ANÁLISIS | Artículos | 01 FEB 2010

Canon DR-2510M

Escáner documental compacto

Compartir

Javier Rodríguez.
Aunque por su diseño parece a simple vista una impresora de inyección de tinta, lo cierto es que el modelo evaluado de Canon se corresponde con uno de los escáneres documentales más rápidos que han pasado por la redacción de Macworld y que encierra en su compacto diseño un manejo sencillo y un notable conjunto de características técnicas entre las que destaca la capacidad de explorar automáticamente los documentos a doble cara.
A lo anterior hay que sumar otra serie de prestaciones interesantes, como por ejemplo un software de exploración bastante intuitivo en el que encontramos la capacidad de detectar automáticamente la dirección de escritura con el objeto de girar automáticamente el documento resultante (pasando por ejemplo de vertical a apaisado), así como la detección automática de las páginas en blanco con el objeto de que no se incorporen en el archivo PDF resultante en aquellos casos en los que estemos escaneando varias páginas de un mismo documento.
En cuanto a las características técnicas propiamente dichas, el DR-2510M de canon utiliza tecnología CIS, y que resulta del todo apropiada teniendo en cuenta que a diferencia de lo que ocurre con los escáneres planos de mayores dimensiones, con este dispositivo será imposible explorar documentos con volumen; mientras que en el apartado dedicado a la resolución podremos trabajar con un valor máximo de 600 x 600 ppp y que si bien es algo corta para los desempeños fotográficos más exigentes, sí que resulta más que suficiente para digitalizar nuestra biblioteca fotográfica en papel con una rapidez más que notable en tandas de 50 hojas (o páginas) y que supone la capacidad máxima admitida por la bandeja de alimentación; mientras que su rendimiento diario está establecido en las 1.500 páginas diarias. Adicionalmente, hay que tener en cuenta que utiliza un rodillo de arrastre que constituye un elemento consumible, lo que significa que habrá que cambiarlo a lo largo de su uso.
Echamos en falta que el propio escáner no tenga algún mecanismo que le permita detectar automáticamente la carga de documentos en la bandeja de entrada, debiendo conmutar una pequeña palanca para seleccionar entre los modos de hoja única o carga múltiple en la entrada.
Precisamente, y emulando a la carga de papel en las impresoras de inyección de tinta, la bandeja de alimentación incorpora dos guías móviles que nos permiten ajustar el ancho de los originales a explorar, teniendo en cuenta que el máximo grosor admitido para los originales es de 0,25 mm (con un mínimo de 0,06 mm); y si durante el uso del escáner se queda atascado algún documento en el interior, sólo tendremos que accionar un mecanismo de apertura para extraerlo, al tiempo que también nos permitirá realizar otras operaciones de mantenimiento.

Funcionamiento
Canon suministra un completo conjunto de software donde lo más destacable es precisamente la propia aplicación de Canon, mientras que el software PageManager de Presto y BizCard (del mismo desarrollador) adolecen de una mayor integración con la aplicación principal, lo que se echa en falta especialmente a la hora de procesar mediante el OCR los documentos adquiridos con el software de Canon.
En cuanto al software CaptureOne­Touch de Canon, destaca su uso realmente intuitivo aunque nos hubiese gustado ver la posibilidad de asignar una serie de aplicaciones predeterminadas en vez de tener que seleccionarla en cada ocasión cuando optamos por enviar el documento (o documentos) adquiridos a una aplicación distinta para su post-procesado. Un modo de aliviarlo es utilizando la característica que permite programa la función asignada a cada uno de los tres botones disponibles en el frontal del escáner y que, por omisión, están configurados para ejecutar el software de exploración de Canon, enviar el resultado por correo electrónico y enviar directamente a iPhoto en color. También podemos utilizar una pequeña aplicación que añadirá por software estas mismas funciones en la barra de menús del Finder, de modo que podamos iniciar cada una de las tarea sin pulsar físicamente los botones del escáner.
En cuanto a la calidad que podemos esperar, lo cierto es que en la digitalización de textos obtenemos unos resultados más que notables y que facilitan en gran medida los resultados que podemos obtener posteriormente al aplicar las funciones de OCR, mientras que en el apartado fotográfico también ofrece una muy buena calidad, aunque en este caso el software suministrado no permite realizar muchos ajustes.

Conclusiones
Si tienes un elevado volumen de documentos que precises pasar a formato digital, entonces no hay duda de que encontrarás justificado el por otra parte elevado precio de este modelo, especialmente teniendo en cuenta la gran velocidad con la que te encontrarás el trabajo hecho gracias a su capacidad para explorar ambas caras y que también puedes emplear para explorar documentos A3 (plegados) dejando que sea el software de Canon el encargado de combinar ambas partes para contar de nuevo con un único documento final.
Si el tiempo no es una cuestión crítica y buscas una solución más doméstica, entonces encontrarás multitud de opciones compatibles con Mac, realmente económicas (incluso en soluciones multifunción), con calidades similares y con un precio notablemente inferior.


Canon DR-2510M
-----------------------
Calificación: ****/7.0
Lo mejor: Velocidad. Exploración en modo folio. Calidad. Diseño compacto.
Lo peor: Precio elevado. Software OCR poco integrado con la solución. Software de tarjetas poco práctico.
Fabricante: Canon.
Distribuidor: Canon. Web: www.canon.es.
Precio: 923 EUR

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información