| Artículos | 01 MAR 2000

Sherlock?elemental

Más que un detective privado en

Compartir

Alfonso Hernández.
Siempre es una tarea ingrata buscar algo que hemos perdido no se sabe dónde ni cuándo, y más aún si lo perdemos en el ordenador. Sin embargo, Mac OS dispone de una refinada herramienta que permite seguir la pista de casi cualquier cosa que busquemos desesperadamente, o las pistas que nos pueden llevar hasta él en Internet. Sherlock es un verdadero detective privado, y está a nuestro servicio.

La función más elemental de Sherlock, buscar archivos en nuestro Mac, se encuentra presente desde el Sistema 7 (hace ya bastantes años), pero ha ido evolucionando de manera progresiva hasta convertirse en una herramienta con una gran potencia. El tamaño de los actuales discos duros nos hace acumular mucho más archivos y, en consecuencia, perderlos también de vista más a menudo. Así, algunas veces, buscarlos resulta un auténtico engorro.
Pero Sherlock puede ir mucho más lejos. Puede ser que lo que queramos sólo sea saber dónde está un elemento de nuestro sistema, localizar la extensión de un controlador, por ejemplo, para saber si se trata de una extensión válida para nuestra versión del software, o si efectivamente la tenemos instalada en nuestra Carpeta del Sistema. Por otro lado, puede que nos interese buscar información que no tenemos nuestro equipo, como la información relativa a la última versión de ese controlador para nuestro periférico, y así instalar la extensión si efectivamente es conveniente para nuestra configuración.
En ese caso, estaremos buscando en Internet, y también para ésto Sherlock es útil, porque nos dará una lista completa de las páginas web donde existe información sobre ese controlador y sus extensiones, en qué direcciones comprarlo, dónde localizar grupos de noticias sobre las últimas versiones que salgan al mercado, comprobar si la propia Apple posee esos controladores, e incluso ponernos en contacto a través de correo electrónico con otras personas que utilicen ese controlador o el hardware que nosotros tenemos.
Como puede ver, Sherlock no sólo sirve para encontrar objetos perdidos en nuestro disco duro, o información en Internet como lo haría un índice o un motor de búsqueda, sino también para encontrar muchas otras cosas y a través de una misma ventana. Desde su informe perdido a sus vacaciones en la playa pueden estar al alcance de esta particular lupa… y todo desde el propio sistema operativo.

Buscar archivos
Perdidos en el disco duro
La ventana de Sherlock 2 (con un agradable aspecto QuickTime 4), da acceso a los ocho canales por defecto que ofrece el buscador. El primero de ellos y más tradicional, es el de Buscar Archivos, en el que podremos localizar cualquier documento, icono, o elemento del sistema que se encuentre en el disco duro, en los discos locales o en el escritorio. El sistema también puede buscar en las carpetas que nosotros mismos arrastremos al panel de Sherlock.
Normalmente, es suficiente con introducir en Sherlock el nombre del archivo o documento que buscamos, pero a veces no basta con esto, ya que algunos objetos no se encontrarán simplemente por el nombre, al no reconocerlos el sistema como tales o estar solapados con otros. Entonces se debe personalizar la búsqueda con especificaciones como Tamaño, Etiqueta, Fecha de creación, Fecha de modificación, Atributos, etc, hasta 12 características, a las que se accede con Editar opciones de búsqueda. De esta manera se ajusta mucho más la búsqueda, y será muy difícil que de una manera u otra no obtengamos resultados.
Si aun así, buscando por su nombre y apellidos al desaparecido, no logramos dar con su paradero, se puede probar removiendo entre cualquier archivo o elemento en el sistema que contenga el nombre que buscamos. Por ejemplo, si buscamos “USB”, saldrán listados todos los elementos del sistema que contengan el término “USB”, que posiblemente sean muchos. Por ello, el buscador permite crear un índice, en el que se ordenan todos los términos que componen el disco duro para que el buscador tenga un acceso más rápido a los términos que coinciden con los que se buscan. Este proceso es muy largo y tedioso, por lo que generalmente, es conveniente programar el sistema para que cree estos índices en un periodo de inactividad del sistema. Una vez creado el índice (para ello se accede al panel Ayuda de Sherlock), ya es posible pedir la búsqueda por contenido de un término en el disco duro.

Buscar en Internet
Perdidos en la Red
Sherlock 2 permite buscar un término en Internet, la dirección de correo electrónico de una persona que buscamos, las mejores ofertas referentes a un artículo que queramos adquirir, o las noticias relativas a un tema que indiquemos. Para ello, lo primero es asignar los motores de búsqueda o los patrones que Sherlock debe seguir a la hora de buscar la información que le pedimos. En un principio, los motores de búsqueda que Sherlock tiene instalados por defecto son suficientes para comenzar a realizar búsquedas con toda garantía. Pero puede que lo que queremos sea personalizar aún más nuestro canal de compras para, por ejemplo, localizar las mejores ofertas de discos en tiendas online. Para ello, debemos dar instrucciones a Sherlock para que, además de buscar esos discos en las direcciones que ya dispone en el canal de compras, busque también en una dirección especializada en discos. Para ello se requiere introducir un módulo que permita a Sherlock realizar la búsqueda también sobre esa página, junto con las que ya dispone. No son muchas las direcciones web que disponen de ese módulo para hacerlo compatible con Sherlock, así que normalmente, nos tendremos que conformar con las que el buscador incluye por defecto. La página web de Apple (www.apple.com/sherlock/plugins.html), incluye los módulos de las páginas web disponibles para utilizarlas como recursos de búsqueda en nuestro Sherlock personalizado. Aunque las especificaciones del sistema anuncian que sólo basta con arrastrar y soltar en nuestro directorio de Sherlock el icono del módulo, esta operación no resulta, y hay que descargar el módulo completo para incluirlo como motor de búsqueda en Sherlock. En algunas páginas web, este módulo es visible y accesible para ser descargado, pero en otras páginas hay que buscar con más precisión dónde se encuentra el módulo para Sherlock, lo cual hace algo tediosa esta operación.

Canales de recursos
Información específica
Sherlock posee canales muy interesantes para recopilar información en Internet sobre diversos campos. Por ejemplo, el canal de Referencias y de Noticias, a los que acudiremos siempre que no conozcamos algún término semántico, o necesitemos información histórica o actualizada sobre un acontecimiento. En el primer caso, la mejor opción es el canal de Referencias, que nos pone en contacto con enciclopedias y tesauros de la Web y nos da un listado de todos los términos relacionados con la palabra que pedimos.
En cuanto al canal de Noticias, aparecerán listadas todas las informaciones referentes a un término dado, y las podremos ordenar en función de su relevancia, fecha, o servidor.
El canal de Personas es uno de los más peculiares, ya que nos muestra las direcciones de correo que respondan a un nombre dado. Es como un listín telefónico, pero no sólo referido a direcciones de correo electrónico, sino tambi&

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información