| Artículos | 01 JUN 1998

Mac OS, Rhapsody y Mac OS X

Compartir

Ignacio Palou.

La última conferencia para desarrolladores celebrada el pasado mes de mayo en California ha servido como plataforma de lanzamiento de nuevos productos y para presentar la enþsima y aparentemente definitiva nueva estrategia de sistema operativo de Apple . Pero tal vez el anuncio más interesante no lo ha protagonizado Jobs sino los propios desarrolladores: " Volvemos al Mac " .

Los desarrolladores quieren hacer notar su importancia dentro del delicado ecosistema en el que Apple es depredador y presa: de nada sirven los últimos anuncios de la compañþa en torno a nuevas máquinas y renovadas estrategias de sistema operativo sin desarrolladores que produzcan software suficiente ( en cantidad y calidad ) para hacer de la plataforma Macintosh algo viable .

La ediciþn de este año de la WWDC atrajo a unos 3 . 500 desarrolladores motivados principalmente, al menos hasta que se hicieron públicos algunos anuncios, por el aparente retorno a los beneficios de la compañþa, algo que causa casi tanto escepticismo como esperanza .

Sin embargo el anuncio sobre el nuevo impulso que Apple pretende dar al Mac OS en su dþcima ediciþn ( ahora Mac OS X ) ha causado cierta confusiþn entorno al significado de Rhapsody, lo que la mayorþa de los usuarios creþan iba a ser el sucesor del actual Mac OS, sobre todo porque tienen muchas cosas en común . Si antes se anunciaba que Rhapsody tomarþa lo mejor del Mac OS para alumbrar un nuevo sistema operativo ahora va a suceder lo contrario: el Mac OS tomará lo mejor de Rhapsody para ofrecer algo que recuerda mucho a lo que que deberþa haber sido Copland y no pudo ser .

A+B B+A

Aunque Jobs ha reconocido que Rhapsody es un producto excelente es consciente de que no es lo que va a salvar Apple, ni lo que los usuarios deberþan querer para sus Mac . Esto se debe sobre todo a que para aprovechar Rhaspsody las aplicaciones deberþan ser reescritas desde el principio, lo que sin duda es una tarea imposible y algo que los desarrolladores veþan con recelo . Otra opciþn serþa ejecutar aplicaciones Mac OS en la famosa Caja Azul, que aunque no es un emulador si impone ciertas limitaciones a nivel hardware, algunas de ellas tan importantes como el acceso a interfaces de red .

Si en lugar de integrar parte del Mac OS en Rhapsody se coge lo más atractivo de Rhapsody para el Mac OS ( se cambia el orden de los factores ) se obtiene lo que aparentemente Apple busca: un SO con las ventajas propias de un sistema operativo moderno pero compatible con las aplicaciones ya existentes ( las cuales no podrán beneficiarse de las ventajas del nuevo SO ) . Algunas diferencias respecto a Rhapsody son que las modificaciones que deben hacer los desarrolladores en sus aplicaciones son mþnimas ( al menos en comparaciþn con Rhapsody ) , se podrán hacer " en cuatro dþas " , y además conservarán compatibilidad " hacia atrás " , pudiendo correr en versiones 8 . x de Mac OS .

Pero además un usuario de Mac OS X dispondrá del mismo entorno de trabajo que Rhapsody ( la Caja Amarilla ) , lo que significa que podrá ejecutar tambiþn aplicaciones escritas para Rhapsody . Mac OS X se convierte en un atajo por el que es más fácil ( para usuarios y desarrolladores ) llegar a las ventajas de Rhapsody .

Despejando la X

Para el usuario el panorama de transiciþn se presenta mucho más transparente que cuando se anunciþ Rhapsody, aunque aparentemente serán menos los elegidos para beneficiarse del nuevo sistema operativo .

Cuando Apple anunciþ Rhapsody prometiþ que serþa compatible con las " actuales " máquinas ( entonces los 7300, 8600 y 9600 ) y de nuevo Mac OS X será compatible con las actuales máquinas ( ahora son los G3 ) .

Avie Tevanian ( jefe de sistemas de Apple ) ha afirmado que no van a dar con la puerta en las narices a los viejos ( ahora viejos ) procesadores 603e y 604e, pero que ellos sþlo se comprometen a hacer el nuevo sistema para los de momento nuevos G3 y sucesores de þstos .

Por ahora en los prþximos meses quienes no vayan a acceder a Rhapsody ( ya claramente enfocado a los mercados de autoediciþn y servidores ) o al Mac OS X seguirán recibiendo actualizaciones semestrales del Mac OS 8 .

Para finales de este año se espera la llega del Mac OS 8 . 5 ( cuyo nombre en cþdigo es Alegro ) , el Mac OS 8 . 6 llegará durante los primeros meses del año y seis meses despuþs vendrá Sonata . Paralelamente a estos lanzamientos irán llegando la primera versiþn de Rhapsody para máquinas PowerPC e Intel ( previsiblemente para despuþs de este verano ) y un poco más adelante el Mac OS X, que deberþa estar disponible, por lo menos para desarrolladores, a principios del año que viene .

Si quiere suscribirse a la LSPM sþlo tiene que enviar cualquier mensaje a lspm-on@listas . idg . es, o escribir subscribe digest LSPM en un mensaje dirigido a suscripciones@listas . idg . es si quiere cambiar a la modalidad de resúmenes diarios .

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información