| Artículos | 01 ABR 1997

Trabajando en "Armonía"

Compartir

Ignacio Palou.

A estas alturas, la nue-va versión 7 . 6 del Mac OS ( " Harmony " , o Armonía, antes de ser pública ) ya debería estar desde hace unas semanas en las estanterías de los distribuidores . Instalar esta nueva versión del sistema operativo de Apple tiene un significado especial porque conlleva romper de alguna manera con el concepto del Macintosh tal y como lo hemos conocido hasta hoy . A partir de ahora el sistema operativo ( el Mac OS en este caso ) va por un lado y el ordenador ( sea Macintosh o clónico ) va por otro diferente .

Es así por razones de mercado: los clónicos pueden manejarse a través del Mac OS, pero sólo pueden hacer uso del nombre Macintosh aquellas máquinas que han sido fabricadas por Apple . Siguiendo estos dictados, el nuevo Finder ( versión 7 . 5 . 6 ) del Mac OS 7 . 6 destierra para siempre la palabra " Macintosh " y la sustituye por " Mac OS " , de manera que cuando arrancamos el ordenador aparece el logotipo del Mac OS, pero con la frase " Bienvenido a Mac OS 7 . 6 " .

¿ Por qué debería instalar el Mac OS 7 . 6 ?

Esta es la pregunta que nos realizamos la mayoría siempre que Apple pone en la calle una nueva versión del Mac OS o una actualización de éste . En muchos casos las respuesta es bastante obvia, pero en otros muchos la respuesta no es tan sencilla . Todos aquellos que dispongan de un Macintosh Plus, SE, Classic, PowerBook 100, SE FDHD, SE/30, LC, II, IIx y IIcx no tienen ninguna opción, pues no pueden instalar esta nueva versión sobre sus máquinas . La razón: el Mac OS 7 . 6 utiliza una arquitectura de 32 bit reales de la que sólo disponen los Macintosh ( y compatibles Mac OS ) que utilizan el procesador 68030 o superior ( a partir del IIci ) . Tampoco se puede sobre aquellos equipos que emulan 32 bit con Mode32 de Connectix ni los que emplean tarjetas de actualización del procesador a 68030 o 68040 ( ni aquellos equipos 68030 actualizados a 68040 de acuerdo con la información publicada por Apple y referente a problemas al arrancar ) . Sí se puede instalar, sin embargo, en aquellos Macintosh en los que sólo se ha incrementado la velocidad del procesador, por ejemplo un 68040 a 33 MHz acelerado a 40 MHz .

Podría parecer una buena excusa para dar el salto definitivo a Power Macintosh pero tampoco es una justificación de abrumadores argumentos: el Mac OS 7 . 6 no incluye realmente nada novedoso por lo que merezca la pena tirar nuestro viejo equipo a la basura y el Sistema 7 . 5 . 5 con el que pueden quedarse estas máquinas es lo suficientemente estable para permitirle desarrollar bien su trabajo .

La otra posible duda puede surgir entre los propietarios de un 68K ( un Mac no-PowerPC ) que sí pueden actualizarse y que son todos excepto los enumerados más arriba . Lo primero es evitar subestimar cada nueva versión del Mac OS que sale a la calle . Como ocurrió con la 7 . 5 . 3, no hay que fijarse tanto en los " adornos " y sí más en las mejoras que pueda significar como sistema operativo conjunto . Si bien es cierto que el Mac OS 7 . 6 no trae cambios significativos, si corrige fallos y errores ya existentes en versiones anteriores .

También es importante tener en cuenta que el Mac OS 7 . 6 no es ninguna actualización, sino una nueva versión que se venderá como producto por 11 . 800 pesetas ( más IVA ) , lo que supone un factor más a la hora de decidirse . Aunque los usuarios españoles no vamos a disfrutar de las ventajas ofertadas en EE . UU . , Apple España prevé una serie de descuentos para aquellos que hayan comprado su Macintosh a partir del 17 de enero, que podrán adquirir su Mac OS 7 . 6 por un precio final de 2 . 600 pesetas ( IVA y gastos de envío incluidos ) lo que representa prácticamente los gastos de manipulación y transporte .

En esta oferta se pueden dar dos casos: primero, los que han adquirido una máquina que soporta el Mac OS 7 . 6 ( los modelos que fueron anunciados antes de la fecha de cierre de la versión Mac OS 7 . 6 ) podrán adquirir el Mac OS 7 . 6 directamente a este precio especial y segundo, los que han adquirido un Mac lanzado con posterioridad a la fecha de cierre de la versión Mac OS 7 . 6 ( es decir, cualquiera de los modelos anunciados durante el pasado mes de febrero ) en cuyo caso podrán adquirir por ese precio la versión 7 . 6 . 1 que estará disponible en abril y añadirá el soporte específico para estos últimos modelos .

Lo más destacable del Mac OS 7 . 6

Es cierto que hacía tiempo que no veíamos un sistema tan estable como el proporcionado con la versión 7 . 5 . 5 . Si además tenemos en cuenta que muchos hemos llegado a esta versión 7 . 5 . 5 a base de actualizar y parchear la 7 . 5 . x podemos afirmar que el sistema 7 . 6 recoge e integra todas estas mejoras y algunas otras en una vez, y que lo más destacado del Mac OS 7 . 6 será precisamente su mayor estabilidad y velocidad ( a la hora de arrancar, lanzar aplicaciones y, en general, al trabajar en el Finder: incremento de velocidad que notarán especialmente los propietarios de Power Mac, ya que el nuevo Finder incorpora una mayor parte del código nativo para PowerPC ) . La cantidad de extras incluidos en él, y que hoy se pueden tener por separado, pasarán todos a estar agrupados en el mismo soporte y bajo el mismo programa de instalación .

Entre las mejoras " no-visibles " ( las verdaderamente importantes ) están la corrección de algunos errores y la más óptima programación del gestor de memoria virtual, que permite obtener unos mejores resultados en prestaciones y velocidad . También se han reescrito las rutinas encargadas de comprobar el disco después de un cuelgue o apagado incorrectos, con la ventaja de un tiempo notablemente menor después de arrancar bajo esas circunstancias . El nuevo Finder reconoce dos nuevos tipos de archivos de aplicaciones: " APPD " y " APPC " .

Ambos funcionan igual que cualquier otra aplicación del tipo " APPL " , pero tienen un significado diferente para el Finder: al arrastrar una aplicación tipo " APPC " sobre la carpeta del Sistema la colocará automáticamente ( cuando el usuario lo confirme ) en la carpeta Paneles de Control, mientras que arrastrar una aplicación tipo " APPD " la colocará en la carpeta ítem menú Apple, en una nueva forma de agregar utilidades de escritorio .

La versión 4 . 0 del Gestor de Extensiones es uno de los puntos fuertes visibles del Mac OS 7 . 6 permitiéndo activar y desactivar tecnologías en su conjunto y no sólo por componentes como hasta ahora . Es decir, podemos activar o desactivar QuickTime con sus extensiones y paneles de control de un solo clic . Las mejoras en el sistema de capturar pantallas van a permitir guardar la captura en el portapapeles o en el disco; o capturar una parte de la pantalla previamente seleccionada o tan sólo capturar la ventana que nosotros seleccionemos . Un excepcional valor añadido del Mac OS 7 . 6 son la inclusión de tecnologías tan aclamadas como Open Transport, OT/PPP, OpenDoc y OpenDoc Essentials Kit, QuickDraw 3D, Cyberdog, MacLink Plus, Apple Internet Connection Kit o Acceso Remoto 2 . 1 entre otros .

Lo más reprochable del Mac OS 7 . 6

Con el Mac OS 7 . 6 no se soluciona el error de la extensión CMF 68k Runtime Enabler . Para evitar problemas Apple ha adoptado la solución más fácil: el Mac OS la reconoce y simplemente no la cargará hasta que el problema esté corregido, cosa que Apple asegura estar haciendo . Esto significa que los propietarios de Macintosh con procesadores 68030 o 68040, en sus distintas variables, no podrán disfrutar de componentes incluidos en el 7 . 6 como Cyberdog u OpenDoc, ni de otros programas que hacen uso de la extensión de manera temporal y hasta que el problema quede resuelto ( probablemente en el momento de leer esto ya exista una versión final que sí

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información