| Artículos | 01 MAY 2005

Vodafone Mobile Connect 3G/GPRS

Tarjeta PC Card pa

Compartir

Javier R. Menéndez.
A diferencia de lo que sucede cuando utilizamos el teléfono o las conexiones módem convencionales, donde pagamos en función de la cantidad de tiempo que permanezcamos conectados y no de la cantidad de datos que enviemos o recibamos, en las conexiones UMTS 3G (tercera generación) y GPRS se paga en función de la cantidad de información que se transfiera en uno u otro sentido, lo que supone una opción más cara. No obstante, en muchos casos esto no es lo más importante, sino que lo destacable de dicha tecnología es que pone en nuestro alcance la posibilidad de comunicarnos prácticamente desde cualquier sitio con una velocidad comparable a la que se obtiene mediante un ADSL básico, con un máximo de 384 Kbps si la comunicación se realiza mediante conexión 3G y de 64 Mbps en el caso de que se realice mediante la antigua conexión GPRS.
Con la tarjeta PC Card Mobile Connect 3G/GPRS de Vodafone, lo que se obtiene es precisamente eso: la capacidad para establecer desde nuestros PowerBook conexiones a velocidad de vértigo con un precio por megabyte bastante correcto teniendo en cuenta que, a diferencia de otras tecnologías, no estamos supeditados a su uso en un espacio fijo. Sólo hay que insertar la tarjeta en la ranura PC Card, configurar una nueva ubicación mediante el software suministrado y conectarse a Internet o bien a la intranet de la empresa mediante una conexión VPN, ya sea utilizando las opciones de configuración incorporadas de serie en el Mac OS X o mediante el software de una tercera parte. Así se convierte en la solución idónea no sólo para que un fotógrafo pueda hacer llegar sus materiales a la redacción prácticamente al instante, sino también para realizar streaming de vídeo y de audio (con una calidad limitada) aparte de los usos convencionales como transferencia de archivos, navegación, consulta de correo electrónico y otros.
Al igual que ocurre con el ADSL, mientras que la velocidad máxima es de bajada (donde obtuvimos unos picos de 82,2 KBps en nuestras pruebas), la velocidad de subida está limitada a un máximo de 64 KBps (con picos de 18,7 en nuestras pruebas); velocidad suficiente para realizar un buen streaming de datos incluso en el caso de la retransmisión de vídeo desde prácticamente cualquier punto de la geografía española o desde los países europeos con los que Vodafone mantiene acuerdos y que se pueden consultar en www.vodafone.es.
Funcionamiento. La tarjeta ofrece un funcionamiento dual, utilizando la conexión 3G cuando exista cobertura (indicado por el parpadeo de una luz azul en la tarjeta) y cambiando a la más lenta (y también cara) conexión GPRS en las zonas en las que no exista cobertura 3G (indicado por el parpadeo de una luz verde en la tarjeta). Un aspecto positivo es que dichos cambios se realizan de forma transparente sin que se interrumpa la conexión establecida.
El software suministrado permite crear la configuración que deseamos utilizar por omisión, incluyendo la red de servicio, la configuración de una conexión VPN contratada a Vodafone y otros aspectos como el envío automático del número PIN de la tarjeta. Lo que resulta un tanto engorroso es que el software crea una nueva ubicación en la que se añade el único puerto proporcionado por el módem 3G/GPRS de la tarjeta PC Card, lo que significa que desaparecerán de un plumazo de nuestra configuración el puerto de Red Ethernet, puerto AirPort, Bluetooth o el resto de configuraciones y conexiones que hubiésemos definido en la aplicación Conexión a Internet; es decir, tal y como crea la configuración el software de Vodafone no podremos simultanear una conexión 3G y otra que utilice un puerto distinto, a no ser que se vuelva a configurar manualmente el puerto.
Otro aspecto que se podría mejorar es el hecho de que cada vez que se reinicia el ordenador o que entra en estado de reposo debe ejecutarse de nuevo el software de configuración y repetir todo el proceso, operación que no lleva más de un par de minutos pero que no deja de resultar un inconveniente.

Conclusión
El precio es el principal inconveniente de este producto, además de que su uso al máximo rendimiento está supeditado a un nivel de cobertura 3G que, allí donde esté disponible, puede variar notablemente en función del sitio desde el que realicemos la conexión (por ejemplo, en la parte interna o externa de un mismo edificio). Pero si el precio no representa un inconveniente, la combinación de la tarjeta y el portátil supone una excelente opción para comunicarse a una elevadísima velocidad desde prácticamente cualquier punto de la geografía.


Mobile Connect 3G/GPRS
----------------------------------
Calificación: ****/8,5
Lo mejor: Velocidad. Sencillez de configuración.
Lo peor: Necesidad de reconfigurar la conexión cada vez que se reinicie el equipo o al salir del estado de reposo. Coste por megabyte.
Fabricante: Vodafone.
Distribuidor: Vodafone. Tel.: 122. Web: www.vodafone.es.
Precio: Tarjeta: 89 EUR, orientativo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información