ANÁLISIS | Noticias | 02 DIC 2008

Análisis: Apple LED Cinema Display de 24"

Coincidiendo con la última última renovación de portátiles Apple también presentó una nueva pantalla dirigida de forma específica a los usuarios de estos portátiles, y más en concreto los usuarios del modelo MacBook. Entre sus principales cualidades destaca la retroiluminación LED, la incorporación de tres altavoces de serie (uno de ellos un potenciador de graves), cámara iSight y micrófono, así como una manguera con tres cables para que que el nuevo LED Cinema Display actúe, en cierto modo, como una estación base del portátil. En Macworld España ya hemos tenido ocasión de probar el nuevo monitor durante varias horas, y estas son nuestras primeras impresiones.

Compartir

Javier Rodriguez

Pero antes de entrar en detalles has de tener en cuenta algo fundamental. Con el LED Cinema Display, y como si se tratasen de los buenos propósitos de fin de año, Apple quiere en cierto modo romper con lo antiguo de modo que el camino quede más despejado con la vista puesta hacia el futuro. Y la primera muestra de ello se encuentra en que este modelo supone el primero donde el Mini DisplayPort estrenado por Apple en la nueva gama de portátiles MacBook, MacBook Air y MacBook Pro es un requisito. Si quieres saber más sobre las virtudes de este nuevo estándar de conexión para vídeo, puedes hacerlo aquí.

Vista general del nuevo LED Cinema Display de 24 pulgadas con el MacBook Pro de 15 pulgadas y teclado y ratón inalámbricos

Con la manguera de conexiones, el LED Cinema Display actúa como un dock, en este caso, del MacBook Pro de 15 pulgadas.

Esto significa que, si tienes uno de los anteriores portátiles tendrás que mirar en otra dirección (por ejemplo el Apple Cinema Display de 20 pulgadas o el Cinema HD Display de 30 pulgadas) o bien esperar a que alguna tercera parte saque al mercado algún tipo de adaptador que permita establecer la conexión Mini DVI o DVI al nuevo conector Mini DisplayPort.

Mangera de cables del nuevo LED Cinema Display de 24 pugladas.

Los cables del LED Cinema Display permiten cargar la batería del portátil, enviar la información de audio desde y hacia el monitor, comunicar con el portátil los dispositivos USB que se conecten a la pantalla y proporcionar la salida de vídeo digital sin necesidad de que tengas que apretar un solo tornillo.

Los otros dos cables que salen de la manguera (USB y MagSafe) sí son compatibles con los modelos de las generaciones anteriores. El primero se encarga no sólo de actuar como hub de los tres puertos USB disponibles en el propio monitor, sino también de enviar el sonido a los altavoces incorporados (con una calidad ajustada por omisión a 44,1 kHz y 16 bits de resolución) y también el sonido recogido por el micrófono incorporado en el propio monitor.

El conector MagSafe, con un tamaño y diseño pensado especialmente para no dejar fuera a los usuarios del MacBoo AIr, permite recargar la batería del portátil desde la fuente de alimentación del propio monitor, en cuyo caso el monitor empleará su consumo máximo de 221 W.

Un diseño unificado

Por su diseño, esta nueva pantalla de 24 pulgadas tiene un aspecto idéntico al de la última generación iMac, lo que también significa que está totalmente a juego con la estética que Apple ha utilizado en los MacBook y MacBook Pro más recientes.

Parte posterior del Apple LED Cinema Display de 24 pulgadas.

Los tres puertos USB 2.0 permiten la conexión de dispositivos que necesiten tomar la alimentación del propio puerto. Como en la nueva gama de portátiles, el ausente es el puerto FireWire.

Construido en aluminio, con un marco negro de 2,5 cm que rodea el panel y un cristal que cubre toda su superficie (Apple también proporciona un paño para su limpieza), el LED Cinema Display ofrece una resolución máxima de 1.920 x 1.200 píxeles o, dicho de otro modo, todo lo que necesitas para editar o ver vídeo con calidad HD. Pero al igual que ocurre con el iMac, en la parte posterior del monitor también encontrarás tres puertos USB 2.0 y que podrás utilizar cualquiera de tus dispositivos, incluyendo aquellos que requieran alimentación para su funcionamiento.

Lo que no encontrarás en la cara posterior del equipo es un puerto FireWire (800 o 400), lo cual tiene cierto sentido si tenemos en cuenta que de entre los actuales modelos los únicos que lo incluyen de serie son los MacBook Pro. En cualquier caso, si necesitas conectar un dispositivo FireWire tendrás que abandonar el concepto de "concentrador" propuesto por este LED Display y conectarlo directamente al portátil.

La peana, en forma de cuña, se encarga de elevar el monitor a una altura de 48 cm sobre la base ofreciendo así una buena posición ergonómica donde el nivel de nuestros ojos estará ligeramente por encima de la parte superior del monitor (siempre y cuando utilicemos una mesa y sillas con una altura correcta).

Dicha peana también nos permite girar la posición de la pantalla sobre su eje vertical con suma facilidad incluso en el caso de que hayamos puesto sobre ella nuestro MacBook Pro (el más pesado de las tres gamas de portátiles), ofreciendo un ángulo de visión de 178 grados tanto en vertical como en horizontal. Adicionalmente, también podremos inclinar la pantalla en un rango de -5 a 25 grados.

No obstante, si lo deseas también puedes prescindir de la peana adquiriendo el adaptador de montaje VESA (29 EUR).

Tal y como nos tiene acostumbrados Apple, lo que no encontrarás en este monitor son botones, ya sean de encendido y apagado del monitor (cuando permanece en estado de reposo consume menos de 1W), ajuste de brillo o control de volumen.

De hecho, si tienes pensado utilizar el monitor como pantalla extendida del panel de tu MacBook, MacBook Air o MacBook Pro, entonces es aconsejable que desactives la característica de ajuste de brillo automático disponible en dichos modelos para mantener así un nivel de brillo similar al que utilices para el LED Display, dado que el monitor carece de cualquier tipo de sensor de luz ambiente. En definitiva, los ajustes de resolución, brillo o ajuste de perfil de color deberán realizarse necesariamente desde el panel de preferencias Pantallas.

Calidad LED

Otra de las características importantes de este LED Cinema Display de 24 pulgadas es que emplea retroiluminación LED, lo que significa un menor consumo pero, también más importante, una iluminación más uniforme de toda la superficie de la pantalla y, especialmente, que obtendremos la máxima calidad de color desde el momento que conectemos el cable Mini DisplayPort al puerto de nuestro portátil, a diferencia de otros paneles cuya iluminación emplea otra tecnología y en, esos casos, es preciso esperar a que se alcance la temperatura óptima de trabajo. Adicionalmente, a su luminosidad mejorada de 330 cd/m2 hay que sumar un excepcional contraste de 1000:1 y un tiempo de respuesta de 14 ms (o bien 7 ms en el paso de gris a gris). Estos valores se traducen en una calidad de imagen realmente excelente en la reproducción de vídeo y colores vivos e intensos en el trabajo con fotografía.

Otra buena noticia para los usuarios de este panel es que su gammut de color es superior al proporcionado po

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información