las operadoras de telefonía no son precisamente baratos y el usuario correspondiente querrá aprovechar al máximo la conexión, algo que en muchos casos no podremos hacer sólo con el iPhone.
iSync. En lugar de usar iSync, iPhone utiliza como herramienta de comunicación el programa iTunes y a través de él podemos sincronizar las películas y canciones del propio iTunes, los álbumes de fotografías de iPhoto y los contactos y eventos de la Agenda y de iCal.
Si bien la sincronización de archivos multimedia es la mejor de todos los programas evaluados, defrauda en cierta medida la sincronización de los contactos y la agenda. El fallo más importante es que las tareas de iCal, trabajos a realizar sin fecha ni hora definidas, no pueden sincronizarse, ya que el iPhone no maneja estos elementos. Además aunque se sincronizan todos eventos con fecha definida, tampoco se implementa el concepto de varios calendarios en el iPhone, una herramienta excelente para organizar y separar el trabajo y la vida personal, ni los grupos de contactos.
Fotografías y vídeos. La cámara incorporada en el iPhone tiene una resolución de 2 megapíxeles y cumple el papel de cámara de móvil proporcionando una calidad aceptable. La ausencia de flash no es muy importante, en los teléfonos que lo tienen sólo sirve para hacer fotografías de primer plano.
Más grave para mucha gente es el hecho de que esta cámara no pueda grabar vídeos, una limitación por software bastante incomprensible.
Multimedia. En el aspecto de reproductor multimedia es, sin embargo, donde el iPhone destaca claramente ya que la interfaz ofrece una facilidad de manejo insuperable con características como la manipulación de fotografías con gestos de los dedos o la elección de los discos mediante cover flow, solución que también está implementada en el programa iTunes de Macintosh.
La principal limitación que tiene el iPhone es que los vídeos que puede reproducir tienen que estar en unos formatos específicos que no están muy difundidos. Si quieres visualizar una

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información