El método que Apple utiliza para informar sobre sus cifras de ventas hace que sea difícil estar seguro de los buenos o malos resultados que ha dado un producto específico.

De hecho, tenemos la sensación de que el iPhone SE (2020) ha sido un éxito, basado en sus críticas positivas y el alto tráfico en visitas que recibimos en nuestra web cada vez que escribimos sobre él.

Entonces, dada su supuesta popularidad ¿por qué decide Apple que no habrá otro iPhone SE hasta el otoño de 2021? ¿Qué tiene Apple en contra de su popular línea de teléfonos de bajo presupuesto?

Antes de que investiguemos esto, debería aclarar algo. El segundo iPhone SE salió a la venta en abril de 2020, y con la mayoría de los productos de Apple, especialmente los exitosos, esperamos el seguimiento un año después, lo que significaría la primavera de 2021.

Sin embargo, expertos y expertas están unificados en su creencia de que se lanzará considerablemente más tarde, con el fiable Ming-Chi Kuo apuntando al otoño de 2021 y algunos incluso sugiriendo que tendremos que esperar hasta la primavera de 2022.

Esta sería una estrategia extraña en el mejor de los casos, y el 2020 no es el mejor de los casos. Cuando el SE salió en abril todos comentamos la combinación de suerte y sentido común que llevó a Apple a lanzar un teléfono económico en el peor año (con respecto a la erupción volcánica y la misteriosa niebla del 536), en un momento en el que la gente estaba perdiendo trabajos a diestro y siniestra y pocos tenían el dinero o la confianza en el futuro para estar derrochando dinero en un teléfono insignia de gama alta.

Todo esto sigue siendo cierto, pero Apple siguió adelante con sus lujosos planes de cuatro teléfonos para el otoño, y no parece estar priorizando el próximo SE en absoluto.

Para ser justos, debemos reconocer el hecho de que ser nuevo es menos problemático para los aparatos más baratos, y pasar 18 meses o incluso dos años entre los lanzamientos del SE puede no ser tan problemático como lo sería para un iPhone de gama alta.

El cliente medio del iPhone SE, si podemos generalizar por un momento, busca una buena relación calidad-precio, no componentes de última generación; y si quisieran mostrar lo último a sus compañeros estarían comprando en una parte diferente de la tienda de Apple.

Pero creo que las aparentemente confusas prioridades de Apple en el frente SE hablan de una mayor cultura de... quizás el desdén es una palabra demasiado fuerte, pero ciertamente la reticencia cuando se trata del desarrollo y la comercialización de productos de presupuesto (por no decir "baratos").

Hace mucho tiempo la compañía se propuso la misión de fabricar ordenadores asequibles para todos y todas, pero no se ha ejecutado en esos terrenos igualitarios durante mucho tiempo.

Los productos de Apple en el siglo XXI han apuntado consistentemente al extremo superior del espacio del consumidor, dejando a los fabricantes de Android y Windows para luchar por el extremo del presupuesto.

Todos recuerdan la emoción cuando se rumoreó que Apple estaba haciendo un iPhone económico. Y entonces salió el iPhone 5c, con un conjunto de colores plastificados chillones (¿qué decía eso sobre la opinión de la empresa sobre los compradores de bajo presupuesto?) y, lo que es más importante, una etiqueta de precio que no era especialmente barata. El iPhone SE en sí no es exactamente un dispositivo de ganga, muy parecido a su homónimo de Apple Watch. Apple no hace "barato".

Hay diferentes maneras de racionalizar esto, pero creo que se trata principalmente de la imagen. Como quizás ninguna otra compañía en la historia, y ciertamente ninguna otra compañía tecnológica, Apple vende una imagen tanto como vende un producto. Y todo lo que hace está al servicio de la perpetuación de esa imagen.

Si tienes una imagen como fabricante de cosas bellas y de alta calidad - que creo que Apple se merece, por cierto, no estoy diciendo que esto sea puro marketing - entonces puedes cobrar más o menos lo que quieras. Pero a la inversa, si permites que la imagen se debilite, todo lo demás se desmorona, y los teléfonos baratos y los portátiles y tabletas no son buenos para tu imagen.

(Esta es también la razón por la que Apple ha tendido históricamente a permitir menos personalización de la interfaz que otros fabricantes: cada cliente es un escaparate, y quiere que los productos que se muestran tengan su mejor aspecto).

A Apple le encantan sus productos estrella, pero me pareció convincente cuando uno de mis colegas escribió recientemente que los mejores productos de Apple son sus "inbetweeners", la categoría intermedia en la que actualmente podemos colocar el iPhone 12 y 12 mini, el iPad Air, el Apple Watch SE y el MacBook Air.

En lo que Apple no es buena, y puede que nunca lo sea, es en la verdadera opción de presupuesto, y eso puede ser una mala noticia para los fans del iPhone SE.

Puedes ponerte al día con las últimas filtraciones y rumores sobre este elusivo y muy esperado producto en nuestro centro de noticias del iPhone SE 3. Para las últimas ofertas, mientras tanto, lea nuestra guía de las mejores ofertas de iPhone.