IPHONE | Noticias | 06 NOV 2017

El iPhone X se convierte en el modelo más frágil de la compañía

La compañía Square Trade ha llevado a cabo una serie de test de caída y fragilidad de los terminales de Apple con el que llega a la conclusión que el iPhone X es el más frágil de todas las generaciones fabricadas hasta la fecha.

Compartir

iPhone X familia
Redacción

El test de fragilidad y resistencia que habitualmente lleva a cabo la compañía Square Trade ha revelado que en el nuevo iPhone X prima el diseño frente a la durabilidad, lo que repercutirá en mayores gastos de reparación para el consumidor.

Así, según desvela el test de fragilidad de Square Trade, tanto el diseño a toda pantalla de vidrio de este dispositivo, como la falta de botón de inicio, lo convierten en el iPhone más frágil de todos los smartphones de Apple. Los laboratorios de Square Trade usan una serie de robots para dejar caer, voltear, sumergir y doblar los aparatos para comprobar cómo aguantan las acciones más comunes de nuestro día a día. De las pruebas efectuadas y llevadas a cabo se desprende lo siguiente:

  • Test de caída frontal: en la primera de las caídas realizadas, el iPhone X se hizo pedazos, la pantalla dejó de responder, y el reconocimiento facial falló completamente.
  • Test de caída de lado y caída trasera: es destacable que la caída de lado provocó el mayor daño interno al teléfono. Mientras que la parte exterior del dispositivo solo sufrió daños estéticos, la pantalla se volvió inoperativa. En cuanto a la caída hacia atrás, el panel trasero se hizo añicos completamente, dejando una gran cantidad de cristales rotos, lo que hacía muy difícil volver a sujetar el teléfono y dejando a la vista la ubicación de las dos baterías de su interior.
  • Test de agua: el iPhone X se comportó de forma muy similar a los modelos de iPhone 8 y iPhone 8 Plus; sobrevivió durante 30 minutos a más de metro y medio de profundidad, lo que generó que el sonido quedara amortiguado en las reproducciones de audio.
  • Test de lanzamiento: este nuevo test, que consiste en simular que un dispositivo cae del techo de un coche en marcha, reveló nuevamente que el iPhone X es muy propenso a sufrir daños. Tanto su pantalla como el panel trasero se agrietaron, pero lo más dañado fue el reconocimiento facial y la banda “de inicio”, ya que ambos fallaron.
  • Test de volteo: 60 segundos dentro del robot de volteo resultó bastante perjudicial para el iPhone X. Aunque la pantalla táctil siguió funcionando a pesar de la aparición de grietas, la banda de inicio falló, dejando bloqueados a los usuarios.

En líneas generales, los técnicos expertos de Square Trade comprobaron que el iPhone X tiene una pantalla OLED más fina y más costosa, que es más cara de sustituir; una placa base más pequeña, múltiples cables y una batería separada que es más difícil de reemplazar. A causa de todo esto, Apple cobra hasta 240 € por sustituir la pantalla frontal y casi 500 € por otras reparaciones, con lo que se recomienda contratar un buen seguro en el momento de la compra. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información