| Artículos | 01 FEB 2005

Pequeño gran Macintosh

Compartir

En el mundo Mac hay meses que son de relativa calma, pero sin duda no son los meses en los que se celebra una Expo con presentación de Steve Jobs. La de San Francisco de enero de este año no ha sido una excepción y nos ha traído muchas novedades (rumoreadas tal vez) pero ni mucho menos sorprendentes.

El Mac más barato del mundo
Desde semanas antes de la presentación del Mac mini, muchos sitios dedicados a rumores hablaban del “headless” iMac o el “iMac sin pantalla”. Lo curioso es que en este caso, al tratarse ya de un viejo rumor que viene arrastrándose desde los primeros iMac allá por 1998, muchos no habíamos dado crédito a esta nueva versión. Sin embargo, ahí está, el Mac mini: todo lo que necesitas para empezar por menos dinero que un iPod photo (suponiendo que tengas monitor y teclado). Como casi siempre, ya han salido muchos a compararlo con los PC más económicos y demostrar que por unos euros menos tienes un PC con teclado, ratón y una pantalla (eso sí valorados en unos 70 EUR, imagínate de qué calidades se trata). Dejando a un lado todas las falacias en las que se incurre al tratar de comparar “peras con manzanas” y que el columnista Dan Frakes desglosa de manera magistral en www.macworld.com/weblogs/editors/2005/01/miniapplesandoranges/index.php. lo que sin duda nos ha parecido interesante es que la llegada del Mac mini está destapando una irracional aversión o un curioso temor entre algunos usuarios de PC (no muchos por suerte) que no querrían probar un Mac ni aunque fuese regalado. Es como una especie de miedo irracional a lo desconocido, o a darse cuenta de que se pueden hacer las cosas de otra manera, o miedo a aceptar que estaban equivocados… ¿Y los fanáticos éramos nosotros? Por suerte, hay muchos usuarios que, al contrario que los descritos, estaban esperando algo así para cambiarse a un Mac o para tenerlo como otro ordenador complementario a su máquina con Windows (aunque quizá en unos meses el complementario sea el PC).
Al cierre de esta edición, todavía no hemos podido “ponerle las manos encima” a la nueva criatura, pero sospechamos que va a ser un Mac que va a dar que hablar. En este número les mostramos algunas de sus claves y en el próximo les ofreceremos un reportaje a fondo… y se preocupen, prometemos más de 3 páginas.
Y el iPod más pequeño. Otra sorpresa (esta todavía más rumoreada) ha sido el nuevo iPod shuffle basado en memoria flash. Se trata de un producto curioso porque apunta no sólo a los no tienen un iPod porque es muy caro o porque no necesitan llevar encima toda su música, sino a los que ya tienen un iPod y quieren algo todavía más pequeño para hacer deporte o para regalárselo a sus hijos o a alguien de la familia. Y todavía más curiosa es la inteligencia con la que Apple ha enfocado el producto: “el fallo de muchos reproductores es que tienen una pantalla pequeña y una interfaz desastrosa, así que, nosotros, directamente se la quitamos y a funcionar”: eso es maestría. Cualquiera hubiese pensado que lo lógico era ponerle más botones o una pantalla distinta o más luces, sin embargo, Apple sabe quitar de en medio las cosas que estorban para crear algo nuevo, sencillo y efectivo. No en vano quienes conocen el iPod dicen: “¡ah, nunca pensé que fuese tan sencillo!”… Esa es la gracia.
iWork, ¿a por Office? Otra de las sorpresas de la Macworld Expo ha sido el nuevo paquete (o mini paquete) de aplicaciones iWork, que combina una nueva versión del programa para presentaciones Keynote 2 con una nueva aplicación para tratamiento de textos y maquetación: Pages. El punto “erótico” de la cuestión (y no es que Jobs se haya quitado su camiseta de cuello alto) es que, según muchos comentaristas, parece que iWork apunta directamente al Office de Microsoft. Si yo estuviese en la MacBu (la unidad de negocio de Microsoft que desarrolla las versiones para Mac), estaría cuando menos preocupado y sin quitar la vista el retrovisor.

¿Excusas en Macworld?
El revuelo producido por el editorial del mes pasado y la carta que publicamos de uno de nuestros lectores, ha resultado ser sin duda un experimento muy interesante para Macworld. Por un lado, nos hemos llevado una gran alegría porque hemos constatado que la mayoría de nuestros lectores ponen mucha atención en lo que publicamos. También nos han llegado muchos mensajes de ánimo de lectores que, aun estando de acuerdo con la “injusticia” que supone que las revistas de PC lleven muchas más páginas y suelan incluir discos CD o DVD de regalo, comprenden las limitaciones de una publicación como Macworld. Por otro lado, ha habido algunos lectores para quienes las explicaciones dadas en dicho editorial les habían sonado a una “vulgar excusa”: pues ni mucho menos, los que primero anotamos las cosas que no les gustan a los lectores de la revista somos nosotros, porque sabemos que de otro modo “nuestros días estarán contados” (como decía alguien en una de las listas de distribución más populares en nuestro país).
Somos los primeros que sabemos que un Macworld tiene muchas menos páginas que una revista de PC, que a veces no acertamos planteando un artículo, que a veces nos quedamos cortos, o que a veces publicamos cosas muy básicas y a veces muy avanzadas. Simplemente tratábamos de explicar algunas cosas de cómo funciona Macworld, no de justificarlas ni decir que se trataba de una ley inamovible. Si vemos que hay algo que no les gusta y podemos cambiarlo, lo cambiamos, no nos da vergüenza ninguna asumir que nos hemos equivocado (y si no fuese así, ¿para qué íbamos a publicar las críticas?).
Lo mejor de todo, es que el “revuelo” ha hecho que se multipliquen de forma impresionante los mensajes recibidos en Macworld de lectores que nos dicen lo que les gustaría ver en la revista o lo que no les gusta, que nos apoyan, que critican este o aquel aspecto… Ojalá fuese así todos los meses. Así que, por favor, si tienen una crítica, un halago, una duda, una sugerencia no se corten: “malito”: macworld@idg.es.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información