MAC OS | Noticias | 18 FEB 2015

OS X: cómo forzar salir de una aplicación que no responde

Aunque no es muy habitual encontrarnos con cierres repentinos de aplicaciones o que éstas no respondan, existen una serie de medidas que podemos adoptar para poder recuperar el sistema, el uso de la aplicación, o incluso los documentos en los que estuviéramos trabajando.

Compartir

OS X fozar salida
Alfonso Casas

En entoronos Mac, suele ser poco habitual vernos en la necesidad de tener que cerrar una aplicación bajo sistema operativo OS X debido a que ha dejado de responder. Los usuarios de versiones Windows son bien conocedores de la combinación de teclas Ctrl + Alt + Supr para poder acceder al administrador de tareas y poder forzar su cierre o comprobar los recursos consumidos por cada una de ellas. En el caso de equipos Mac, existen también diversas opciones que conviene conocer ante la necesidad de tener que forzar la salida de alguna aplicación que haya podido dejar de responder.

 

Conviene saber que cuando se fuerza la salida de una App, los cambios que no hayan sido guardados en documentos abiertos previamente, quedan sin guardar, por lo que conviene optar por alguno de estos métodos.

 

 

Cuando te encuentras en una aplicación determinada, como pueda ser el navegador Safari, basta con acceder a la barra de herramientas y seleccionar salir de Safari. Del mismo modo, podemos situar el ratón encima del correspondiente icono de la aplicación que aparece en la propia Dock y pulsar el botón derecho. Comprobaremos que se despliegan una serie de funciones entre la que se encuentra la de salir de la propia aplicación.

 

 

En el caso de que la App no se cierre tras probar cualquiera de los métodos anteriores, debemos optar por llevar a cabo las siguientes medidas. Pasa a otra app, como el Finder, y después selecciona Forzar salida en el menú. Selecciona la App que no responde en la ventana Forzar Salida y haz clic en Forzar Salida.

 

En el caso del uso de comandos, podemos recurrir a pulsar “Comando + Opción + Esc” y seleccionar la aplicación que no responde en la ventana Forzar Salida que nos aparecerá en pantalla. También podemos mantener pulsadas las teclas “Control y Opción” y hacer clic en el icono de la app que no responde en el Dock. A continuación, tendremos que Forzar salida mediante el menú que aparece.

El Monitor de Actividad accesible a través de la carpeta de Utilidades o el menú Spotlight es otra de las opciones adicionales. Selecciona la App que no responde en la ventana del Monitor de Actividad. Selecciona Salir del proceso en el menú Visualización, o bien, haz clic en el botón Forzar Salida en la barra de herramientas de la ventana del Monitor de Actividad.

En el caso de que el sistema no responda, hasta tal punto que no nos permita cambiar entre Aplicación, podemos pulsar Comando + Opción + Mayús + Esc durante 3 segundos para forzar la salida. Esta combinación de teclas le dice a OS X que fuerce la salida de la App que se encuentre visualizada en ese momento en el escritorio.

 

No olvides que OS X reinicia de manera automática el Finder en el momento que se abandona o se sale de él. Así, si éste deja de responder, usa Forzar Salida para volver a iniciarlo. Selecciona Finder en la ventana de Forzar Salida o en el Dock y haz click sobre Forzar reinicio.

 

 

¿Qué hacer cuando es el equipo el que no responde?

Pues bien, en los casos anteriores siempre hemos supuesto que es una aplicación determinada la que deja de responder. Sin embargo, puede suceder que sea el propio sistema operativo el que se muestre inestable y no responda. Estos casos son más raros de lo habitual, pero pueden llegar a darse. Para ellos, la única opción que queda es mantener pulsado el botón de encendido del Mac durante varios segundos. Normalmente, cuando se pulsa el botón de encendido se envía un mensaje al sistema notificándole que queremos cerrarlo. Entonces, el sistema suele responder al poner la máquina en modo suspendido.

 

 

Si mantenemos pulsado el botón de abajo nos aparecerá un cuadro de diálogo con varias opciones, como la posibilidad de reiniciar, suspender o apagar el equipo. Ante una situación del sistema extrema que no responda de ninguna de las maneras, puede que ni siquiera aparezca esta opción. El último recurso pasa por mantener pulsado el botón de encendido del equipo de manera constante hasta que la máquina corte por completo la alimentación. De esta forma, podrá volver a reiniciar el equipo. Posiblemente haya perdido cierta información de los trabajos que se encontrara realizando, pero pasa por ser la única alternativa para volver a funcionar. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información