| Artículos | 01 ABR 2010

Optimismo moderado

Compartir

Daniel de Blas.
Por fin, el esperado iPad ya está a la venta y, aunque falta esperar todavía a que se venda en otros países (y al menos durante algunos meses) para ver la acogida por parte del público, las primeras señales son de optimismo, pero moderado. Apple ha preferido poner a la venta el iPad primero en EEUU y aunque, como es habitual, durante las primeras horas del pasado 3 de abril, los compradores tenían que hacer cola para adquirir el iPad, al poco tiempo la situación se ha estabilizado y ya puedes entrar tranquilamente en una Apple Store de EEUU y en unos minutos salir con tu iPad debajo del brazo. Apple habla de 300.000 iPad el primer día y 450.00 en menos de una semana. Es posible que en algunas tiendas o en cadenas como Best Buy estén quedándose sin stock, pero parece claro que aunque la respuesta es francamente buena, no alcanza las los niveles que quizá se esperaban. Lo importante, sin embargo, no es que el comienzo sea muy fuerte sino que el iPad se consolide como una nueva categoría de dispositivo que resulte realmente útil y divertido de poseer: y eso sí que parece que va a suceder.
Sin embargo, es triste que con el iPad a la venta en EEUU desde hace casi dos semanas, todavía no se sepa el precio en Europa para el ordenador tableta de Apple. Hace un mes uno podía pensar que tenía que ver con las fluctuaciones del cambio del euro, pero ahora ya, uno empieza a pensar que Apple esta tratando de estudiar como sacar el máximo margen de sus ventas, como de hecho así ha sido al poner los precios actuales. Apple sabe que hay cientos de miles de entusiastas de la tecnología que están dispuestos a hacer cola para adquirir el iPad al precio que sea. Así comienza con un precio más alto para poder reaccionar si las ventas son más flojas de lo esperado. Si el ritmo de ventas es bueno, como así parece, Apple lo mantendrá hasta la nueva generación que añada las dos o tres características que “nadie sabe como ha podido obviar” y ya tenemos la estrella de la campaña de Navidad.
Despacio pero con paso firme. La segunda gran noticia ha sido la presentación de la nueva versión del sistema operativo para el iPhone. Tras ver las novedades, la sensación es que Apple sabe que tiene una distancia sobre el resto de plataformas que le permite pensar y repensar las nuevas características de mayor entidad para que no supongan después un problema. Ejemplos fueron el copiar y pegar y un buen ejemplo es ahora cómo ha solucionado la multitarea. Lo mejor es que esa misma tecnología va a venir muy pronto al iPad también y va a servir para tener un dispositivo que una la máxima autonomía con las máximas posibilidades a la hora de disfrutar de vídeo, música o juegos, a la vez que navegas, trabajas o, por ejemplo usas un programa para voz a través de IP.
Esto último, la posibilidad de usar aplicaciones voz sobre IP en segundo plano (como Skype) va a ser sin duda un jarro de agua fría para las operadoras. De ahora en adelante, siempre que estés en una red Wi-Fi o 3G, puedes llamar a tus contactos a través de Skype sin gastar tu tarifa de voz.

Publicidad “made in Apple”
Otra de las novedades anunciadas es algo que intuíamos tras la compra de la empresa especializada en publicidad móvil Quattro Wireless. Apple ofrece ahora su propia plataforma publicitaria para que los desarrolladores puedan incorporar anuncios fácilmente en sus aplicaciones. De este modo, Apple se convierte de un día para otro en el líder en publicidad móvil (dos terceras partes del tráfico móvil por Internet está generado por iPhones) y, además de servirle para obtener buenos ingresos, este movimiento le sirve para parar los pies a otras compañías como Google y de paso “meterle un poco el dedo en el ojo” a esta empresa que Steve Jobs ve como un peligroso competidor para el iPhone.

¿Guerra contra flash?
Por otro lado, Adobe debe estar también aterrorizada viendo como esas dos terceras partes del tráfico móvil por Internet son iPhones, todos ellos, navegando sin soporte para Flash… y lo próximo son los iPad. Eso significa que cualquier empresa que vaya a diseñar un sitio web al que se pueda acceder desde un teléfono móvil, no va a pensárselo dos veces antes de desechar flash como plataforma para su web y ahora con el iPad como nuevo referente, los desarrolladores van seguro a plantearse el estándar HTML5 como lenguaje para rediseñar sus sitios.
Por si fuera poco, Apple acaba de cargarse también de un plumazo una de las características estrella de Flash CS5, que se acaba de anunciar, y que no es otra que la posibilidad de convertir las aplicaciones creadas en Flash en programas para el iPhone, usando un compilador integrado en el programa de Adobe. Adobe ha sido incluso capaz de hacer que algunas de estas aplicaciones creadas en Flash pasen el filtro y se incluyan en la App Store… pero eso se acabó: Apple obliga ahora a que todas las aplicaciones estén escritas usando los lenguajes C o C++; o el lenguaje Obj-C. La razón, según Apple, es mantener la calidad de los programas y las capacidades multitarea del iPhone OS 4, que no podrían emplearse usando otros entornos de desarrollo como Flash. En este aspecto, Adobe podría no ser la única damnificada y tenemos el ejemplo de Unity que vende un software para crear rápidamente juegos para el iPhone y que podría estar en un situación parecida a Adobe, aunque en este caso es posible que a Apple sí le interese mantener los juegos creados con este entorno de desarrollo.
En cualquier caso, cuesta creer que Apple se quiera enemistar con la compañía que desarrolla algunos de los programas más importantes de la plataforma Mac. Apple parece dispuesta a no compartir nada del éxito del iPhone con el resto de la industria, pero debería tener cuidado con algunas compañías que, aunque no tengan el carisma de la manzana, son muy importantes para el mundo Mac.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información