ANÁLISIS | Artículos | 01 JUL 2008

Eizo FlexScan SX3031W-H
Monitor profesional de 30 pulgadas

Compartir

Javier Rodríguez.

Si estás buscando un monitor que te ofrezca un buen grado de fiabilidad en la reproducción de colores y también flexibilidad no sólo en las entradas soportadas sino también el tipo de ajustes que puedes realizar, entonces el que evaluamos en este primer contacto es una de las propuestas más interesantes que puedes encontrar, aunque ya te anticipamos que no es accesible para todos los bolsillos.

Al igual que otros modelos del mercado, este monitor TFT de 30 pulgadas (29,8 pulgadas útiles) incorpora dos conexiones digitales, ofreciendo tanto soporte de enlace doble como compatibilidad HDCP (transmisión de datos de audio y vídeo protegiddos), así como un hub USB con una toma A-B y que hace las funciones de enlace entre el monitor y el Mac (encontrarás el cable en la caja de producto), y dos tomas de tipo A que podrás utilizar para la conexión de cualquier dispositivo como por ejemplo el teclado de tu Mac o bien un dispositivo calibrador por hardware. En cuanto a la conexión de vídeo, el fabricante también suministra junto con el monitor dos cables de conexión digital, un detalle que resulta de agradecer.

Otro detalle que resulta de agradecer es que el CD que se suministra con el producto encontrarás dos perfiles de color ICC especialmente preparados para cuando utilices este Eizo en diferentes combinaciones de gama y temperatura de color. La noticia excelente, en ambos casos, es que el rango cromático que puede reproducir el FlexScan SX3031W-H está muy por encima del que puedes encontrar por ejemplo en el Apple Cinema HD de Apple, y de hecho es muy parejo al rango Adobe RGB 1998.

En cuanto a las principales característica técnicas, la máxima resolución que proporciona es de 2.560 x 1.600 píxeles, con un ancho de punto de 0,250 que lo sitúa con la misma definición del Apple Cinema HD, y 178 grados de ángulo de visión en los ejes horizontal y vertical. También destaca el hecho de que el brazo de soporte permite girar el monitor un total de 90 grados con el correspondiente ajuste del menú OSD que permite manejarlo correctamente con esa orientación. No obstante, has de tener en cuenta que para sacar un provecho real de esta característica tu Mac deberá estar equipado con una tarjeta gráfica que permita girar a pantalla, tal y como ocurre con la mayoría de los modelos más recientes.

Otros valores significativos son los 6 ms de tiempo de respuesta, el contraste 900:1, con una excelente luminosidad de 260 cd/m2 y, sobre todo, los 12 bits de gama con un procesamiento interno de 16 bits, lo que se traduce en una tabla de color realmente excepcional con una transición de degradados muy fina.

Ajustes. Una característica que diferencia los monitores profesionales de aquellos de menor precio, aparte de la mayor fidelidad en la reproducción de color, es la posibilidad de contar con una mayor flexibilidad a la hora de ajustar los diferentes parámetros que inciden en la calidad del color y detalle de la imagen.

De entrada, este modelo incluye una función denominada FineContrast y que, con la pulsación de un botón, nos permite cambiar entre los modos predefinidos de sRGB, Texto, Imagen y Película, así como un quinto preajuste personalizado (que deberemos emplear en combinación con los perfiles ICC). Cuando activamos cada uno de estos modos la pantalla, nos muestra en un pequeño cuadro los valores de brillo, temperatura de color y gama; con la ventana de que podremos emplear los botones de cursor disponibles en la pantalla para ajustar cualquiera de estos valores.

No obstante, si lo que deseamos es ajustar cualquier parámetro entonces deberemos acceder directamente a las opciones del menú en pantalla (OSD), donde podremos modificar la temperatura de color (en incrementos de 500K), la tonalidad del color (por ejemplo, en el caso de que queramos obtener un tipo de piel concreto), brillo, saturación para los canales RGB, ganancia de color; así como los valores de tamaño de pantalla e intensidad de borde. Uno de los ajustes más completos es el de seis colores, donde podremos ajustar tanto el tono como el nivel de saturación para los canales rojo, verde, azul, amarillo, cián y magenta.

Además de los ajustes de calidad de imagen, también encontramos otros tan prácticos como indicar la cantidad de tiempo que estará encendido, evitando así que se quede encendido cuando hayamos acabado nuestro trabajo y prolongando por tanto la vida útil del monitor.

Conclusión
La amplia gama cromática y la uniformidad de color, sumados al tamaño de punto y el buen soporte de conexiones digitales hacen que sea un excelente monitor para los usuarios de fotografía y reproducción de vídeo, así como para tareas de diseño. No obstante, el mismo fabricante dispone de otros modelos más específicos para tareas de retoque de color y que incorporan calibración por hardware.
Adicionalmente, el cambio de los modos de color y opciones de personalización son muy flexibles, sumados a unos buenos perfiles de color. Sólo nos gustaría ver mejorado el sistema de navegación OSD y también el soporte que une el brazo al monitor.


Eizo FlexScan SX3031W-H
-----------------------------------
Calificación:
****/8,5
Lo mejor: Ajustes y reproducción de color. Gama cromática. Tamaño de punto. Resolución. Entradas de vídeo. Excelente brillo y contraste.
Lo peor: Soporte. Navegación OSD. Precio elevado.
Fabricante: Eizo
Distribuidor: Eizo.Tel.: 902 88 48 88. Web: www.eizo.es.
Precio: 2.484 EUR + IVA

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información