ANÁLISIS | Artículos | 01 OCT 2006

Parallels Desktop
Entorno de virtualización para Mac Intel

Compartir

Javier Rodríguez.
Con VirtualPC fuera de juego y CrossOver aún en pañales, Parallels se muestra como una de las mejores alternativas por la que podemos decantarnos si necesitamos utilizar nuestro Mac para ejecutar el software diseñado para otros sistemas operativos, especialmente Windows. Además, uno de los principales diferenciadores en compa­ración con la alternativa propuesta por Apple con Boot Camp se encuentra en que con Parallels no necesitaremos reiniciar el Mac para ejecutar las aplicaciones de Windows, sino que podremos ejecutarlas directamente desde una ventana abierta en el escritorio del Mac aunque también soporte la ejecución a pantalla completa.

Por otra parte, con Parallels tampoco estamos limitados a la instalación de una versión concreta de Windows sino que podremos elegir entre las versiones más populares, además de instalar otros sistemas operativos (lo que el programa denomina máquinas virtuales) y tener tantas de estas máquinas virtuales ejecutándose simultáneamente como permita la potencia de nuestro equipo. De hecho, aunque el único requerimiento imprescindible para utilizar Parallels Desktop es que nuestro Mac utilice un procesador Intel y 512 MB de RAM (1 GB recomendado), nuestro consejo es que cargues tu equipo con toda la memoria que puedas, pues de ella dependerá en gran medida el rendimiento obtenido.


Seguramente no sólo estés interesado por el rendimiento, sino también en el soporte que hará, por ejemplo Windows, del hardware nativo de tu equipo. En nuestras pruebas (desde que Parallels estaba aun en fase beta), hemos visto como se han ido puliendo poco a poco los fallos iniciales, y en su estado actual no sólo compartirá el adaptador principal de red y también la conexión a Internet disponible, sino que también se ha extendido dicho soporte para cubrir la conexión inalámbrica, los dispositivos extraíbles USB (con un máximo de dos simultáneos), y también se han ampliado las modalidades de vídeo soportadas para cubrir las resoluciones propias de los formatos panorámicos que encontramos por ejemplo en los actuales portátiles e iMac, e incluso los que puedas definir tú mismo. Por otra parte, el nivel de soporte también se ha llevado incluso a la propia iSight, a la capacidad para crear carpetas compartidas que podremos utilizar para el intercambio de archivos entre el Mac (característica fundamental) y los entornos virtuales, así como la posibilidad de compartir el contenido del portapapeles entre el Mac OS y los entorno virtuales en funcionamiento.

Donde podremos encontrarnos algún que otro problema es con la ejecución de determinadas tareas, tales como la reproducción de DVD Vídeo o la ejecución de juegos antiguos y modernos que puede que no siempre funcionen correctamente. En casos como la reproducción de DVD tampoco reviste mayor problema, ya que probablemente prefiramos ver nuestras películas directamente con el Reproductor DVD del Mac OS X, pero en el caso del software quizá Parallels no resulte la mejor de las opciones. Sin embargo, no tuvimos ningún problema para utilizar con agilidad aplicaciones en principio exigentes, más allá de las típicas de la suite Office, como por ejemplo entornos de desarrollo o programas de edición y diseño que estuvieron parejas al rendimiento nativo que se obtiene al ejecutar las versiones para OS X. Por otra parte, hay que tener en cuenta que Parallels aún no soporta Direct3D, de modo que las aplicaciones que utilicen dicha tecnología de Microsoft no funcionarán adecuadamente en las máquinas virtuales de Parallels.

Conclusión
En muchas situaciones necesitamos probar nuestros desarrollos (Web o de aplicaciones y utilidades multiplataforma) bajo otros sistemas operativos, o bien sencillamente necesitamos utilizar un programa determinado que no aún no está disponible para nuestra plataforma. Si es tu situación, entonces Parallels es la mejor opción que puedes encontrar, aunque no pueda decirse que se trate de una opción económica pues a los cerca de 65,80 EUR + IVA que cuesta la licencia del producto habrá que sumar el precio del sistema operativo que deseemos instalar en la máquina virtual.

En cualquier caso, si lo comparamos con lo que nos costaría un equipo con dicho sistema operativo instalado, y el inconveniente que supondría el hecho de tener que cambiar de un equipo a otro en función de la aplicación que necesitásemos utilizar en un momento determinado, entonces Parallels supone no sólo un ahorro sino también una comodidad considerables.

Eso sí, ten en cuenta que cuando utilizas Parallels con los 512 MB incluidos de serie en muchos modelos Mac el resultado es realmente desesperante, ya no sólo por el rendimiento que puedas obtener en las máquinas virtuales sino también al usar las aplicaciones de Mac OS X.


Parallels Desktop
-------------------------
Calificación: *****/9,0 (Producto recomendado)
Lo mejor: Soporte del hardware anfitrión. Buen rendimiento siempre y cuando no se trate de juegos o aplicaciones exigentes de vídeo o 3-D. Posibilidad de ejecutar simultáneamente varios sistemas operativos.
Lo peor: No soporta arrastrar y soltar entre las máquinas virtuales y el sistema anfitrión. Mapeado de algunas teclas con Windows.
Fabricante:Parallels.
Distribuidor: Parallels. Web: www.parallels.com.
Precio: 65,80 EUR + IVA.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información