REVIEWS | Artículos | 08 MAY 2014

Análisis de un teclado de lo más universal para el iPad

Promate nos propone el teclado inalámbrico Claviar 7 para utilizar con cualquier de las tabletas del mercado con pantalla inferior a las 8 pulgadas. Presenta buenos acabados en piel y utiliza conexión estándar micro USB para su recarga. Te contamos nuestra experiencia de uso.

Compartir

Promate_Claviar7
Alfonso Casas

Claviar 7 es un teclado inalámbrico basado en tecnología Bluetooth pensado para trabajar de manera conjunta con cualquier dispositivo móvil de tipo smartphone, phablet o tableta. Sus dimensiones físicas, como su propio nombre indica, no exceden de las 8 pulgadas, por lo que su uso natural será con tabletas o dispositivos que dispongan de una pantalla inferior a las 8 pulgadas.

 

 

Sus acabados en material de piel hacen que el producto tenga un acabado muy vistoso y resultón. No está pensado para poder acoplar la tableta al Claviar 7 y hacer de funda. Todo lo contrario, su diseño es de tipo minimalista con un grosor de apenas 15 milímetros que facilita el hecho de llevarlo en el maletín o mochila a todas partes para utilizarlo solo en caso necesario.

 

El teclado, con sus 59 teclas físicas, está fijado al material de piel, de manera que no es posible separar ambos. Una lengüeta sobrante permite mantener bien cerrado el teclado cuando no lo usamos, y además, hace las funciones de atril para poder ubicar la tableta con un ángulo aproximado de 45 grados. Podemos variarlo ligeramente en caso necesario, pero no mucho dado que perdemos la estabilidad del sistema. Siempre que utilicemos tabletas con pantalla inferior a las 8 pulgadas, podremos ubicarlas tanto en posición horizontal como en modo retrato, si se da el caso de que utilicemos alguna aplicación mejorada para esta posición de visualización.

 

 

A efectos de uso, nos ha resultado interesante el hecho de que su conector de carga de batería sea estándar de tipo micro USB, con lo que podemos ayudarnos de cualquier cable de smartphone o tableta compatible para acometer dicha carga. Un botón físico o pulsador nos permite encender o apagar el teclado, con el fin de evitar consumo innecesario. Gracias al indicador LED podemos adivinar cuando lo tenemos activado. El emparejamiento con cualquier dispositivo se realiza pulsando el botón de Bluetooth dedicado.

 

 

Durante el período de pruebas hemos comprobado como la autonomía ofrece buenos resultados, siendo necesaria su recarga tras un período de 5 días de uso de manera desatendida y no constante. El fabricante garantiza hasta 45 horas de uso de manera continuada, y hasta 60 días en modo de espera con la batería de 180 mAh que lleva integrada. El consumo durante su uso se encuentra por debajo de los 5 mAh. La recarga de la misma puede completarse en apenas 3 horas siempre que utilicemos un adaptador de corriente, y no el puerto USB de un ordenador, para el que los tiempos se elevarán.

 

 

En la práctica, el Claviar 7 puedes encontrarlo en varios idiomas, incluido el castellano. Tras haber utilizado soluciones de Logitech y otros fabricantes de primera línea, a decir verdad, estamos acostumbrados a la inmediatez de uso, algo que no podrás conseguir con el Claviar 7. Ya sabes, debes utilizar el pulsador de encendido. Hablamos de la sensación de descubrir la tableta y al instante el teclado entra en escena, hasta el punto de poder utilizar de manera inmediata las teclas dedicadas del sistema iOS 7 o de Android. Tampoco sus teclas son de gran tamaño lo que propiciará que en ocasiones pulses dos a la vez. Sin embargo, ésta es una realidad que les pasa a la mayoría de teclados para dispositivos de este tamaño, y no solo al Claviar 7.

 

 

Las teclas tienen un tamaño comedido, pero permiten alcanzar cierta agilidad que con el teclado virtual desplegado en la pantalla de las tabletas nunca alcanzarás. La barra espaciadora tiene un tamaño extra, así como la correspondiente a la de comandos “Shift”. Con la tecla de función “Fn” podemos manejar el audio, búsquedas, así como el brillo de la pantalla. Físicamente, las teclas tienen un gran recorrido y no son especialmente ruidosas, con lo que le escritor habitual recibirá un buen feedback de su uso. El teclado no se desplaza fácilmente sobre la superficie de la mesa, pero en líneas generales, mejoraríamos el sistema de atril aprovechado por el fabricante, pues cualquier ligero movimiento del sistema en su conjunto propicia que la pantalla se venza hacia atrás.

 

La parte buena es que como se trata de una solución independiente de la funda que manejes en tu tableta, siempre puedes utilizar la funda de tu tableta como atril, y alejar una distancia prudencial el teclado de la tableta, con el fin de adoptar una posición más cómoda y natural.

 

 

Bien es verdad que por el precio de venta de 59 euros no podemos pedir mucho más, pero ciertos aspectos como la posibilidad de manejar diferentes ángulos de posición, es algo que el público demanda, especialmente cuando recurres al uso de este tipo de teclados, en detrimento del virtual que las tabletas nos despliegan en pantalla. En definitiva, buscas algo con lo que alcanzar mayor agilidad en la escritura y no suponga un suplicio al tener que corregir errores. Es aquí cuando este tipo de soluciones resultan de gran valor.

 

FICHA TÉCNICA

Precio: 59 euros

Fabricante: Promate

Web: www.promate.net

 

A favor

Peso y acabados

Precio

 

En contra

Sin función de funda

Tamaño de sus teclas

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información