Apple AirTag. El famoso rastreador de Apple. Se ha llegado a usar para acosar a una modelo de Sports Illustrated. Por ladrones para rastrear coches hasta su casa o un lugar en el que puedan ser fácilmente robados. ¿Podría cualquiera de nosotros ser rastreado también?

Si eres como yo, seguramente te habrán preocupado los titulares del párrafo superior. Pero, como muchos titulares pueden ser exagerados, decidí experimentar con una AirTag por mí mismo. ¿Cómo de fácil me resultaría rastrear a mi esposa e hijos con un AirTag de Apple? Me dispuse a coprobarlo para poder contártelo. 

Para que quede claro: soy usuario de Android y he utilizado dispositivos Tile durante algún tiempo. 

Descarté la posibilidad de que Tile fuera una gran amenaza, ya que mi experiencia con Tile estuvo más relacionada con un "no funcionar" a un "funcionar". ¿Cómo puede una tecnología que no puede encontrar mi SSD portátil extraviado dentro de mi casa usarse para rastrear a alguien a 32 km de distancia?

Aun así, decidí incluir en mis pruebas un Tile Pro (un modelo de 2020 con una batería nueva) y un nuevo y reluciente AirTag. Lo hice con el conocimiento de mi familia, y también los seguí a través de una aplicación de rastreo GPS basada en el teléfono para comparar con lo que veía en la aplicación Tile y Apple Find My.

Antes de ir demasiado lejos, hay que saber cómo funcionan el AirTag y el Tile Pro. Ambos son dispositivos muy sencillos que emiten una baliza Bluetooth cada pocos minutos a través de frecuencias de radio. Esa baliza informa de la última ubicación del teléfono, la tablet o el dispositivo IoT al que ha hecho ping.

En el caso de Tile, cualquier otro teléfono que ejecute la aplicación Tile o cualquier dispositivo Amazon Sidewalk (Echo, etc.) informará si ha recibido la baliza y transmitirá la información.

El AirTag hace lo mismo, pero con la diferencia clave de que hay mil millones de dispositivos iOS a los que se puede hacer ping. Los rastreadores NO contienen localizadores GPS, sino que se basan en la ubicación del teléfono o del dispositivo Amazon Sidewalk.

También hay una función de localización de corto alcance y alta precisión en los rastreadores más recientes, pero solo cuando se está muy cerca de la etiqueta. La mayor parte de la información de localización gruesa se realiza mediante Bluetooth.

Con todo esto fuera del camino, rastreé a mi familia con mi AirTag y Tile Pro en una variedad de escenarios.

Dispositivo de rastreo: Casi inútil

Para mis pruebas, las realicé con los rastreadores dentro del coche en un portavasos. Y también pegados al parachoques para simular mi fantasía de toda la vida de ser PI Jim Rockford siguiendo a alguien.

En realidad he intentado seguir a alguien a la antigua usanza como reportero y lo perdí en pocos minutos. Si hubiera colocado un AirTag o Tile Pro en su coche, no me habría ayudado.

El AirTag y el Tile Pro simplemente no actualizan la información con la suficiente frecuencia ni entran en contacto con otros dispositivos en el momento adecuado para ser útiles.

Cuando la ubicación se actualiza, suele estar tan desfasada que la persona real podría estar a una milla o varias millas de distancia. Además, a velocidades de autopista, la mayoría de las veces no recibirás ninguna actualización.

Rastreándote hasta tu casa: Aterrador, efectivo

Apple AirTag

Rastrearte activamente a la velocidad de las autopistas no tiene sentido, pero si lo único que alguien quiere saber es dónde vives, el AirTag de Apple es aterradoramente efectivo.

Pero, efectivamente, también lo es el Tile Pro. Una vez más, mi experiencia con mis Tile Pros ha sido más o menos acertada a la hora de encontrar cosas perdidas en mi casa. Así que me sorprendió bastante ver que el Tile Pro funciona razonablemente bien como dispositivo de rastreo.

Esperaba que la porosa red de Tile fuera tan ineficaz que Tile Pro no proporcionara ninguna información útil. Por ejemplo, en un radio de 20 millas de mi casa metropolitana, la aplicación informa de aproximadamente 5.000 usuarios de Tile. Eso son 5.000 personas que utilizan la aplicación y que pueden detectar un Tile perdido en una ciudad de 400.000 habitantes.

No es mucho, pero su asociación con Amazon parece haber marcado la diferencia. Cualquier timbre de Echo o Amazon, cámara de seguridad u otro dispositivo con Bluetooth también puede detectar el Tile e informar de su última ubicación.

Funciona lo suficientemente bien como para que parezca que un Tile Pro plantado en tu coche podría al menos localizar a alguien a unas pocas manzanas de ti. En mis pruebas, el Tile Pro fue localizado en la casa de un vecino a 150 metros de distancia.

Estoy seguro de que el AirTag de Apple podría rastrearte a una o dos casas de donde acabes gracias a la red masiva de iPhones. Find My, por ejemplo, informó de que mi AirTag se encontraba dentro de la casa vecina, donde sé que los ocupantes utilizan iPhones.

Como una forma de acechar a alguien que anda por ahí: Aterradoramente efectivo

Apple Airtag

La modelo de Sports Illustrated que fue rastreada dijo que el culpable colocó un AirTag en su chaqueta para seguir su camino a casa. Para simular esa experiencia, coloqué tanto la Tile Pro como la AirTag en la mochila de mi hija y observé sus movimientos.

El Tile Pro, de nuevo, lo hizo mucho mejor de lo que esperaba en un área metropolitana densa donde hay bastantes dispositivos Amazon Sidewalk y teléfonos con Tile. Pero aún así palidecía en comparación con la AirTag, que me proporcionaba actualizaciones sobre la ubicación de mi hija que me permitían precisar su ubicación en unos 25 o 50 pies y que aparentemente se actualizaba cada vez que lo comprobaba.

¿La razón? Mi hija tiene un Tile, pero la aplicación ya no está activa porque se frustró porque no funcionaba. Si tuviera la aplicación Tile en funcionamiento, las actualizaciones de la ubicación podrían haber sido mejores. Pero ella usa un iPhone que el AirTag usaría para actualizar su ubicación.

De nuevo: Un AirTag no tiene GPS. Depende de su teléfono para informarle de su ubicación. En un área densa, es poco probable que usted esté fuera del rango de radio de un iPhone informando de la última ubicación del AirTag.

Esto da miedo, Apple (y Tile) tienen que hacer algo.

Después de ver lo aterradoramente eficaz que es la AirTag (y, en cierta medida, Tile), podría pensarse que estoy a favor de que Apple pueda debilitar aún más su uso. De hecho, algunos probablemente pedirían que se prohibiera la tecnología.

Es una reacción instintiva comprensible que muchas personas tendrían después de ver el último telediario de 60 segundos o una noticia en el periódico sobre una AirTag "¡usada para seguir a alguien a casa!" Estos sucesos no deben tomarse a la ligera y son un problema legítimo.

Pero también son actividades legítimamente delictivas. Muchos estados tienen leyes que impiden el seguimiento electrónico de una persona sin su conocimiento. Le recomiendo que lea la excelente guía de Macworld sobre cómo encontrar y neutralizar las AirTags no deseadas que puedan estar rastreándole.

Sin embargo, después de unos días de reflexión, me he dado cuenta de que la AirTag es mucho más útil como herramienta que funciona a tu favor en caso de que se produzca un delito, en lugar de ser utilizada en tu contra.

Las últimas estadísticas de criminalidad del FBI informan que 721.885 coches fueron robados en 2019. El National Insurance Crime Bureau muestra que 53.111 motocicletas fueron robadas en 2020.

Tus probabilidades de recuperar un coche robado parecen oscilar entre el 50 y el 80 por ciento, dependiendo del estado y de la organización informante. Recuperar una motocicleta robada también es bastante raro. ¿Su bicicleta o su cortacésped robado? Olvídese de ello.

Lo que sí sé por haber vivido en una ciudad metropolitana con un alto índice de delincuencia es que los coches robados acaban siendo desguazados para conseguir piezas, alojados contra un estribo o abandonados en una zona en la que otra persona decide desguazarlos para conseguir piezas o utilizarlos como baño.

Apple Airtag

Si tienes suerte, se queda en la calle hasta que acumula suficientes multas y una agencia de grúas se lo lleva, dejándote pagar varios miles de dólares en concepto de tasas de incautación.

Tal vez te devuelvan tu cinta de Creedence Clearwater Revival, pero al final, las probabilidades de que te devuelvan el coche -especialmente a tiempo- son terribles. Podrías pagar unos cientos de dólares por un gran sistema como un LoJack, pero ¿realmente vas a hacer un LoJack a un cacharro?

Pero por el módico precio de 29 dólares, básicamente se puede etiquetar el coche, la bicicleta, la moto, la parrilla de exterior o el generador y localizarlo en caso de que se "extravíe".

De hecho, ya es popular etiquetar a las mascotas con AirTags para localizarlas si se escapan. Francamente, no me importaría que alguien encontrara la forma de hacer que una AirTag resistiera el calor de un catalizador para poder informar a la policía de los ladrones y de la ubicación de las tiendas que compran esos catalizadores robados.

Es probable que Apple y Tile se sientan incómodos con el uso de los rastreadores de esta manera, ya que siempre están pensando en la responsabilidad que podría recaer sobre ellos.

Apple ya ha introducido algunos cambios para empezar a solucionar los problemas de acoso de AirTag, y esas mejoras podrían acabar en iOS 15.4 muy pronto. Bien. Sin embargo, no me importa lo que Apple o Tile piensen, porque a pesar de los meses de titulares aterradores -este incluido- me he dado cuenta de que AirTag y Tile son herramientas muy poderosas que también pueden usarse para el bien, y no sólo para el mal.

Artículo original publicado en inglés en nuestra web hermana PCWorld USA.