| Artículos | 01 MAY 2000

Optimizar el iMac

Compartir

Fernando García.
En cualquiera de su versiones, el iMac es un excelente equipo que puede proporcionarle muchos años de satisfacción. Pero al igual que cualquier otro aparato, si realiza periódicamente algunas labores de mantenimiento descubrirá que su ordenador funciona mejor y durante más tiempo.

Aunque algunos de los cuidados son de tipo físico, otras de estas atenciones las pueden realizar usted mismo, ya que se refieren al sistema operativo, aplicaciones y extensiones que utiliza y se pueden realizar con simples clics del ratón.

Memoria del sistema
Es importante que la máquina tenga memoria suficiente para ejecutar las aplicaciones correctamente. Esto se consigue de dos formas:
- Adquiriendo más memoria RAM física. Los nuevos sistemas operativos exigen entre 64 y 128 Megabytes de RAM instalada para poder funcionar bien. Este requisito será ineludible con la aparición de Mac OS X.
- Desactivando las extensiones y paneles de control que no utilice tal como se explica más adelante.

Limite los paneles de control y extensiones
Cada pocos días aparece en Internet un nuevo panel de control o extensión destinado a facilitar la vida a los usuarios. Sin duda alguna la mayoría de estos elementos son útiles, pero una sobrecarga de ellos es contraproducente por tres razones: en primer lugar cada extensión o panel nuevo hace que el ordenador tarde más en arrancar; además consumen tiempo de CPU y provocan que el ordenador vaya más lento (este efecto es acumulativo y puede que no se note con una sola extensión pero se hace patente con varias extensiones) y por último consumen memoria del sistema.
Por tanto, si quiere ganar velocidad y ahorrar memoria evite instalar paneles de control o extensiones a menos que tenga necesidad de ello, y evite los aditamentos decorativos como modificadores de interfaz de usuario, salvapantallas, ayudas visuales, etc. Si ha instalado extensiones de este tipo y quiere eliminarlas, el proceso es sencillo aunque algo lento. Para ello realice los siguientes pasos:

Desactivar extensiones
1) Abra el panel de control “Gestor de Extensiones”.

2) En la lista de extensiones y paneles de control que aparece, desactive, quitando la marca que aparece a la izquierda, las que no necesite. Si tiene dudas acerca de la utilidad de alguna de ellas es preferible que no las toque.

3) Al reiniciar, estas extensiones no se cargan y se ahorra la memoria que ocupan.

4) Si el ordenador da un error al arrancar significará que se ha desactivado una extensión o panel de control necesarios. En este caso arranque pulsando la tecla mayúscula hasta que le aparezca el mensaje “Extensiones desactivadas”.

6) A continuación vuelva a abrir el panel de control “Gestor de extensiones” y active una a una las extensiones que había desactivado previamente, reiniciando después de activar cada una, hasta que el ordenador vuelva a arrancar correctamente.

Si su ordenador no va a estar conectado en red local, puede desactivar el panel de control AppleTalk, así como Archivos Compartidos, ahorrando memoria y procesador, las impresoras o periféricos USB no requieren este panel de control pero si su impresora está conectada por Ethernet (por ejemplo, la mayoría de las impresoras láser) o LocalTalk, debe conservar este panel. Esta operación, aunque le puede ocupar una tarde, le permitirá recuperar un espacio precioso de memoria que puede aprovecharse para otros usos.

Acelerar el Finder
La mayor parte del tiempo que pasa cualquier usuario delante del ordenador es con el Finder, aplicación omnipresente para la gestión del disco y los recursos del sistema. Precisamente debido a su característica omnipresente es importante que funcione bien y rápido, ya que su lentitud puede influir en el resto de programas.
Desactive el cálculo de tamaño de las carpetas. El factor que más influye en la velocidad del Finder es el cálculo de espacio de las carpetas. Esta información es muy útil, ya que le permite descubrir donde se le va el espacio al llenarse el disco duro, pero obliga al Finder a estar calculando este espacio constantemente, con accesos continuos a disco que hacen disminuir considerablemente el rendimiento del equipo.
Para desactivar esta opción, siga el proceso que se explica a continuación.
Personalizar los listados

1) En el Finder, elija Preferencias… en el menú Edición.
2) A continuación, en el diálogo que aparece pulse en la etiqueta Listados.
3) Marque en la casilla “Tamaño de las carpetas” para que desaparezca la marca.

Aumente la caché de disco. Si posee carpetas que contienen un gran número de documentos, habrá observado que tardan bastante en abrirse y mostrar su contenido. Para acelerar esta operación sólo hay que aumentar la memoria caché como mínimo a un Megabyte, esto se hace del siguiente modo:
Abra el panel de control Memoria. En la parte superior, bajo el título de “Caché de disco”, si está en “Por omisión” le dirá cuanta memoria asigna automáticamente el sistema. Si es más de un Megabyte, puede dejarlo así, en caso contrario seleccione Personalizado y en Tamaño tras reiniciar elija el valor deseado. Cuanto mayor sea este valor, más rápido funcionará el sistema, pero tendrá memos memoria disponible para ejecutar programas.
Una forma de agilizar el ordenador es desactivar AppleTalk. Si tiene un iBook puede activar y desactivar fácilmente este entorno de red según donde use este ordenador a través de un menú desplegable en la barra de controles en el que puede elegir “AppleTalk Activa” y “AppleTalk Inactiva”.
Trabajar más rápido. Otros cambios que pueden hacer más cómodo el uso del Finder se refieren a la interfaz de usuario, y la unión de todos ellos proporcionará un trabajo más rápido y eficaz. En primer lugar, desactive el parpadeo de menús al elegir una opción, lo que le ahorrará un par de segundos cada vez que elija una opción. En el panel de control General y en el cuadro “Parpadeo de menús” elija “Ninguno”. Si tiene soltura en el manejo del ratón y se considera ágil en la manipulación de este elemento, abra el panel de control Ratón y en el primer apartado, etiquetado “Arrastre del ratón” seleccione Rápido. Con esto conseguirá que el desplazamiento del ratón –o sobre todo el arrastre del dedo sobre el trackpad de un portátil– necesite menos acción mecánica y sea más rápido.

Sistema gráfico
Una de las tareas más complejas que tiene que realizar su ordenador es mover datos en pantalla. Redibujar la pantalla completa de un iMac configurado para mostrar 256 colores implica mover cerca de un millón de bytes, pero si la configuración de pantalla está ajustada para mostrar millones de colores, redibujarla se convertirá en mover tres millones de bytes; un esfuerzo considerable incluso para un G4. Por este motivo en muchas tareas es más que suficiente tener la pantalla ajustada para mostrar 256 o, como compromiso intermedio, a miles de colores abriendo el panel de control “Monitores” y eligiendo Miles de colores en la lista correspondiente, lo que ahorra trabajo al procesador, trabajo que puede dedicar a otras tareas.

Limpiar debajo de la alfombra
Incluso los usuarios más conservadores descubrirán después de varios meses

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información