Vida Digital | Noticias | 11 FEB 2015

La brecha de seguridad que abren los smartwatch y los wearables

La mayoría de dispositivos smart utiliza el mismo sistema operativo que emplea el smartphone, como ocurre con los Android. Últimamente, parece que relacionar los términos dispositivo inteligente y Android, evoca la idea de una plataforma madura en términos de malware.

Compartir

smartbands_wearables
Marga Verdú

“A finales de 2014, sobrepasamos la cifra de 3 millones de casos de malware en sistemas Android. Impresiona la rapidez con la que se difunde el malware en las plataformas móviles, cuando se compara con otras como Windows, que tuvo que alcanzar los 15 años de existencia para llegar al millón de casos de malware”, señalaba Christopher Budd, Global Communications Manager de Trend Micro.

 

Los dispositivos inteligentes son definitivamente un nuevo eslabón en la cadena del cibercrimen, a nivel de reconocimiento, como mínimo, y sin entrar en lo que este fenómeno puede llegar a afectar a las organizaciones. CSO examina vulnerabilidades y amenazas, y recomienda a las organizaciones la toma de medidas proactivas de protección de sus sistemas de información. “Ciertos dispositivos conectados a través de Blouetooth como relojes inteligentes y brazaletes de monitorización constituyen nuevos extremos que se escapan del control de los sistemas de seguridad en las empresas,” señala Domingo Guerra, cofundador de Appthority, a lo que añade: “las empresas deberían proteger este tipo de dispositivos tras cortafuegos corporativos o bien actuando frente a la posible pérdida de datos de la empres a través de él.” Guerra puntualiza que existen servicios de protección frente a la fuga de datos dentro de la estructura TI en la mayoría de compañías; un tipo de servicio inexistente en la actualidad para Bluetooth.

 

Como viene siendo un clásico y una constante en el universo TI, los sistemas más seguros son aquellos particularmente menos brillantes, y acostumbran a dar lo que la gente normalmente no pide. Por otro lado, conseguir conectar el smartphone al ordenador de trabajo puede resultar genial para el usuario, pero puede que no lo sea tanto para la compañía. Los wareables y los relojes inteligentes que los usuarios llevan consigo a su lugar de trabajo constituyen otras interfaces a través de las cuales los usuarios pueden acceder a los datos de la compañía y, tanto la compañía como el propio usuario, desconocen quién o qué podría acceder a la empresa a través de él. Si un dispositivo smart que contiene datos sensibles sufre  pérdida o robo podría poner en bandeja a posibles hackers la entrada a los sistemas de información y a los datos de una compañía.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información