| Artículos | 01 JUL 2008

Multifuncionales, el periférico ?definitivo?

Imprime, copia y escanea por menos de 200 EUR

Compartir

José C. Daganzo.
Los equipos multifunción han tenido, desde sus comienzos, una aceptación muy grande, tanto en los hogares como en la oficina. Sus virtudes compensan con creces sus desventajas y la última generación de estos dispositivos es más asequible y potente que nunca, haciendo que su uso sea de lo más sencillo y satisfactorio.

La utilización de un sistema multifuncional con calidad fotográfica es la solución ideal para la mayor parte de los usuarios que no cuentan con demasiado sitio en su mesa de trabajo. En en el mismo espacio que ocuparía una impresora de tinta convencional puedes tener un periférico que te permita digitalizar documentos, imprimir y hacer copias de forma óptima.
Cada vez son más los usuarios que desean imprimir sus fotografías digitales en casa, por ello los fabricantes están adaptando sus productos para ofrecer este “laboratorio fotográfico” para el hogar e imprimir las fotografías en papel fotográfico sin desplazarse de su domicilio. Ello también permite que ninguna otra persona tengan acceso a sus imágenes más personales e inolvidables, pues hacer uso de un sistema de revelado hace que las fotos sean manipuladas por otras personas.
Por otro lado, el escáner es una prestación muy demandada por todo tipo de usuarios, bien sea para digitalizar fotos impresas o porque el volumen de documentos que recibimos en nuestro hogar (facturas, impresos oficiales y documentos personales) crece exponencialmente con el paso del tiempo y tenemos la necesidad de digitalizarlos para no almacenar papel innecesariamente en casa.
La función de copiado, es quizás la que se utilizará en menor medida, ya que la necesidad de hacer una fotocopia no es muy habitual, aunque es una función añadida y útil que va unida a la conjunción de escáner e impresora en un mismo dispositivo.
Por todo ello, los equipos multifuncionales fotográficos son la solución para sacarte de más de un apuro. Así pueden resolverte casos que seguramente se te han presentado como tener que hacer una sencilla fotocopia de un documento (DNI, factura, etc.), el escaneado de un documento de interés o la impresión de una fotografía 10 x 15 cm para un familiar o amigo que se encuentra de visita en casa, además, por supuesto de sus uso habitual para imprimir documentos ofimáticos.

La tinta basada en pigmentos
Los multifuncionales analizados, y todas la impresoras de inyección de tinta actuales que puedes adquirir, hacen uso de tintas basadas en pigmentos, más conocidas como tintas pigmentadas. HP por ejemplo presume de su gama de tinta Vivera, mientras que Lexmark hace lo propio de la Evercolor 2 y Brother de la “Innobella”, por poner tres ejemplos.
Las principales ventajas de este tipo de tintas es que no se disuelven en el agua, ya que el pigmento se encuentra en una disolución específica que la hace resistente a este elemento (cada fabricante ofrece su solución propia). Esa disolución no sólo sirve para ofrecer una alta resistencia al agua, si no que también la permite que las impresiones ofrezcan una durabilidad mucho más amplia, al hacer que la luz no les haga perder el color fácilmente y una teórica profundidad del color más densa. Todo esto en comparación con las tintas de base de agua, o convencionales.

Impresión directa sin el Mac
Todos los fabricantes apuestan por la impresión fotográfica directa así como por ofrecer funcionalidades que no necesiten del uso del Mac. Por ello incluyen lector de tarjetas integrado y en la mayor parte de los caso un puerto USB frontal compatible con dispositivos PictBridge (llaves de memoria flash, cámaras fotográficas, videocámaras, unidades ópticas, etc.) Por ello, también se incluyen pantallas LCD a color para que se pueda tener un mayor control sobre el resultado de la impresión autónoma, con prestaciones que permiten la configuración de la impresión e incluso la realización de pequeños retoques en las imágenes antes de ser impresas, así como para facilitar el uso de los multifuncionales en el modo copiadora. En este aspecto, la pantalla LCD resulta especialmente útil para que, por ejemplo, una fotocopia pueda ser ajustada a nuestras necesidades de forma sencilla, permitiendo comúnmente la realización de reducciones o aumentos, así como la obtención de varias copias a partir de un original.

¿Dónde está el fax?
En esta ocasión, nuestra comparativa ha sido elaborada con equipos multifunción sin la prestación de fax, ya que es una función que no se utiliza habitualmente en ningún hogar y cada vez menos en entornos profesionales. Responde a esta pregunta ¿cuántos faxes has puesto en el último año?, seguramente la respuesta es ninguno. Por ello, hemos preferido no contar con multifuncionales con dicha característica para conseguir equipos de mejores prestaciones sin que su precio superase los 200 EUR. En casos puntuales puedes enviar un fax desde tu Mac sin necesidad de contar con un fax físico. Si dispones de un módem integrado en tu equipo (algo que ha sucedido en las generaciones anteriores de Mac) o adquieres el módem USB externo de Apple (30 EUR) podrás conectarlo a tu línea telefónica convencional y enviarlo sin el menor problema. En el caso de que tu Mac sea de última generación (no contarás con módem) por lo que podrás sincronizarlo con tu teléfono móvil y añadir este como fax (dentro de Preferencias del sistema>Impresión y Fax), siempre que tu terminal móvil permita realizar el envío de faxes.

El escáner
Todos los modelos analizados cuentan con un escáner de tipo plano con tecnología de exploración de pasada única. Cualquier modelo que se precie, en estos momentos, ha de contar con una resolución óptica de digitalización de 600 x 1.200 ppp, algo que todos cumplen, pero los de mayor resolución te van a reportar una mejor calidad de color siempre junto con la profundidad de color que sean capaces de ofrecer.
Existen dos tecnologías de escaneado, CIS (Contact Image Sensors) y tecnología CCD (Charge Coupled Device). Los sensores CIS o CCD capturan la imagen de manera diferente y el resultado es más optimo en el caso de los que utilizan tecnología CCD, ya que esta tecnología ofrece una mayor profundidad de acción y recoge la información de forma más precisa. Un ejemplo de que un escáner utiliza tecnología CIS es que los dobleces de un documento son fácilmente identificables y su tamaño es más reducido. Debido al precio de los equipos analizados, presumiblemente todos utilizan tecnología CIS.
El funcionamiento de un escáner plano es muy sencillo, se coloca el documento en el cristal y este mueve una lente y una serie de sensores de imagen que transforman las señales lumínicas en una señal digital, de un número determinado de bits, que después se traduce en una imagen digital.
Este número de bits de color es la capacidad del escáner para diferenciar los distintos tonos y gradaciones de color y de grises, siendo la norma que a mayor cantidad de bits, mayor tonalidad de colores y gradación de luces. Pero para un uso normal, 24 – 36 bits son más que suficientes (profundidades de color mayores sólo suelen ser necesarias para tareas más especializadas como el escaneado de negativos).
En otros modelos más avanzados, con ADF (alimentador de documentos), la lente

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información