| Artículos | 01 MAY 2005

Un teléfono para el Mac

Conoce los secretos de la

Compartir

Fernando García.
Puede parecer un contrasentido. Usamos una línea telefónica para conectarnos a Internet, ya sea con un módem analógico o con ADSL, y de pronto nos dicen que podemos usar Internet para hacer llamadas telefónicas.

Y en principio suena como una contradicción a la que no se le ve ninguna ventaja aparente. Sin embargo esa ventaja existe y es muy clara. Se llama ahorro. En España, al igual que en muchos otros países, las llamadas telefónicas locales tienen un coste bastante aceptable pero las llamadas de más larga distancia, provinciales, regionales o internacionales, son bastante más caras incluso teniendo en cuenta la competencia que ha surgido en los últimos años con otras operadoras y los sistemas de prepago por tarjeta.
En cambio Internet permite conectarse a cualquier parte del mundo con una tarifa plana. La razón de fondo es que los precios de la telefonía han sido históricamente políticos sin relación real con el coste, y los precios de las llamadas de larga distancia se “inflaban”.
Por este motivo muchas personas ya utilizan programas de conferencia, como el propio iChat de Apple, para conversar mediante mensajes instantáneos de texto e incluso con voz y en ocasiones imágenes.
Esta forma de comunicación requiere normalmente una conexión de banda ancha pero también que ambas personas utilicen un ordenador y el mismo programa o al menos uno compatible.
Aunque los requisitos no son problemáticos si lo que quieres es hablar con otro amigo informático, si deseas hablar con tu famoso tío de América o simplemente con tu madre en La Coruña, a los que evidentemente lo de los ordenadores les suena un poco a chino, este método no es aplicable.
Para estas situaciones tenemos un nuevo tipo de programas que no son tan diferentes de los ya comentados. En realidad la principal distinción no es del programa, sino del servicio, ya que estas nuevas aplicaciones permiten llamar a teléfonos normales, y en algunos casos también recibir llamadas. Esto nos permite comunicarnos con nuestro tío o nuestra madre sin necesidad de que deban hacer un curso de informática.
Esta comunicación de ordenador a teléfono convencional no es gratuita, pero sí mucho más económica que las convencionales y si además permite que la comunicación entre dos usuarios de Internet sea gratuita, al igual que pasa ahora con iChat y otras aplicaciones, los beneficios son claros.

Las opciones
Una vez hayamos decidido que es interesante utilizar la telefonía a través de Internet, hay que optar por una solución.
Para empresas hay muchas opciones, incluyendo centralitas IP y teléfonos IP que se comunican dentro de una empresa por la red Ethernet. Asimismo son muchas las operadoras (más de las que en principio se pueda imaginar) que internamente usan la tecnología IP para transportar la voz aunque a sus clientes les den el servicio tradicional. Pero para usuarios particulares el muestrario es más limitado, aunque en el último año han aparecido alternativas interesantes: Skype y Stanaphone.

Los preparativos
Para utilizar alguno de estos programas de telefonía por Internet debes tener, por supuesto, el Macintosh y una conexión de banda ancha, pero además necesitarás un micrófono y un altavoz o auriculares.
Todos los Macintosh incluyen altavoz y salida de auriculares, pero la entrada de sonido es un tema distinto. Muchos modelos, como los iBook, PowerBook e iMac, incorporan micrófono, pero los Power Mac carecen de él y además los micrófonos de los primeros no son de una calidad excepcional, por lo que también es recomendable emplear un micrófono externo.
La mejor solución para oír y hablar con calidad es emplear un adaptador de entrada y salida de micrófono y auriculares a USB, como el iMic de Griffin Technology (www.griffintechnology.com/products/imic) o alguno de los modelos de auriculares que ya tienen conexión USB como los Sennheiser (www.sennheisercommunications.com/pr-pcheadsets), los Logitech (www.logitech.com/index.cfm/products/productlistns/ES/ES,crid=101&categoryid=72) o los Plantronics. Todos ellos se pueden utilizar directamente con el Macintosh sin necesidad de instalar ningún controlador y el resultado tiene mucha más calidad que empleando el micrófono incorporado en el ordenador. Especialmente recomendables son los de Plantronics, pues incluyen un cupón de 2 EUR que puedes utilizar para realizar llamadas con Skype.

Skype
Se trata del programa más conocido y difundido. Al contrario que Stanaphone y otras soluciones del mercado, Skype utiliza un protocolo propietario y funciona como un móvil de tarjeta: recargas y usas el importe que has cargado. La principal ventaja que tiene este programa comparado con otras soluciones es su facilidad de uso
Es importante tener en cuenta que las llamadas realizadas por un usuario de Skype a otro usuario de Skype son gratuitas. El requisito es que el destinatario de la llamada tiene que estar en línea.
Para usar el servicio hay que darse de alta en la página https://secure.skype.com/store/member/login.html#new-account o bien directamente al instalar el programa.
Este alta no requiere pagar nada ni dar datos de ninguna tarjeta de crédito, simplemente permite crear un usuario que puede utilizarse para conectar de forma gratuita con otros usuarios de Skype.
Tanto si vas a crear una nueva cuenta desde la Web de Skype como si vas a hacerlo desde el software, has de tener en cuenta que los nombres de usuario más comunes ya están cogidos, por lo que probablemente tendrás que hacer varios intentos hasta conseguir un nombre no usado. Procura que el nombre que registres te identifique, pues es el que utilizarán otros usuarios Skype para contactar contigo.
Skype maneja todas las conversaciones de forma encriptada, por lo que en principio no es posible (al menos no es fácil) que personas no deseadas puedan pinchar tu conversación.
Otra ventaja importante de Skype es que está creado pensando en los usuarios particulares que en la mayoría de los casos se conectan a Internet a través de sistemas de NAT, sistemas que dificultan la comunicación con otros métodos.
En cambio en la mayoría de los casos Skype funciona directamente según se instala y sólo si tienes un firewall que restrinja la comunicación de salida desde tu ordenador a Internet, puedes tener un problema. Si tienes activado el firewall del Mac OS X no supondrá un problema.
Primeros pasos por Skype. La ventana de Skype es relativamente pequeña para lo que son los estándares actuales pero logra englobar toda la información necesaria. La etiqueta que tendrás activada de forma más común es My Skype, donde puedes ver una lista de tus contactos (personas que hayas introducido en tu agenda de Skype) y el saldo que tienes para llamar a números normales.
La parte inferior de la ventana es la dedicada a llamadas, tienes un campo en el que puedes introducir el nombre de tu interlocutor en Skype, aquel con el que ha creado la cuenta de Skype, y pulsar a continuación el botón Call para llamarle, pulsando Hang Up al terminar la llamada.
Llamadas a télefonos normales. En primer lugar tienes que haberte dado de alta en SkypeOut (nombre que recibe el servicio de llamar a teléfonos normales) en la página correspondiente de la web de Skype y haber hecho un prepago que es el mismo concepto que recargar la tarjeta de un móvil. El pago puede hacerse por Moneybookers (una empresa de pago por tarjetas de crédito) o

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información