| Artículos | 01 OCT 2006

Sentido común y sorpresas

Compartir

Daniel de Blas.
Parece que Apple está apretando el acelerador al máximo para acercarse a la campaña de Navidad con todo lo necesario para hacer un nuevo récord de caja. Así, este mes hemos visto como Apple renueva toda su gama iMac, lanza nuevos iPod, una nueva versión de iTunes y comienza a vender los esperados largometrajes. Curiosamente (aunque es habitual, por otro lado), algunos usuarios se sienten decepcionados porque no hay un iPod “todo pantalla” o porque sólo hay películas de las productoras de Disney, o porque el dispositivo para el salón iTV no llegará hasta el primer trimestre de 2007.
Sin embargo, parece que algunos de estos usuarios se olvidan de que Apple no es exactamente un laboratorio de investigación tecnológica (aunque una parte fundamental de Apple lo sea) sino una empresa que, además de innovadora, con el tiempo, ha aprendido a tener mucho sentido común. Así, lanzar ahora un iPod “todo pantalla” podría significar que fuese más caro (eso seguro), poco fiable (posiblemente, si requiere una interfaz táctil sobre un cristal) y probablemente más grande y con menor autonomía. Es decir, que se arriesgaría a lanzar un producto que fuese un fracaso estrepitoso justo antes de Navidad… mala idea. Así, lo que tenemos es un iPod más barato, con mejor pantalla, mejor autonomía, juegos… Todo lo bueno de antes mejorado y más barato. Vaya, quizá no es revolucionario, pero seguro que triunfa. Luego están las películas: sólo en EE.UU (como sucedió con la música y ahora ya la tenemos aquí) y sólo de las productoras de Disney. Sin embargo, si te fijas, estos son los únicos defectos importantes de las descargas de películas de Apple y son, esperemos, temporales. Todo lo demás es tan bueno como podíamos esperar: las descargas están disponibles cuando los DVD salen a la venta, son económicas, son tuyas para siempre y los derechos de uso son amplios. ¿Qué más se puede pedir? Ah, sí, verlas en el salón… Bueno, pues espera hasta primeros de 2007 o conecta tu iPod al televisor.
Por último, parece que no hay, de momento, un Mac de sobremesa intermedio entre los Mac Pro y los Mac mini. Sin embargo, para todos los profesionales o usuarios domésticos que no necesiten las posibilidades de expansión y quieran un Mac potente, Apple ofrece un iMac con una súper pantalla de 24 pulgadas que es casi tan potente como un Mac Pro y puede hacer las delicias de cualquier fotógrafo, diseñador, músico o aficionado al vídeo digital. Además, para poner difícil la decisión entre Mac mini e iMac, también hay un modelo de gama baja para quienes necesitan algo sencillo para usar iLife, navegar, escribir, usar programas de oficina o diseñar. Está claro que si Apple sacase un producto con una potencia similar al Mac Pro (como el iMac más potente), sin pantalla y con algunas posibilidades de expansión, sería muy parecido a sus máquinas profesionales. Resultado: usuarios confundidos y productos que compiten entre sí. Así que, si Apple lanza algo intermedio es porque tiene un hueco realmente claro.

Sentido común… ¿menos sorpresas?
Lo cierto es que todo este sentido común significa que ahora Apple es una empresa mucho más predecible. Tanto es así que su política de anuncios está cambiando bastante y la prueba está en el anuncio, con meses de antelación, del “iTV”, o el adelanto de Leopard que mostró en la pasada WWDC. Sin embargo, Apple es todavía capaz de callarse lo que quiere guardar en secreto y mostrar lo que quiere mostrar (este mes hemos visto como otras empresas no son capaces de controlar la información). De este modo, Apple puede hacer lo que más le convenga a su estrategia en cada caso. Esto es un arma casi cruel para quienes seguimos de cerca de Apple porque ahora ya no sabemos a qué atenernos con certeza. Porque: ¿eso significa que en la versión final de Leopard habrá muchas cosas que no se han visto y que se mantienen en secreto? ¿irá Apple desvelándolas poco a poco o todas de golpe? ¿tendremos iMac de 30 pulgadas? ¿y un iPod shuffle del tamaño de un botón? Bromas aparte, ahora puedes esperar pocas locuras de Apple, pero eso no significa que no vayamos a tener más sorpresas.

¿Grandes otra vez?
Hace algunos años, Apple era una empresa que luchaba por su supervivencia y hoy, no sólo tiene una posición tremendamente sólida sino que tiene cada vez más puntos de apoyo para mejorar e ir conquistando nuevos mercados. En el terreno de los ordenadores tiene un hardware con una línea de producto perfectamente enfocada y un sistema operativo muy por delante del mundo Windows, sin ataduras a tecnología antigua, y con una capacidad de evolución impresionante. En el terreno de las aplicaciones no sólo tiene el paquete para la creación doméstica más envidiado sino el reproductor y gestor musical más extendido y algunos de los mejores programas profesionales para crear música o editar vídeo. Por último, en el negocio de la música tiene los reproductores más vendidos y apreciados (60 millones nada menos) y la tienda de descargas de música número uno. Así, hoy por hoy, podrías tomar cada una de esas partes por separado y tendrías a una empresa de tecnología o entretenimiento con muy buen futuro… y Apple está consiguiendo mantener las tres.
Muchos de los que seguimos a Apple desde hace tiempo, nos sentimos a veces confundidos porque la compañía no se dedica únicamente a crear ordenadores y por la gran importancia que ha adquirido el iPod. Del mismo modo, la gente a la que le gusta menospreciar los Mac suele decir “ah, Apple, claro, los que hacen ese cacharrito de la música”. Sin embargo, el iPod puede ser un catalizador o, como poco, una fuente crecimiento para Apple, que así podrá hacer también mejores ordenadores, mejor software…
Tal y como está el panorama en la informática personal, Apple puede estar cerca de alcanzar una masa crítica de potencia empresarial, influencia y una situación estratégica que le permita dar un importante salto cualitativo. Seguramente Windows va a ser por bastante tiempo el sistema operativo más extendido, pero si Apple juega bien sus cartas es posible que pronto pueda hacer que los Mac sean tan populares como los iPod o iTunes.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información