ANÁLISIS | Artículos | 01 FEB 2010

Samsung HMX-R10BP/EDC

Cámara de vídeo Full HD

Compartir

Javier Rodríguez.
Con un diseño compacto en forma de tubo, un peso ligero, y la particularidad de que el objetivo no es totalmente frontal sino que permanece ligeramente inclinado para mejorar la ergonomía, esta cámara Full HD de Samsung permite grabar sobre la tarjetas de almacenamiento SD HD películas con una resolución máxima de 1.920 x 1.080 píxeles a 50 fps, misma resolución pero en modo progresivo a 25 fps; o bien en resolución 720p o 720i, definición estándar o con resolución optimizada para la publicación en la web o sobre dispositivos móviles.
Entre los posibles ajustes de grabación del menú, y que podremos elegir y configurar directamente mediante la pantalla táctil, también podremos escoger la relación de aspecto para la imagen entre los 16:9 que utilizan actualmente prácticamente todos los monitores y también televisores o la de 4:3, y los habituales balance de blanco, enfoque manual o automático, y ajustes de apertura, obturador y EV también entre manual y automático. Las opciones más interesantes de este modelo son las que nos permiten activar el modo de detección de rostro, el estabilizador de imagen o el espectacular modo de cámara lenta con el que podremos grabar películas a la friolera de 300 o 600 fps aunque en este caso con resolución SD.
Lo más práctico es utilizar la cámara en modo automático y acceder esporádicamente a la función de menú rápido donde podremos activar en un momento dado alguna de las funciones específicas que hayamos añadido previamente, como por ejemplo la capacidad de grabar a contraluz. También podemos utilizar los nueve megapíxeles del CCD de este modelo para sacar fotografías, en cuyo caso también podremos activar el flash que está ubicado justo al lado de la lente.
En el apartado de entradas y salidas, este modelo dispone de una conexión HDMI que permite conectar directamente la cámara a un televisor, así como una salida combinada por compuesto y conector mini USB para la conexión de la cámara al ordenador. Para todas estas opciones encontraremos los correspondientes cables en la caja del producto, junto con el cargador de la batería que se conecta directamente a la cámara.

En la práctica
Acostumbrados al agarre de las cámaras estándar al principio se hace un poco raro mantener la postura para hacer el encuadre correctamente. Sobre la posición de los botones, es la adecuada aunque en la mayoría de los casos es preferible emplear los botones de zoom disponibles directamente en el marco de la pantalla táctil, mientras que para iniciar o detener la grabación resulta igual de práctico accionar el botón que está situado en la parte posterior de la cámara o el incorporado también sobre la propia pantalla.
Una acción que encontramos muy práctica es la que nos permite revisar de inmediato la grabación que acabemos de completar, pulsando para ello directamente sobre el icono de reproducción que se muestra en la pantalla táctil.
Otras características que destacan positivamente son la rápida reacción a los cambios del enfoque automático y también la activación desde el modo de reposo, un más que buen zoom óptico, la luminosidad de la lente y la calidad del audio recogido por el micrófono que se encuentra situado justo debajo del objetivo. Otras características, sin embargo, podrían pulirse un poco más como es el caso de la función de contraluz o la propia sensibilidad de la pantalla táctil.
La grabación a 1.920 x 1.080 50p ofrece imágenes nítidas con una calidad y detalle muy buenos al tiempo que mantiene una absoluta correspondencia del color; mientras que la opción que nos permite grabar a 600 fps es sencillamente espectacular y nos permite observar con total lujo de detalles cualquier movimiento rápido. Eso sí, la captura es un verdadero problema pues cuando activamos este modo el encuadre se reduce a una área mínima en la pantalla de la cámara dificultando enormemente que podamos encuadrar correctamente el sujeto.
Cuando pasamos los vídeos al Mac, ya sea conectando la cámara directamente o bien la tarjeta SD-HC, la compatibilidad es absoluta y no precisa de ningún tipo de conversión previa. Se pueden importar los vídeos directamente a iMovie incluso en la máxima calidad Full HD a 50 fps con unos resultados que, en último término, dependerá de la propia tarjeta gráfica del Mac y teniendo en cuenta que iMovie convierte las películas del codec H.264 original al codec Apple Intermediate Codec.

Conclusiones
Este modelo de Samsung sería una cámara de vídeo excelente si el precio fuese sensiblemente inferior al marcado por el fabricante. Aun así, y teniendo en cuenta su capacidad de grabación en modalidad de cámara lenta, resulta una de las opciones más atractivas para realizar grabaciones en las que precisemos capturar todos los detalles que, de otro modo, no seríamos capaces de apreciar (aunque el encuadre en este modo es todo un arte). Por lo demás, el sistema de menús es bastante ágil, además de ofrecer unas opciones de configuración flexibles para usuarios no muy exigentes.


Samsung HMX-R10BP/EDC
-----------------------------------
Calificación: ***/6,5
Lo mejor: Calidad. Manejo. Tamaño de pantalla.
Lo peor: Precio elevado, aunque se puede encontrar mucho más barata. Carece de entrada de audio y conexión auriculares.
Fabricante: Samsung.
Distribuidor: Samsung. Web: www.samsung.es.
Precio: 479 EUR.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información