| Artículos | 01 MAY 2000

Música para ?el resto de nosotros?

Compartir

Daniel de Blas.

TODO LO QUE SU MAC PUEDE OFRECERLE
PARA CREAR LA MÚSICA DE SUS SUEÑOS

La grabación multipista
MIDI
Secuenciadores
Lo que hace falta
Soluciones "sólo software"

Entender el sonido digital
El equipo ideal para crear música
Tarjetas de sonido
Controladores, interfaces, sintetizadores e instrumentos MIDI


Hace algunos años, la música creada con ordenadores se asociaba habitualmente a un tipo de música mecánica, artificial y carente de espontaneidad. Sin embargo, ahora mismo, la pieza central en la gran mayoría de los estudios de grabación profesionales no es otra cosa que un ordenador.

Crear música con un Mac es mucho más fácil de lo que pueda parecer. Si alguna vez ha visto un estudio de grabación con sus gigantescas mesas de mezcla y las paredes llenas de complejos artefactos, es posible que piense que las posibilidades de su iMac para hacer música son infinitamente inferiores. Pues sepa que no están tan lejos. La potencia de proceso y la capacidad de disco de un iMac, unidas a la posibilidades del software actual, aglutinan un potencial para la creación y producción musical que les habrían parecido un sueño a los músicos de hace algunos años.

Para empezar a utilizar su iMac como centro de producción musical, ni siquiera es necesario que usted sepa tocar un instrumento o que tenga conocimientos de música. Eso sí, el Mac no va a convertirle en un gran músico el primer día, pero con el software adecuado y un poco de paciencia puede empezar a hacer sus pinitos en menos tiempo del que piensa.


Entender el pasado
Conocer los conceptos básicos de la producción musical resulta imprescindible antes de lanzarse a experimentar con el Mac. En realidad, como sucede en muchas otras áreas, los ordenadores no han hecho más que adoptar las formas de trabajo tradicionales, por lo que si ya sabe algo sobre como se trabaja en un estudio de música podrá aplicarlo al usar su Mac para hacer música.


La grabación multipista
Volver al sumario

Si es usted de los que piensa que cuando una banda de música graba un disco lo hace como si estuviese tocando en directo (sólo que dentro de un estudio insonorizado y con numerosos micrófonos para registrar cada uno de los instrumentos), quizá se ha quedado algunas décadas atrás. Salvo que por deseos expresos, un grupo de músicos quieran grabar tocando todos a la vez como si se tratase de un concierto, lo habitual es que cada uno de ellos toque su parte por separado para luego fundirlas todas en la llamada mezcla.

¿Y ésto cómo se hace? Evidentemente, sería muy difícil que cada músico tocase su parte sin escuchar el resto de los instrumentos y que luego las partes encajasen a la perfección. En realidad, cada músico interpreta su parte escuchando a la vez las partes grabadas por los otros componentes y, cada parte adicional, va quedando registrada de forma independiente. De este modo, si uno de los músicos se equivoca, no arruina la interpretación del resto y puede repetir su parte hasta estar satisfecho con el resultado. Este proceso es lo que se conoce como grabación multipista. Por ejemplo, en un conjunto de música moderna, el único que suele tocar la canción sin escuchar nada más que un "clic, clac" que le indica el ritmo base de ésta es el batería. En muchas ocasiones, para evitar que lo artificioso del proceso haga que se pierda la espontaneidad, muchos baterías prefieren poder escuchar la voz del cantante y, por lo menos, también al bajista para no perderse. Adicionalmente, el "clic, clac" se sustituye muchas veces por un patrón básico generado por un secuenciador o una caja de ritmos. Posteriormente, el resto de los músicos de la banda pueden interpretar su parte escuchando ya la base rítmica grabada por el batería.

LA ONDA ANALÓGICA ORIGINAL ES UNA SEÑAL QUE EL MAC INTERPRETA mediante los llamados conversores ADC (analógico a digital), llevando a cabo mediciones de ésta a lo largo del tiempo. El número de veces por segundo que los chips conversores realizan esta medición es lo que se llama frecuencia de muestreo (en el eje horizontal) y la precisión con la que es capaz de realizar cada medición es lo que se denomina resolución de muestreo. Cuanto mayores son la frecuencia (mayor número de mediciones) y la resolución de muestreo, mayor fidelidad guardará la "onda digital" con respecto a la onda analógica original.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información