El iPhone constituye la mayor parte de los ingresos anuales de productos de Apple, por lo que es justo decir que el anuncio de su último evento de los cuatro nuevos modelos de iPhone es el anuncio más importante de Apple del año.

Pero la importancia va más allá del propio iPhone porque el martes también fue el día en que Apple anunció el A15 Bionic, su procesador de nueva generación.

Hoy en día, casi todo lo que construye Apple -desde los Macs hasta los iPads y los iPhones- funciona con procesadores diseñados por Apple. La llegada del A15 es el comienzo de una nueva base para los dispositivos que Apple lanzará hasta 2023.

Estos son todos los productos que ha anunciado Apple en el evento del iPhone

Al igual que el procesador A14 del año pasado fue la base del M1 -y posiblemente de una versión M1X mejorada en los próximos MacBook Pro-, el diseño central del A15 probablemente acabará siendo utilizado en los futuros Macs y modelos de iPad Pro.

El A15 es similar al A14 en muchos aspectos. Ambos chips presentan un diseño de procesador de seis núcleos, con cuatro núcleos de alta eficiencia y dos de alto rendimiento.

La mayor parte del tiempo, los núcleos de bajo consumo hacen todo el trabajo, pero en momentos de necesidad, los núcleos rápidos se ponen en marcha y dan a los dispositivos de Apple su máximo rendimiento.

Ambos chips cuentan también con un motor neuronal de 16 núcleos, optimizado para tareas de aprendizaje automático como el escaneo de objetos y rostros en las fotos.

La clara variación entre el A14 y el A15 está en el procesamiento de gráficos: Mientras que el procesador A15 del iPhone 13 tiene cuatro núcleos de GPU, al igual que el A14, el procesador A15 utilizado en el iPhone 13 Pro y el nuevo iPad mini tiene cinco núcleos de GPU.

En el pasado, cuando Apple ha variado el número de núcleos de la GPU en la misma línea de chips (quizás el más notable en el procesador M1, que venía en variaciones de siete y ocho núcleos de la GPU), ha utilizado una técnica conocida como binning para desactivar los núcleos de la GPU en los chips y seguir utilizándolos en los productos. En realidad, solo hay un procesador M1.

Es interesante ver que Apple lleva el binning de GPU a la línea de iPhone, poniendo una ligera separación entre el iPhone 13 y el iPhone 13 Pro. La falta de un quinto núcleo de GPU significa que el iPhone 13 funcionará al 80 % de la capacidad gráfica del iPhone 13 Pro, pero el modelo Pro podría necesitar esa potencia gráfica adicional solo para soportar la tasa de refresco de 120 Hz de su pantalla ProMotion.

Cómo se mide el progreso

El anuncio del martes sobre el A15 Bionic es curioso: Apple no comparó su rendimiento con el A14. En el pasado, Apple ha comparado la potencia de sus iPhones con modelos anteriores. Pero este año, Apple ha optado por proclamar que el A15 del iPhone 13 Pro tiene un 50 por ciento más de rendimiento gráfico y de CPU "que la competencia."

Teniendo en cuenta que Apple ha estado generalmente por delante de su competencia de teléfonos inteligentes en términos de potencia del procesador, esto sugiere que el A15 muestra menos mejora sobre el A14 que sobre los procesadores Qualcomm en los principales teléfonos Android.

Y me hace preguntarme si Apple está tratando de suavizar un nuevo chip que no es mucho más rápido que el modelo anterior.

En cambio, Apple no tuvo inconveniente en hacer comparaciones directas con el iPhone 12 en lo que respecta a la longevidad, ya que todos los modelos del iPhone 13 ofrecen entre 1,5 y 2,5 horas de duración adicional de la batería, una gran mejora. ¿Me pregunto si Apple ha optado por limitar la potencia bruta del A15 y hacerla más eficiente?

No hay forma de saberlo con certeza hasta que podamos probar el chip A15 en los nuevos iPhones y iPad mini y saber cómo se comporta. Pero tengo que admitir que no espero un gran aumento de velocidad.

Podemos hacer las cuentas. En su página web sobre el iPad mini, Apple afirma que el nuevo iPad mini basado en A15 ofrece un 40 por ciento más de rendimiento que el iPad mini basado en A12.

El navegador Geekbench da puntuaciones de referencia de 1114 (un solo núcleo) y 2685 (multi-núcleo) para el antiguo iPad mini. Si las afirmaciones de Apple se corresponden con las puntuaciones de Geekbench (y puede que no, es complicado), el nuevo modelo recibiría puntuaciones del orden de 1560 y 3760. El problema es que el procesador A14 obtiene unas puntuaciones de 1583 y 4198, más altas que las extrapoladas del A15.

¿Realmente creo que el nuevo procesador A15 es más lento que su predecesor? Parece poco probable y, sin embargo, el hecho de que Apple haya elegido la comparación más favorable con su competencia de Android en lugar de a sí misma sugiere que los números no van a ser tan impresionantes como podríamos haber esperado.

En los últimos años, cada generación de chips sucesiva ha ofrecido una mejora de aproximadamente el 20 por ciento en el rendimiento de un solo núcleo. Este año puede ser diferente. Aunque la presentación de un nuevo procesador de la serie A siempre es un gran acontecimiento, no se sabe hasta qué punto el procesador A15 será un gran paso adelante.

Artículo original publicado en inglés en nuestra web hermana Macworld USA