| Artículos | 01 FEB 1998

Philips Brilliance 109

Monitor de 19 Pulgadas

Compartir

Fernando García.

El fabricante holandés de electrónica de consumo ofrece con este nuevo monitor una solución con una amplia área de trabajo a un coste muy interesante .

Inicialmente, son dos las características que llaman la atención de este monitor: el gran volumen de su carcasa, debido en parte a los dos altavoces situados en los laterales del frontal al tratarse de un monitor multimedia, y la escasez de controles para el ajuste de aspectos tales como contraste y luz, ya que sólo hay dos botones visibles y curiosamente ninguno de los dos es el de encendido, que se encuentra situado en la parte superior del aparato . Los controles delanteros sirven uno de ellos para silenciar completamente los altavoces y el otro para mostrar un menú de ajuste en pantalla que se maneja mediante la combinación de ese mismo botón y un mando rotatorio semioculto en la parte inferior del monitor . Al activarse, este menú puede visualizarse, entre otros idiomas, en castellano .

En teoría este sistema de manejo elimina la complejidad de uso al disminuir el número de botones, pero en la práctica es más complejo . En primer lugar hay que seleccionar entre seis menús principales: los ajustes correspondientes al brillo, contraste, entre otros, están dispuestos en uno de estos menús, la posición de la imagen en otro, el ajuste de geometría en el tercero, el balance de color, sonido y opciones especiales completan este panel . Una vez dentro de cada opción se elige el parámetro y por último se ajusta su valor . Todo ello moviendo el mando rotatorio y pulsando el botón, requiriendo bastante precisión en su manejo para seleccionar el ajuste deseado . Este mando rotativo en condiciones normales se utiliza para ajustar el volumen de los altavoces que aunque visualmente está graduado entre 0 y 100, en la realidad sólo tiene dieciséis pasos posibles .

Además de los elementos ya descritos, en la parte inferior central existe una pequeña ranura que se corresponde con el micrófono incorporado que podrá conectar a la entrada de audio de su Macintosh mediante el correspondiente cable de conexión .

La parte trasera del monitor ofrece un amplio muestrario de conexiones soportadas por este modelo . Para la entrada de vídeo existe un conector VGA de quince patillas y cuatro conectores BNC, siendo la elección entre uno y otro conmutable mediante un interruptor . También existen en la parte trasera dos conectores para la entrada de sonido estéreo a los altavoces y otro de salida del micrófono ( siendo ésta la salida que deberá emplear para la conexión al Mac ) . Desgraciadamente el cable suministrado para este último conector es incompatible con el empleado por los Macintosh, por lo que su uso práctico es nulo debiendo adquirir uno por separado si desea aprovechar las ventajas de esta característica . Por último, hay que indicar que en el lateral derecho hay dos conectores minijack para conectar tanto auriculares como un micrófono externo .

Una opción que los usuarios de Macintosh no utilizarán es la existencia de una ranura de expansión que acepta una tarjeta USB ( Universal Serial Bus ) , un estándar similar al ADB de Apple pero para Windows y que permite la conexión al monitor del teclado y del ratón y de este monitor con un único cable al ordenador .

Resoluciones soportadas

Al examinar las características técnicas destaca rápidamente el amplio conjunto de resoluciones que soporta . Con un rango de frecuencia vertical comprendido entre 50 y 160 herzios y horizontal entre 30 y 95 kiloherzios, el parámetro más destacable es su tamaño de punto al ser de tan sólo 0,22 milímetros . Esto le permite mostrar hasta 1 . 600 por 1 . 200 puntos en una superficie útil de 17,5 pulgadas ( como es habitual, el área útil es algo inferior a la superficie total del monitor anunciada por el fabricante ) , aunque con esta resolución el tamaño de los iconos y del texto es demasiado pequeño incluso para el usuario con la vista más aguzada, haciendo que este ajuste sea poco práctico para trabajar .

Empleándolo a 1 . 280 por 1 . 024 puntos, el manejo es cómodo y el área de trabajo se ve nítidamente, aunque las medidas no correspondan con las del papel, mostrándose los objetos en pantalla a un tamaño más reducido .

Para uso en labores gráficas profesionales se incluye el software Colorific, que instala ColorSync-2, y un programa para ajustar la temperatura del color y que genera un perfil ColorSync para su utilización en la impresión y filmación . Este ajuste de temperatura se realiza mediante unas plantillas de color incluidas junto con el monitor, lo que hace que el proceso de calibración resulte un tanto subjetivo .

Aunque complejos de manejar, los controles de imagen que incorpora el Brilliance 109 son muy completos y además de corregir los típicos errores de posicionamiento y tamaño de imagen, efecto barril y trapecio, también se puede ajustar el giro de la imagen, corregir el efecto moire, seleccionar entre tres temperaturas de color predefinidas y tres generadas por el usuario y almacenar hasta 16 configuraciones distintas para la frecuencia, resolución y ajustes de imagen, de forma que cuando se cambia de resolución no es necesario volver a ajustar estos controles de nuevo .

Conclusión

El atractivo precio de este monitor unido al amplio rango de resoluciones que soporta puede ser la solución para muchos usuarios que necesitan áreas de trabajo de gran tamaño pero que no pueden permitirse el gasto que representan otros monitores enfocados al mercado de las artes gráficas . A estas características hay que sumar también el que incluya tanto altavoces como micrófono montados directamente en la carcasa del monitor . Si bien éstos no son de una gran calidad, resultan prácticos para ciertas tareas .

CALIFICACIÓN: ****/8,0 LO MEJOR: Precio muy atractivo, elevada resolución, altavoces incorporados . LO PEOR: Conector de micrófono no compatible con la entrada del Macintosh, menús de difícil manejo . FABRICANTE: Philips . DISTRIBUIDOR: Philips Electrónica de Consumo . Martínez Villergas, 49 . 28028 Madrid . Tel . :  ( 91 ) 404 22 00 . Fax: ( 91 ) 405 25 62 . PRECIO: 185 . 000 PTA + IVA .

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información