ANÁLISIS | Artículos | 01 JUL 2008

AmpliTube Metal
Emulación de amplificadores y efectos para guitarra

Compartir

Daniel de Blas.

Tras el lanzamiento de AmpliTube 2, que ya se ha convertido en uno de los emuladores de amplificadores y efectos para guitarra más popular entre aficionados y profesionales, IK Multimedia lanzó una versión específica, la edición Jimi Hendrix, que emulaba los amplificadores y efectos del mítico guitarrista estadounidense. Pues bien, recientemente ha lanzado otra edición, que puede adquirirse por separado o como complemento para AmpliTube 2 y que está destinada a satisfacer a quienes buscan los mejores sonidos de guitarra de rock y “metal”.

AmpliTube Metal incluye emulaciones de algunos de los mejores amplificadores para rock y heavy metal de todos los tiempos como el Triple Rectifier de Mesa Boogie, el Peavey 5150 creado por Van Halen, los viejos Marshall JMP 100 y el Randall Warhead que popularizó el guitarrista Dimebag Darrel del grupo Pantera. Del mismo modo, incluye 14 emuladores de pedales de efectos como distorsiones de alta ganancia, efectos de overdrive, wah, flanger, etc; así como efectos de tipo rack como retardos, generadores de armonías, reverberaciones, etc.

Interfaz
La interfaz y manejo son los mismos que en Amplitube 2. Puedes usarlo como un módulo para los programas más comunes como GarageBand, Logic, Cubase, Pro Tools, etc. o como una aplicación independiente. En este último caso, incluye el excelente reproductor, “speedtrainer,” que te permite reproducir archivos de música en MP3 o AIFF y modificar la velocidad sin cambiar el tono y viceversa. También incluye un metrónomo muy básico, en el que se echa en falta poder cambiar al menos el sonido (una pequeña unidad de ritmos sería ya genial, para practicar con algo que no sea un “clic-clic”). Por otro lado, aunque es impresionante como AmpliTube recrea la estética y los controles del hardware que emula, se echa de menos (quizá por el excesivo celo en imitar la realidad) el que se puedan hacer cosas de manera más sencilla, como por ejemplo, reordenar los efectos arrastrando y soltando en el editor de pedales o en los efectos en rack.

Por lo que respecta a las necesidades de potencia para hacer funcionar AmpliTube, aunque como todas las buenas aplicaciones para sonido, es algo “golosa” con tu procesador, es interesante destacar que tú mismo puedes controlar bastante, desde las preferencias del programa, el balance entre potencia requerida y calidad de sonido. Además, en la parte inferior de la ventana tienes un indicador del porcentaje de CPU que el programa utiliza para saber si tu Mac puede hacerlo funcionar con soltura. Con los ajustes por omisión, puedes hacer sonar en tu secuenciador unas cuantas instancias de AmpliTube sin problemas en un Mac más o menos actual. Si empiezas a subir los ajustes de calidad verás que realmente los sonidos ganan en realismo y tienes menor ruido de fondo, pero es posible que en un Mac no muy potente empieces a escuchar pequeños “clics” o un sonido entrecortado.

Sonidos
A pesar de su atractiva interfaz, lo mejor de AmpliTube no es otra cosa que la excelencia de los sonidos que es capaz de ofrecer. En el caso de esta edición, si eres aficionado a estos estilos o necesitas incluir guitarras de rock moderno en tus producciones, lo cierto es que AmpliTube Metal es la respuesta ideal a tus necesidades. La calidad del sonido de las emulaciones de amplificador y efectos, más allá del parecido con los originales, es excelente. A un clic de ratón tienes impresionantes sonidos de alta ganancia, desde sonidos los años 70, pasando por los 80 y 90 hasta los más actuales. No encontrarás nada con “sabor de blues” o “vintage”; aunque es cierto que hay sonidos más suaves al estilo ZZ Top, pero siempre pensando en producciones con sonido moderno. Por supuesto, también hay sonidos limpios muy correctos.

La variedad de pedales de efecto es también magnífica y además imitan bien sus combinaciones en el mundo real. Es decir, puedes poner un efecto de overdrive delante de una distorsión y surte el efecto que tendría en realidad. Además, como en los buenos amplificadores, los sonidos “se limpian” al bajar el volumen de la guitarra sin perder su integridad.

Conclusión
Si te gusta la guitarra de rock o necesitas sonidos de guitarra de “alto voltaje” para tus creaciones (desde sonidos solistas al estilo de Yngwie Malmsteen, Steve Vai, Joe Satriani o Van Halen, rítmicas al estilo AC/DC, ZZ Top o cosas modernas y extremas), AmpliTube Metal es la respuesta. Por otro lado, si necesitas más sonidos para blues, jazz o pop, con “sabor antiguo” y tan sólo unos cuantos sonidos de rock duro, seguramente es mejor que busques en el AmpliTube 2 “genérico”.


AmpliTube Metal
------------------------
Calificación: ****/8,7
Lo mejor: Calidad de los sonidos y efectos.
Lo peor: Tan sólo algunos detalles, como que no puedas reordenar los efectos con arrastrar y soltar. El metrónomo es también mejorable.
Fabricante: IK Multimedia. Web: www.ikmultimedia.com.
Distribuidor: Rage Audio. Tel.: 94 473 31 96. Web: www.rage-audio.com.
Precio: 199 EUR, IVA incluido.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información