IPHONE | Noticias | 04 OCT 2013

Los motivos por los que Wall Street y los analistas se han equivocado con el iPhone 5S

Cuando Apple presentó el iPhone 5S (y básicamente versiones coloristas del iPhone 5, denominado iPhone 5C), Wall Street se encogió de hombros y se deprimió. Las acciones de Apple bajaron un 5% con las noticias. Los analistas financieros predijeron unas ventas modestas. Casi todo el mundo lamentó el fin de la magia de Apple en la era de Tim Cook.

Compartir

Macworld

Poco más de una semana después, Apple lanzó los nuevos iPhones a los consumidores, y las ventas se dispararon a la cifra de 9 millones de unidades en los 3 primeros días, haciendo añicos el récord anterior del iPhone 5 de cinco millones de unidades el año pasado.

Más de 200 millones de personas han descargado el nuevo iOS 7, en aproximadamente el mismo periodo de tiempo. Las acciones de Apple han crecido y los analistas han echado marcha atrás de sus primeros comentarios.

Wall Street, los analistas financieros, los medios, todos aparentemente se equivocaron. ¿Por qué? Seguro que hay una mentalidad de rebaño, nadie quiere quedarse fuera de la moda Apple, pero el mayor problema es la forma errónea en que la mayor parte de la gente fundamentalmente evalúa los productos de Apple y define la innovación de Apple.

Primero, no obstante, tenemos que dar a los analistas financieros su versión de qué estuvo equivocado en sus previsiones pesimistas de ventas. Apple Insider resumió algunas de sus explicaciones, que sugieren que podrían no haber estado tan equivocados. Algunos citaron el hecho de que Apple lanzó dos nuevos iPhones, lo que no había hecho nunca antes. Otros dijeron que los nuevos iPhones, en más operadores y más países, especialmente China, dispararon las ventas. “Las ventas en China podrían representar al menos la mitad del incremento de este año”, escribió Tolfe Winkler en el Wall Street Journal. Gene Muster, de Piper Jaffray, que había esperado de 5 a 6 millones de unidades, dijo que el alto número de ventas podrían ser debido a inventarios más que a ventas a consumidores. Steven Milunovich de UBS ha argumentado que las cifras de ventas, aunque aparentemente fuertes a primera vista, podrían estar mitigadas por una demanda menor de lo esperado en áreas clave. Ambos, no obstante, concedieron que 9 millones de nuevos iPhones vendidos los primeros 3 días es un signo alentador para Apple.

¿Qué ha cambiado en el iPhone en 10 días? ¿Qué hay detrás de la demanda del iPhone 5S después de que los críticos lo pusieran por los suelos sólo 10 días antes?

Los críticos simplemente se equivocaron porque lo miraron con las gafas equivocadas. Los analistas de Apple tienden a fijarse en las nuevas características, tales como FaceTime, Siri, Retina o una cámara más potente. Con el iPhone 5S hicieron de nuevo el análisis de características, esperando un tamaño mayor de pantalla, un procesador de ocho núcleos o un sensor del globo ocular, solamente para decepcionarse con el escáner de huellas dactilares.

Esta clase de pensamiento basado en las características no es nuevo para Apple. Hace tres meses, en el WWDC de Apple en San Francisco, los analistas estuvieron poco emocionados con el iOS 7 por su falta de innovación. Reivindicaron que iOS 7 desvergonzadamente había tomado características de Windows Phone y Android, lo cual era cierto.

Pero ese es el problema con esta definición de innovación, un término asociado a características rupturistas, que tiene poco que ver con el éxito de Apple. En realidad, Apple nunca ha innovado. Del iPod al iPad, los productos de Apple fueron construidos sobre otros ya existentes. Apple tampoco ha sido sólo sobre prestaciones, a pesar del famoso “una cosa más” de Steve Jobs. Más bien, Apple crea y vende exquisitas y fluidas experiencias de cliente.

Tomados en conjunto, tanto el iOS 7 como el iPhone 5S ofrecen esa experiencia. “Una de las primeras inspiraciones de Steve Jobs fue el empaquetamiento japonés, el arte de la entrega de regalos y el envoltorio, donde la experiencia de abrir la caja es tan importante como lo que hay dentro”, ha explicado Andrew Borg, director de investigación de Aberdeen Group. “Ser capaz de encarnar eso en una experiencia de software es donde está la innovación”, ha afirmado Borg. “Quizá innovación es la palabra equivocada, porque estamos hablando de algo que es tan antiguo como culturas ancestrales”.

Sólo compare los teléfonos Android a los iPhones, dice Borg. “Si miras a Android en un dispositivoSamsung o HTC, verás islas de innovación en un mar de caos potencial. Desde la perspectiva del usuario, no es una experiencia fluida y síncrona”.

En el análisis final, los consumidores no compran innovación, compran grandes experiencias.


Ésta es una información de Tom Kaneshig, CIO

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información