ANÁLISIS | Artículos | 01 ABR 2010

Flux 2

Editor web

Compartir

Javier Rodríguez.

Existen múltiples editores web disponibles para el Mac, muchos de ellos son gráficos ofreciendo potentes características bajo metáforas completamente visuales, al estilo de lo que ocurre por ejemplo con iWeb de Apple o con FreeWay (Express o Pro); otros están más centrados en la perspectiva del programador, desempeñando más un papel de editores de texto avanzados con características especialmente pensadas para la programación en lenguajes como JavaScript o PHP fundamentalmente, tal y como podrían ser por ejemplo Espresso o BBEdit entre otros. El que analizamos en esta ocasión engloba ambos conceptos y, además, también nos ha llamado positivamente la atención porque ofrece integración con Rails y PHP, además de Yuma, JavaScript y Java.

Tal y como hacen otros editores incluyendo Dreamweaver, Flux ofrece en su ventana de edición una vista de los estilos, acceso a los elementos de la página que estemos editando en cada momento, un área de edición visual y acceso al código subyacente

Pero para quienes no quieran o necesiten adentrarse en las complejidades de la programación Web, Flux también es superior a otras opciones por el excelente editor CSS que proporciona y, de hecho, es uno de los editores que hacen más sencilla la comprensión del uso de las hojas de estilo en el diseño de sitios web, con soporte de clases y metaclases, además de que nos permite conocer con un simple golpe de vista el estilo aplicado a cada uno de los elementos de las páginas.

Repleto de detalles
El punto de partida en Flux se encuentra en el asistente que permite elegir una plantilla, pero ningún otro incorpora entre dichos elementos la posibilidad de realizar un proyecto de iTunes LP o iTunes Extras. También encontrarás plantillas para otro tipo de proyectos más comunes y, en cualquier caso, posteriormente siempre podrás modificar la distribución de la plantilla (número, uso y posición de las columnas) desde el editor.

También se utiliza un enfoque más visual en el administrador de Sitios web y, a diferencia de lo que ocurre con otros editores, no tiene por qué corresponderse necesariamente con archivos creados con la aplicación sino que podrás utilizar cualquier carpeta de sitio web como punto de inicio, lo que da paso a la posibilidad de que puedas editar sitios web previamente diseñados con otras herramientas. De hecho, tal y como ocurre con Dreamweaver u otras herramientas, entre las opciones de su menú se encuentra la que nos permite abrir documentos remotos (por ejemplo publicados en un servidor) o importar un archivo web.

También nos ha llamado positivamente la atención la característica de Regla y que en Flux ofrece un menú con diferentes preajustes correspondientes a las resoluciones de pantalla típicas de diferentes modelos Mac, así como del iPhone, o la Blacberry Storm entre otras opciones. Dichos preajustes también se pueden ampliar editando las preferencias del programa.

Edición sencilla
Si bien el Administrador del sitio es donde podemos ver la relación existente entre los diferentes componentes que componen el sitio web editado, es en el editor de páginas donde encontramos todos los elementos que nos facilitan la aplicación de etiquetas, acceso a medios (soporta vídeo y audio HTML 5), incluyendo una paleta que nos permite importar directamente las imágenes desde las bibliotecas de iPhoto y Aperture, o la música de iTunes y GarageBand o las películas de la biblioteca de iTunes.

En las diferentes secciones repartidas a lo largo de la barra superior en el editor de páginas, también es donde encontraremos el acceso a la integración con los diferentes lenguajes de programación soportados y la instalación de paquetes adicionales, entre los que destaca por ejemplo el soporte de jQuery (utilidades y efectos), Prototype 1.6 y la librería Flotr, entre otras opciones.

Conclusiones
Flux hace que resulte tremendamente sencillo lidiar con facilidad y precisión con algunos atributos que en otros editores resulta directamente una pesadilla (por ejemplo el ajuste de los padding), cumpliendo además con unos resultados que realmente se corresponden con lo que estamos viendo mientras diseñamos la página. Otra cualidad destacable es la forma de enfocar la edición de los estilos CSS y que de hecho es uno de los mejores que hemos visto.

Por último, la capacidad de poder utilizar los lenguajes de programación de uso más frecuente y el acceso que proporciona al código, hace que sumado al precio de la licencia pueda considerarse todo un producto recomendado.
Ahora bien, en Flux también hay parcela para la mejora, dado que a veces la cantidad de ventanas que hemos de mantener abiertas se come por completo la pantalla, especialmente cuando usamos el programa en un MacBook o MacBook Pro; y aunque la mayoría del programa está localizado en castellano aun está salpicado por algunos comandos y otros textos en inglés.


Flux 2
--------
Calificación:
*****/9,0 (Producto recomendado)
Lo mejor: Edición visual y soporte de código. Edicion CSS. Ampliaciones mediante extensiones. Soporte de Java, JavaScript, PHP, Ruby y Yuma.
Lo peor: Cantidad de ventanas que hemos de mantener abiertas. La traducción al castellano no es completa. Documentación algo escasa.
Fabricante: The Escapers.
Distribuidor: The Escapers. Web: www.theescapers.com.
Precio: 55 EUR.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información