REVIEWS | Artículos | 28 FEB 2016

Kingston DataTraveler DT2000, memoria USB para proteger el acceso a datos confidenciales

Memorias USB las hay de muchos tamaños, capacidades y formatos, pero pocas cuentan con un teclado alfanumérico integrado para conceder o restar acceso a los contenidos que en ellas se almacenan.

Compartir

kingston dt2000

La memoria USB Kingston DT2000 puede ser una buena compañera para nuestro MacBook, para almacenar en ella aquellos archivos que necesitamos tener a buen recaudo. ¿Quieres conceder acceso limitado o tener los datos con acceso totalmente restringido?

En el mercado uno puede encontrar memorias USB con formatos, tamaños y capacidades muy variadas, pero este accesorio de Kingston va un paso más allá al incorporar un teclado alfanumérico. No hace falta instalar un programa en Mac OS X para gestionar los accesos al contenido de la memoria, sino simplemente teclear la clave de seguridad configurada y realizar sencillos pasos.

 

Diseño único y llamativo 

La DT2000 es una memoria con prácticamente toda la superficie con construcción metálica, la cual está formada de dos piezas: el cuerpo central, con el teclado y la conexión USB 3.0; y la tapa, que cumplirá básicamente la función de protección. 

En uno de los extremos, en el que encontraremos una pieza de plástico, tendremos un agarre en acero inoxidable para extraer el capuchón que protege el dispositivo y que, si uno quiere, puede servir también para llevar la memoria en un llavero. 

Kingston ha pensado en todo, haciendo que este accesorio tenga también resistencia al agua y al polvo de la mano de la cerficación IP57: inmersión completa a 1 metro de profundidad durante no más de 30 minutos. En cualquier caso, habrá que asegurarse que el cierre es hermético y se ha encajado bien la tapa de protección de la unidad. 

La DT2000 trae un valor añadido clave de la mano del teclado integrado: las teclas son de goma y resultan cómodas al pulsar sobre ellas. ¿Qué utilidad tienen las luces LED incorporadas? Dos de ellas determinarán si hay o no acceso a la información contenida en la memoria (en verde o rojo), mientras que la otra será básicamente para indicar que el producto está operativo.

¿Dimensiones y peso? Se trata de un accesorio muy ligero con 1,5 cm de grosor y 8 cm de largo. 

Datos encriptados y software integrado

Tanto si utilizas un iMac, un MacBook o un Mac Pro, esta memoria USB de Kingston no necesita instalar ningún tipo de software para encriptar los datos contenidos en ella: bastará con utilizar el teclado alfanumérico integrado para que nadie pueda acceder a los ficheros. 

De hecho, a no ser que se introduzca la clave personal de no menos de 7 dígitos, conectar la memoria al puerto USB del Mac no tiene efecto alguno: básicamente no aparecerá el nombre del dispositivo. Así pues, como paso previo y obligatorio, habrá que indicar la clave personal de seguridad. 

¿Números o letras? El teclado trae todos los números del 0 al 9, y en cada tecla están asociadas una serie de letras de forma correlativa (en grupos de 3 y 4). Por ejemplo, si queremos que nuestra clave de acceso sea MacWorld, en el teclado deberemos pulsar los siguientes dígitos: 6, 2, 2, 9,6,7,5 y 3. Cada uno que lo interprete como quiera.¿No?

¿Hay niveles de seguridad para acceder a los contenidos de la memoria USB? Puede que no siempre sea necesario blindar totalmente el dispositivo, pero es algo que el propietario de este accesorio deberá determinar:

  • Modo lectura. Cualquiera podrá acceder a los archivos del dispositivo, pero no podrá editarlos, y menos aún trasladar nuevos documentos a la memoria USB. De esta forma no hay riesgo de que algún tipo de malware se copie en la unidad. 
  • Modo escritura. Cualquiera podrá utilizar la memoria con libertad, reemplazar los ficheros o editarlos. ¿Hay alguna forma de limitar este tipo de privilegios? Activando un bloqueo automático tras cierto tiempo de inactividad: entre 1 y 99 minutos.

¿Qué otra forma podría garantizar que los datos estén a salvo de quienes tratan de acceder a ellos sin tener la clave pertinente? Tan simple como establecer el número de intentos máximos antes de que, sin éxito, se indique la contraseña de acceso: el efecto consiguiente sería el borrado automático de la memoria y la pérdida total de la información contenida en ella. 

Movilidad y prestaciones

La Kingston DT2000 es ligera, manejable y resistente, e incluso se puede llevar junto a las llaves de casa o de la oficina. Existen dos versiones, una con 16GB y otra con 32GB de capacidad, cuyas virtudes en lectura y escritura varían:

  • La versión de 16GB puede leer a una tasa de transferencia de 120 MB/s y escribir a 20 MB/s.
  • La versión de 32GB alcanza una tasa de transferencia de 135 MB/s en lectura de contenidos y 40 MB/s al escribir. 

Tras más de una semana de uso, esta solución de almacenamiento ha rendido con excelencia para cuando he necesitado almacenar archivos o trasladar datos entre mi Mac, mi NAS de Qnap o mi PC con Windows 10. Sin duda alguna, o un accesorio 100% recomendable.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información