ANÁLISIS | Artículos | 01 ABR 2010

FileMaker Pro 11 y FileMaker Pro Advanced 11
Bases de datos

Compartir

William Porter.

FileMaker 11 ha llegado justo un año después de la publicación del programa de bases de datos FileMaker 10, con nuevas herramientas y un gran conjunto de características que hacen que su uso resulte incluso más sencillo. FileMaker 11 también incorpora una serie de trucos adicionales en la gestión de bases de datos con el objeto de hacer su uso más simple a los usuarios sin conocimientos técnicos.

Si no conoces FileMaker, has de saber que la mitad de productos de la familia de bases de datos está compuesta por FileMaker Pro y su hermano mayor FileMaker Pro Advanced. Este último incluye algunas características adicionales en forma de utilidades dirigidas a los desarrolladores de bases de datos a tiempo completo: un depurador, una herramienta de análisis de bases de datos, la capacidad para crear funciones personalizadas, menús personalizados, etc. Por lo demás, las ediciones Pro y Pro Advanced son productos muy similares. De hecho, FileMaker Pro sigue siendo una herramienta de desarrollo realmente potente.

Todo lo que comentamos sobre FileMaker Pro puede aplicarse tanto a la edición Pro como a la Pro Advanced. (En la gama de producto también se encuentran dos productos servidor: FileMaker Server y FileMaker Server Advanced y que no cubrimos en este primer contacto.) También hay que tener en cuenta que la edición en castellano estará disponible en el mes de abril.

Mejoras de la Interfaz de usuario

Los cambios más obvios en la interfaz de usuario de FileMaker Pro 11 son los correspondientes a la vista de Tabla (Table VIew), donde se pueden ver los campos como columnas y los registros como filas, tal y como ocurriría con una hoja de cálculo. La Vista de Tabla supone ahora la vista por omisión para las nuevas bases de datos. Tan pronto como asignes un nombre a una nueva base de datos puedes comenzar a definir los campos directamente en la vista de tabla. Y dado que en realidad estás trabajando en el modo de navegación, también puedes comenzar a introducir datos al mismo tiempo. La base de datos Panorama de ProVue (299 dólares; http://provue.com/Panorama) dispone de esta característica desde hace tiempo.

En esta vista no puedes crear una nueva tabla o definir relaciones, pero la capacidad de crear bases de datos sencillas (por ejemplo listados) en esta modalidad supone un buen punto de partida, aunque los desarrolladores experimentados probablemente seguirán utilizando el antiguo modo.

Otra característica de la vista de tabla es que puedes ver u ocultar los campos sin editar la plantilla subyacente y que no era posible anteriormente.

FileMaker Pro 11 amplía la característica de sub-sumarios dinámicos que se incorporaron en FileMaker Pro 10. Con ella es posible totalizar grupos ordenados de registros al tiempo que se continúa con la edición de datos. Para configurar dicha característica en FileMaker Pro 10 debías definir un cálculo de tipo sumario a, por ejemplo, el total de los registros por provincia en el diálogo correspondiente a la gestión de la base de datos, y a continuación había que cambiar al modo de diseño y utilizar un par de diálogos para configurar el modo en el que se mostraban dichos datos.

En FileMaker Pro 11 puedes hacer todo esto sobre la marcha sin que debas abandonar el modo de navegación. Sólo has de indicar a FileMaker Pro qué es lo que quieres totalizar y cómo, y FileMaker se encarga de hacer el resto.

Sin embargo existe un problema potencial: si creas un sub-sumario total de esta forma no podrás dar formato al resultado, de modo que es posible que veas “7,333334” cuando en realidad hubieses preferido que fuese “7,3”. Para los desarrolladores experimentados, esto no supone un gran problema, pero sí para quienes no tengan dichos conocimientos técnicos.

El nuevo campo de búsqueda Quick Find (Búsqueda rápida) disponible en la Barra de Estado es parecido al campo de búsqueda del navegador o los campos de búsqueda rápida disponibles en muchas otras aplicaciones de Mac OS X. Simplemente realiza una búsqueda rápida, mostrando los registros hallados donde cualquiera de los campos de la plantilla activa coincida con el criterio utilizado. Cuando necesites más precisión sólo has de cambiar al modo Find (Buscar) e introducir el criterio de búsqueda en el campo correspondiente, tal y como venías haciendo en las anteriores ediciones de FileMaker.

Aunque FileMaker Pro 11 intenta que sea innecesario profundizar en el funcionamiento del programa, acabarás acudiendo al Modo de Diseño tarde o temprano. Cuando lo hagas verás un nuevo Inspector que proporciona un acceso rápido a varias paletas de propiedades que solían estar ocultas en varios diálogos modales. Y el diálogo correspondiente a la gestión de los diseños ahora permite organizar dichos diseños en carpetas.

Gráficas
Quizá la nueva característica más destacada (y quizá el principal motivo para actualizarse) sea la capacidad de crear gráficas. No se trata de una nueva característica por completo en FileMaker Pro, dado que las anteriores versiones podían crearlas con la ayuda de determinados plug-in de terceros o con el uso de ingeniosas técnicas de cálculo pero que resultaban muy complicadas. La característica de generar gráficas está disponible para todo el mundo y su uso es muy sencillo.

Compartir datos
Son dos las nuevas características de FileMaker Pro 11 relacionadas con el intercambio o compartir datos.
La nueva función Snapshot Link se encarga de guardar el conjunto de registros hallados, el diseño y sentido de ordenación correspondiente a la vista actual en un archivo denominado FileMaker Pro Snapshot Link (.fpsl). Puedes enviar este archivo a otro usuario (quien ha de tener FileMaker Pro 11) para que pueda abrirlo viendo exactamente lo mismo que tú estabas observando.

El archivo Snapshot Link no constituye en realidad una verdadera “captura”, como si se hubiese realizado una captura de pantalla, y tampoco se encarga de guardar el criterio de búsqueda utilizado para obtener los registros mostrados. Simplemente guarda los ID correspondientes a los registros del conjunto hallado. Un Snapshot Link no refleja los registros que se hayan añadido o borrado después de que se haya creado este tipo de archivo. Si se cambia algún dato en un registro, el registro se mostrará con los nuevos datos. Por dichos motivos, el Snapshot Link parece más útil cuando estés trabajando con un conjunto de datos relativamente estable.

La función Snapshot Link también es una forma elegante de guardar tu propio conjunto de registros. So estás planificando una boda e intentas ordenar la lista de invitados podrías crear un Snapshot Link para guardar la lista favorita de tu madre, y otro para guardar tu propia lista favorita. De nuevo, esta funcionalidad ha estado disponible para los desarrolladores más experimentados. La función Snapshot Link, por otra parte, es rápida y fácil d

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información