| Artículos | 01 DIC 2000

La Interfaz de Mac OS X

Compartir

Plácido Moreno.
Ya ha instalado la nueva versión del sistema operativo. Nada más y nada menos que 700 MB de sistema. ¿Impresionante, verdad? Tras la primera experiencia con la interfaz ya habrá experimentado con las ventanas y seguramente no le haya resultado difícil. Ciertamente, no es tan distinto al Mac OS actual. Ya conoce el nuevo Finder y además se ha familiarizado con el menú Desktop. Pero aún quedan algunos detalles que mostrar de la interfaz de Mac OS X. Descubra en esta nueva entrega a aprovechar todos los secretos del Dock y otros elementos del nuevo sistema operativo.

El Dock, a fondo
Si algo ha dotado de espectacularidad al nuevo sistema operativo de Apple ha sido la incorporación de una solución para abrir fácilmente aplicaciones y documentos denominado Dock. El objeto del Dock no es otro que mantener a primera vista todas aquellas aplicaciones o archivos que utilice con frecuencia. El Dock está dividido en dos partes: una de ellas a la izquierda de la barra vertical donde se observan las diferentes aplicaciones disponibles “de serie” con la versión beta y en el otro lado, todos los archivos, carpetas, servidores, ventanas del sistema, navegador, películas que utilice, etc. Debe matizarse que cualquier elemento contenido en el Dock puede ser arrastrado a una nueva posición entre las otras aplicaciones y podrá observar un armónico movimiento del resto de los iconos para acomodar al “recién llegado”. También es posible arrastrar cualquier archivo sobre el icono de la aplicación correspondiente en el Dock para abrirlo.

Dentro del menú Desktop dispone de un submenú que le permitirá definir el comportamiento del Dock. Así, podrá definir el tamaño de los iconos, su ampliación dinámica al pasar el puntero, la posibilidad de esconderlo y mostrarlo de forma automática (idea retomada del automatismo del menú Inicio de Windows) e incluso dotar de animación a los iconos cuando se hace clic sobre ellos.


Técnicas
Atajos básicos para manejar Mac OS X
-----------------------------------------------------
Cómo crear una carpeta nueva
Una opción es la del botón derecho de su ratón, si es que la tiene, la segunda (si sólo tiene un botón) es pulsar Control y hacer clic para elegir en el menú contextual Carpeta Nueva. Pero si lo suyo son las teclas, no tiene más que pulsar Comando+Control+N. En la nueva versión del sistema operativo la tradicional opción Comando+N, le abrirá una nueva ventana del Finder. En este punto, existe una opción del Finder Comando+Z que permite deshacer acciones tras mover elementos a diferentes directorios.

Salir de una aplicación y cerrar una sesión
En Mac OS X mientras esté en una aplicación podrá salir de ella pulsando Comando+Q, pero recuerde que cuando este en el Finder si realiza la misma combinación de teclado, el sistema le preguntará si desea hacer un Log Out, es decir, cerrar la sesión del usuario actual y abrir otra con un nuevo usuario. La otra opción es la de Apagar el equipo directamente.

Problemas con las ventanas
Es normal, no funcionan exactamente igual que en Mac OS 9. Así, cuando desee abrir las ventanas de forma independiente y no que se abra todo en la misma, pulse Opción al mismo tiempo de hacer clic sobre la carpeta deseada. Un conjunto de ventanas abiertas, las podrá cerrar de una sola vez si pulsa al cerrar sobre una de ellas la tecla Opción.

Crear un alias
Es probable que no se acostumbre desde el primer momento a la nueva estructura de directorios de Mac OS X y desee crear sus accesos directos o alias. Para crear un alias en Mac OS X tan sólo es necesario hacer clic sobre el icono y simultáneamente pulsar la teclas Comando+Opción, arrastrando el icono a otra parte del escritorio o mediante la combinación Comando+L.

Impresionar a las visitas
Pulse Mayúsculas al tiempo que pulsa sobre el signo menos de la ventana (el botón amarillo) y observe toda la plasticidad de la ventana que se recoge sobre el Dock. Realmente, espectacular. Recuerde que otra opción para colocar una ventana en el Dock es pulsar dos veces sobre la barra superior de la misma y un sólo clic permitirá lanzarla de nuevo.

Eliminar archivos
Algunos atajos de teclado de la versión anterior de sistema operativo se mantienen. Así, para tirar cualquier elemento a la papelera deberá pulsar Comando+Borrar. La novedad en Mac OS X es que, es posible vaciar la papelera también desde un atajo de teclado: Comando+Mayúscula+Borrar.

Personalización al máximo
Mediante la nueva barra de menús View Options, podrá configurar el aspecto de las ventanas del Finder, de todas ellas o de forma individual si lo desea. Podrá controlar desde el tamaño de los iconos, el ordenamiento de iconos respecto a una rejilla base e incluso el color o la imagen de fondo. Mac OS X permite también cambiar el fondo de su pantalla y para ello nada más sencillo que ir al menú Dock & Desktop Preferences y seleccionar la imagen que se desea colocar en el fondo del escritorio.

Cambiar de aplicación
No debe olvidar que si desea cambiar de aplicación activa, con Mac OS X también es posible hacerlo con el tradicional atajo de teclado Comando+Tabulador. Observará en el Dock como la aplicación en uso se atenúa de color.

Bloquéalo si puedes
Con Mac OS X su equipo nunca más le volverá a dejar “tirado”. La nueva característica de memoria protegida podrá apreciarla cuando decida forzar la salida de una aplicación. Experimente y pulse Comando+Opción+Esc… ¿Recuerda lo que ocurría en su antiguo Mac? Se exponía a un “cuelgue” estrepitoso… Ahora sólo tendrá que elegir la aplicación de la que desea salir en la ventana que le ofrece el sistema y pulsar Enter para continuar trabajando.

Un nuevo menú principal
Aunque la filosofía es la misma basada en menús desplegables, a partir de ahora deberá acostumbrarse a ver la aplicación activa en la parte superior izquierda de su pantalla, desde donde podrá acceder de forma mucho más sencilla a las preferencias de la misma.

Póngalo en hora
Una interesante opción de Mac OS X es el reloj. El nuevo sistema operativo le ofrece la posibilidad de disponer de un vistoso reloj analógico o de un reloj digital. Es más, gracias a las preferencias de esta utilidad le será posible definir detalles tan cuidados como activar la aguja del segundero en modo reloj analógico o controlar si parpadean o no los dos puntos que separan horas y minutos en el modelo digital. Podrá utilizar formatos de 12 o 24 horas y por si fuese poco, podrá programarlo para que esté fijo en el Dock o como un elemento flotante del que podrá controlar, con un deslizador en las preferencias, el nivel de transparencia.
Una de las principales carencias que detectará en esta versión beta es que, con tanta modernidad, resulta que no incorpora ni alarma para avisarle de un exceso de trabajo. Asimismo, al contrario que Mac OS 9, la beta de Mac OS X no permite que el reloj se sincronice con los servidores horarios en Internet.


Novedades MAC OS X
------------------------------
Dave para Mac OS X Thursby Software ha anunciado que está preparando una versión de esta aplicación para Mac OS X. Dave permite a los Mac dentro de una red local compartir archivos con ordenadores PC a través de protocolo T

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información