| Artículos | 01 JUL 2004

La mejor resolución para tus imágenes

Javier R. Menéndez.
Primeros pasos con Photoshop
P. Soy novata en el uso del Mac, y tengo dos dudas. La primera es que al realizar trabajos en Photoshop, y aun utilizando una resolución de 300 ppp, las imágenes son de una resolución muy baja en pantalla y al imprimirse.
Pilar Cristobal
applecinnamon@terra.es

R. No debes confundir la resolución de salida del documento, que hace referencia a la cantidad de puntos que se imprimirán en cada pulgada de papel, con la resolución de tu monitor (entre 75 y 96 ppp generalmente). Tampoco debes confundir la resolución que asignas al documento de Photoshop con la resolución a la que hayas capturado la imagen original en mapa de bits. Por ejemplo, si has capturado una imagen, ya sea desde escáner o desde tu cámara fotográfica, a una resolución de 75 ppp, y configuras el documento para que tenga una resolución de 300 ppp, manteniendo el tamaño de salida, el programa deberá inventarse los píxeles que no existen en la imagen original. Este proceso recibe el nombre de interpolación, y Photoshop y otras aplicaciones de edición de mapa de bits incorporan diversos métodos de interpolación que permiten obtener mejores resultados en función del tipo de imagen o fotografía sobre los que se apliquen.
Los gráficos vectoriales (que también puedes emplear con algunos elementos de Photoshop) no están sujetos al mismo problema, ya que en este caso su forma no está basada en lo que sería el equivalente al dibujado de puntos sobre una retícula, sino que se crean a partir de fórmulas matemáticas. Por tanto, un gráfico vectorial siempre se verá perfectamente cuando lo imprimas independientemente de que varíes el tamaño o resolución.
Los gráficos de mapa de bits (bitmap) son más sensibles a todas las modificaciones que realices sobre la resolución, ya sea cuando los escalas a un tamaño superior al tamaño original del gráfico o cuando aumentas la resolución de salida para el documento manteniendo el tamaño del original (la interpolación que comentábamos anteriormente).
La calidad de este tipo de imágenes también depende de la propia resolución máxima que ofrezca la impresora que estés utilizando. De poco servirá que definas una resolución de 600 ppp para tu documento si usas una impresora con una resolución de 150 ppp.
En el supuesto de que tu impresora sí ofrezca una buena resolución debes tener en cuenta otros aspectos que pueden contribuir a degradar la calidad inicial de tus imágenes. El más frecuente es el uso de un papel de baja calidad, como puede ser el papel común, para la impresión de fotografías o forzar la impresión a página completa de una imagen cuyo tamaño sea notablemente inferior.


Sobre imágenes y cambios de resolución
P. Quiero haceros tres consultas. La primera hace referencia a las descargas de mis fotografías desde una cámara Nikon Coolpix 990 que al llevarlas a cabo se cambia la resolución original de 72 a 300 cambiándome lógicamente el tamaño de las fotos. ¿Cómo puedo evitarlo?
La segunda consulta se debe a que no consigo utilizar correctamente la aplicación DiscCopy para grabar mis fotos en un CD de forma que puedan ser leídas desde un PC. ¿Podríais indicarme cómo hacerlo paso a paso?
Y por último hace unos días tuve que desinstalar la impresora HP 7760 para instalarme una EPSON R200, con la que estoy más contento, pero cuando quiero acceder al Epson Printer Utility para saber los niveles de tinta siempre se me cierra la aplicación con el mensaje: “La aplicación se cerró inesperadamente”; y hasta ahora nunca lo he conseguido. ¿A qué puede ser debido?
Pablo Robredo
pablo@robredo.jazztel.es

R. No debes preocuparte de que tus imágenes aparezcan con una resolución de 300 ppp, ya que la relación que hay entre la resolución y el tamaño de las fotografías es directa. Es decir, si utilizas cualquier programa para bajar la resolución de tus fotografías a 72 ppp verás que aumentará su tamaño, mientras que si la aumentas podrás comprobar que el tamaño baja. En ambos casos obtendrás el mismo resultado cuando las imprimas a papel, con la diferencia de que cuando mantengas los 300 ppp tendrás una mejor aproximación del máximo tamaño que podrás emplear para que se impriman con buena calidad. Otra cosa distinta es que el programa descargue las fotografías de la cámara manteniendo su tamaño original pero remuestreándolas a una resolución superior (es decir, creando píxeles nuevos para aumentar artificialmente el tamaño de las imágenes, como se explicaba en la anterior consulta).
Sobre tu segunda pregunta, el modo más sencillo en el que puedes grabar tus imágenes para que puedan ser leídas desde un PC (tanto si usas Mac OS 9.x como Mac OS X) es que introduzcas un CD virgen en tu unidad óptica. Al hacerlo se montará en el escritorio. Arrastra sobre el icono del CD las imágenes que quieras grabar. Asegúrate de que las imágenes tengan la extensión .JPG, .TIFF, o cualquier otra que corresponda con su formato original. Esta será la información que utilice Windows para saber con qué programa ha de abrirlas. Para finalizar, sólo tendrás que grabar el CD (puedes utilizar las opciones del menú del Finder). Utilizando los ajustes que presenta por omisión el sistema operativo, el CD se grabará con el formato ISO 9660, de forma que podrá ser leído tanto en Mac como en PC.
Cuando pulses el botón con el que se inicia la grabación del CD asegúrate de haber seleccionado una velocidad de grabación que sea compatible con la unidad óptica que tengas en el PC. Es decir, no grabes el CD a una velocidad 24x si la unidad de tu PC sólo puede leer los discos a una velocidad máxima 8x. Del mismo modo, también deberás asegurarte de utilizar un formato de disco que sea compatible con el lector óptico de tu PC, ya que es posible que tu Mac pueda grabar los discos CD-R y CD-RW mientras que tu PC sólo puede leer los discos CD-R.
En cuanto a tu última consulta, comprueba en la web del fabricante que estés utilizando la última versión disponible. Si es así, y estás utilizando el OS X, procura acceder a esta utilidad desde el panel de impresión y no directamente desde el controlador que se instala en el Centro de impresión.


Comprimir archivos con formato DMG
P. ¿Con qué aplicación puedo comprimir archivos DMG?
Gonzalo Camacho
gon2000arq@yahoo.com

R. Si estás utilizando el Mac OS X lo más sencillo es que lo hagas con la Utilidad de discos que puedes encontrar en Aplicaciones>Utilidades; y si tienes instalada la versión Deluxe de cualquiera de las últimas versiones de StuffIt también podrás hacerlo desde esta herramienta de compresión de archivos. Si estás utilizando el Mac OS 8.x o superior, también podrás utilizar la Utilidad de discos instalada por omisión. Todas estas opciones te permiten crear archivos de imagen de disco (formato DMG) con diferentes opciones: comprimidos, encriptación de datos, masterizado, en lectura, lectura y escritura, etc.


Conectar un micrófono al PowerBook
P. Tengo un PowerBook d

Compartir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información